cms_image_4161La agencia peruana de noticias Andina ha publicado un artículo que realmente muestra la poca importancia que se le da a la cultura, como si no fuera un aspecto importante para la sociedad, en nuestro país. Mientras todo iba perfecto con los conciertos, ahora la Sunat busca que se les dé un pago por adelantado del IGV para evitar la evasión de estos. Sin embargo, el problema está en que la medida que ellos proponen desalentaría la inversión en estos espectáculos ya que en este negocio no se puede saber cuánto se venderá, por lo tanto no se podría hacer un pago por adelantado adecuado.

Los dejamos con el artículo completo que muestra las dos posturas, la de Graciela Ortiz, titular de la Sunat, y la de Oscar Ráez, director general de Apdayc:

(ANDINA).- La Sunat está evaluando la posibilidad de incorporar los espectáculos artísticos al régimen del pago adelantado del Impuesto General a las Ventas (IGV), conocido también como percepciones o retenciones, adelantó la titular de esa institución, Graciela Ortiz.

Ello obedecería a que si bien en los últimos meses el país registró un importante incremento de megaconciertos con estrellas internacionales, dicha situación no se evidenció en la recaudación por espectáculos artísticos a cargo de la Sunat.

De acuerdo con la jefa de la Sunat, la medida formaría parte del plan anticrisis para luchar contra la informalidad y la evasión tributaria.

“Tenemos un grave problema con esta actividad y es que siempre tratan de evadir el pago de impuestos. De ahí que debemos diseñar nuevos mecanismos para controlarlo. Una de ellas en evaluación es incluirlo en los mecanismos de pago adelanto del IGV”, comentó.

Sostuvo que no sólo se trata de megaconciertos, sino también de aquellos con artistas nacionales y que son celebrados en las zonas populares de Lima o al interior del país.

000078372tApdayc en desacuerdo

Al respecto, la Asociación Peruana de Autores y Compositores (Apdayc) se mostró hoy en desacuerdo con esta posibilidad –del pago por adelantado el Impuesto General a las Ventas (IGV)- al señalar que esa medida desalentaría la inversión en espectáculos artísticos.

El director general de Apdayc, Oscar Ráez, sostuvo que la propuesta de la Sunat revela un desconocimiento del negocio de los espectáculos artísticos, dado que no se puede pagar por adelantado el IGV porque este impuesto se paga directamente al momento de adquirir la entrada y está en proporción de la cantidad de boletos vendidos y no a las expectativas de asistencia de público.

Indicó que tal vez la Sunat considera que el cobro del IGV debe estar de acuerdo con la capacidad del escenario donde se presenta el artista, pero esto es incorrecto porque en ciertos casos no va la cantidad de público que se espera y el show termina siendo una pérdida para el empresario.

“¿Cómo se puede pagar por adelantado el IGV si no se puede determinar con certeza cuántas personas asistirán al concierto? Esta medida desvirtúa la naturaleza jurídica del IGV y sería un gran obstáculo para la viabilidad de los espectáculos en el país”, manifestó el representante de Apdayc.

Dijo que si bien es posible que haya algunos empresarios que -habiendo tenido éxito en sus conciertos no hayan cancelado el pago del IGV- corresponde a la Sunat tomar las medidas correctivas que le faculta la ley en esos casos específicos, pero ello no puede motivar que se aplique una medida general a todos.

Ráez consideró que una alternativa en caso la Sunat quisiera fortalecer la lucha contra la informalidad y la evasión tributaria, sería el pago de una especie de garantía o fianza que esté relacionada con lo generado por la venta de entradas hasta cierto momento antes del concierto y la diferencia se haría luego de la liquidación al finalizar la venta de los boletos.

Señaló que una medida como la que propone la Sunat revertiría el buen rumbo que viene teniendo el mercado de los espectáculos artísticos luego de la exoneración del pago del impuesto municipal por este concepto, lo que ha permitido la llegada al Perú de importantes artistas de talla mundial, ha sido un gran estímulo para los artistas nacionales y con ello se generó más empleo en el país.