Este artículo no trata de crear un ambiente xenófobo en el blog ni de callar ninguna opinión. Me decidí escribir esto porque leyendo los comentarios y pedidos de nuestros lectores para que vengan artistas internacionales me di cuenta de dos cosas muy interesantes y creo que ambas ser relacionan de alguna manera. Por favor, este es mi primer articulo así que no lo malee que lo hice con cariño, espero que aunque sea algunos pocos se tomen la molestia de leerlo completo. 

Para comenzar, me parece genial que a principios del año estén viniendo muchísimos grupos internacionales que nunca se nos hubiese ocurrió verlos por acá y ni que hablar de los que se vendrán. Eso nos pone contentos a todos, sin importar qué género escuches.

Pero lo que me sorprende es que hasta ahora no he visto ningún comentario que pidan conciertos de algún grupo nacional. Sé que los grupos limeños tocan todos los días pero también hay de los que no tocan con tanta frecuencia. Me sorprende tremendamente de la gente que habiendo tantos grupos peruanos buenos, nunca se les aclame en el blog.

Antes que nada hay que resaltar que este blog no esta enfocado en solo publicar conciertos de grupos internacionales, justamente una de las razones de crearlo fue el acercar más a las a la gente a los grupos peruanos. Tampoco nos damos la de los precursores del tema, existen muchas páginas, blogs, revistas, diarios, etc. que informan sobre la escena limeña y nacional pero nosotros queremos dar nuestro granito de arena. Si tenemos más de 2500 visitas diarias, creo que podríamos aprovechar eso para apoyar, aunque sea un poquito, al rock nacional. ¿Quién no sueña con que el rock peruano sea así de grande como en Argentina? ¿No sería bueno que así como acá muchas radios solo se dedican a pasar “rock en tu idioma” pero de Argentina, Méjico, Colombia, y otros más, recuerden que el rock peruano también es rock en tu idioma? Bueno el tema de las radios es muy complejo y preferiría tratarlo en otro momento.

A lo que voy es que no está mal que te guste un grupo extranjero pero también deberíamos tomarnos un tiempito para experimentar e irnos a Galerías Brasil y gastar 15 soles en un disco nacional, tal vez hasta termine gustándote tanto o más que un grupo gringo favorito.

No importa cual sea tu género favorito, créeme que acá en Perú hay variedad de bandas para todos los gustos, desde el metal más crudo y virtuoso, la poesía hecha hip hop, el punk más poguero, el rock más pastrulo, hasta el pop más pegajoso.

Otro tema es que lo poco que se consume es de Lima. No creo que en provincias no hayan chibolos que se sacan la mugre en una sala de ensayo de 3x 3 y que le metan todo el punche necesario para llegar a ser todos unas estrellas de rock o es que acaso el talento se lleva en los genes y que solo los gringos tienen la capacidad de componer obras maestras del rock. Especialmente ahora con la globalización y con las cabinas de internet, uno puede vivir en la punta del cerro más remoto del Perú y aún así enterarse del grupo más underground de la movida indie de Japón. Otro tema es que todavía la gente sigue pidiendo especiales de Guns n Roses en TVRock o ni que hablar de la decadencia en la que se encuentra el Jammin, programa que en sus inicios parecía la salvación del rock peruano pero hoy en día ni sé en que andarán. A veces pienso que nos hemos quedado estancados en el rock de los ochentas.

Si hay algo que envidiarles a los gringos es que allá les va tan bien, sus vida son tan fácil, aunque parece que ya no tanto (la moneda de la justicia les cambio la cara), que pueden dedicarse plenamente a ser músicos. En cambio, acá en Perú no la tenemos tan fácil, uno tiene mil problemas que pasar para sobrevivir en la pobreza y eso no nos deja mucho tiempo como para formar una banda y dedicarnos a ella como una profesión. Y es que la verdad ser músico es una profesión tan importante como ser abogado o ingeniero, los músicos nos llenan el alma de alegría, son necesarios para una sociedad, no hay cultura sin música.

Como dije antes, no se trata de fomentar la xenofobia pero si comparamos a los músicos de Megadeth con nosotros nos daremos cuenta de que no tenemos muchas cosas en común. El color de la piel, el idioma, las costumbres, lo que comen, lo que toman, sus ritos en general no son muy parecidos a los nuestros. Sin embargo, sí hay algo que nos une con esos seres de pelos largos y amarillos y es la rabia, la furia, el desenfreno adolecente y el pogo que no encontramos ni en la cumbia ni en la música criolla.

Esto no significa que veamos el mundo en blanco y negro, entre gringos metaleros y cholos criollos. Lima es una ciudad cosmopolita y si no fuese así entonces ninguno de nosotros hubiésemos crecido viendo MTV o viendo Power Rangers.

A lo que voy es que no tiene nada de malo querer que vengan grupos internacionales a tocar a Lima, todos lo queremos. Pero, por favor, háganme caso, escuchen rock nacional. El rock peruano tiene mucho que ofrecer, así como la cumbia de hace 40 años tuvo que ofrecer mucho al mundo y sin ella hoy en día no existiría la tan aclamada cumbia argentina, o los grupso de rock de los 60s y 70s que marcarón tanto su época, o ni qué decir de Los Saicos, conocidos como los creadore de tan famoso punk. El rock peruano también puede volverse un nuevo género que lo escuchen en todo el mundo así como el brit pop, pero todo tiene que comenzar con nosotros mismos.

No estoy hablando de grupos como Amen y Libido, de los cuales no cuestiono su calidad como músicos y que ya tienen su hinchada bien grande (aunque a Zen ya no lo pasan por la radio ¿será que el reggaetón les ganó?), sino de esos estupendos grupos que nadie les da bola pero igual son parte de la historia del rock nacional o de los que recién están comenzando y que tienen apuestas nuevas y frescas.

Compren discos originales peruanos, no cuestan más de 15 soles; vayan a conciertos de rock peruano, no pasan más de 15 soles. Ayudemos a crear la escena, necesitamos unidad. EL ROCK ES CULTURA.

Y como dije al principio, no se trata de dejar de escuchar rock gringo, todos queremos ver a AC/DC, Metallica, Smashing Pumpkins, The Cure, Iron Maiden, etc, pero mientras tanto vayamos los fines de semana a ver tocar grupos nacionales.

Para terminar les dejo un artículo que sale en el disco “El loco y la sucia” de Rafo Ráez Luna del año 1998 que me parece muy interesante y que va con el tema.

EL ROCK´N´ROLL LLEGÓ A PERÚ del peor modo, llámalo neocolonialismo, imperialismo o como quieras, el hecho es que los gringos dispersan sus ideas y gustos por todo el planeta, y así como Chabuca Granda y Felipe Pinglo conocieron las últimas modas de su tiempo nosotros también conocemos las últimas del nuestro.
AHORA BIEN, si esa cultura gringa fuera totalmente estúpida entonces no podrían tenernos tan dominados, por otra parte si gringolandia fuera una sola cosa con un solo objetivo monolítico entonces no tendrían conflictos internos, y no existiría el rock´n´roll. Puesto que más de la mitad del rock es rebeldía y autocrítica, no sólo de la sociedad gringa sino de la modernidad entera.
HOY COMO AYER existe en nuestra sociedad un importante sector de vendepatrias descendientes no genéticos de los que antes eran el enlace entre la corona española y el indio local, ahora ellos como bisagra entre los poderosos y el cholo saben que han nacido aquí, pero prefieren presentarse como de afuera, desean alejarse de nosotros real y simbólicamente y tratan de parecer siempre externos. Ellos, nuestros traídos y Judas muy pocas cosas nos han traido, lo saxos para el Haylas y para nosotros el rock´n´roll.
EL ROCK NO ES SÓLO MÚSICA, el rock es canción, esto es música, letra y actitud. Ahí va una anécdota: Cuentan que el primer disco de 45 rpm de Elvis Presley tenia dos ordinarias cancones d
el USA sureño, en un lado había una canción típicamente blanca (por su música y letra), pero Elvis parecía un negro al cantarla; en el otro lado había una canción típicamente negra (por su letra y música) pero Elvis parecía un blanco al tocarla. Luego el fulado fue cambiando, pero como un teléfono malogrado siempre contuvo en su discurso esa contradicción.
CONTRADICCIÓN, es una gran palabra, el rock nació en gringolandia como folklore urbano, luego creció y se volvió industria, como industria llegóa nosotros para acomplejarnos, pero poco a poco fue aquí reforlmulado como folklore urbano, fue ahí que nos apropiamos del rock´n´roll.
APROPIACIÓN es otra palabra clave, el pasaporte peruano cierra muchas puertas, si nos han robado tanto, ¿por qué no robarles algo a ellos?, en realidad nadie planeó el robo… teníamos tanto que decir que no entraba en los valses ni en los huaynos que no quedo otra forma de cantarlo. No fue una elección, fue un arrinconamiento, todo eso exploto con el rock subterráneo. Las esperanzas y problemas había cambiando tanto y todo el maldito día hablaban de peruanidad. Siendo esos mismos tradicionalistas quienes deseaban llevarse a toda su familia al planeta gringo, su concepto de belleza negaba el de independencia.