Que una banda toque en Lima no significa que será su mejor presentación de la gira, ni que será recibida por el público más apasionado del planeta, ni mucho menos que será un concierto recordado por el artista. Sin embargo, hay veces que los astros se alinean para darnos un momento único, un instante en el que cantar “today is the greatest day that i have ever really known” cobra un significado especial y se vuelve una verdad palpable, aunque sea por solo un segundo.

Eso sucedió el día de ayer, martes 17 de marzo, cuando William Patrick Corgan, fundador y destructor de The Smashing Pumpkins, celebró sus 48 años de edad tocando sobre un escenario peruano. Este fue un show íntimo, con la mitad de asistentes que hubo en su primera presentación del 2010, lo cual aseguró una fanaticada más comprensiva y no aquella en busca de los grandes éxitos de “la banda fundamental de los 90s”, como se le promocionó en aquel entonces.

Además porque Billy se encuentra en un momento muy particular de su historia. En un nuevo intento por reinventarse y liberarse del peso de la enorme cruz que significa ser el líder de The Smashing Pumpkins, Corgan vuelve a los escenarios con una bizarra e interesante alineación. Además de Jeff Schroeder, su mano derecha desde el 2007, se suma en el bajo Mark Stoermer (The Killers) y en batería Brad Wilk (RATM, Audioslave). Motivo suficiente para despertar la curiosidad de ver cómo suena The Smashing Pumpkins en el 2015.

Los encargados de abrir la noche fueron los nacionales de La Pequeña Muerte, banda recientemente formada por Rafo de la Cuba (ex Presidente Morsa), Daniel Ruíz (ex Space Bee), Iván Mindreau (ex Libido) y David Acuña (ex Autobus). Los locales repasaron las canciones de su disco debut, el cual recoge una amplia gama de influencias que van desde los años 60s hasta los 90s. Sin embargo, a pesar de la experiencia de sus cuatro integrantes, el final de su presentación mostró algunos errores propios del nerviosismo, los cuales no desmerece a la banda y la calidad de sus composiciones (que hasta Smashing se equivocó y no por eso Billy puteó a sus compañeros en frente de todos).

003--KasabianLos siguientes de la noche serían, según varios premios, la mejor banda de Inglaterra en la actualidad. No solo eso, la mejor banda de Inglaterra llegaría con el mejor disco del año. Estamos hablando de Kasabian y su 48: 13, quienes aparecieron a las 9pm para subir los decibeles al máximo. Al igual que el álbum, su presentación comenzó con “(shiva)” y “bumblebeee”. Pero fue a partir de los hits “Underdog” y “Days are forgotten” que sentimos todo el sonido británico de esta banda que hereda un legado que comienza con The Kinks y The Rolling Stones pero que continúa hasta The Stone Roses y Oasis.

La agrupación liderada por Sergio Pizzorno y Tom Meighan no solo demostró su linaje rockero, sino también su fusión con la música electrónica. Sino de dónde vienen los abrumadores bajos y bailable base rítmica de “eez-eh”. Pues debemos recordar Inglaterra fue cuna del acid house y de bandas como New Order y Happy Mondays, pero también del dub y los sound systems afrodescendientes.

004--KasabianKasabian son tan británicos que para equilibrar sus raíces nos ofrecieron su versión de una clásica banda americana. Su lado rockero homenajeó a The Doors con “People are strange” y su lado electrónico a Fat Boy Slim con “Praise you”. Fue así como luego de una hora y quince minutos se despidieron del público local demostrando porqué se merecieron cerrar el Festival Glastonbury del 2014.

Ahora venía una banda, un sonido y una raíz totalmente distinta. Estábamos por recibir una banda puramente americana. A mi parecer, la más creativa e interesante del monótono saco de música alternativa y grunge que dominó los 90s en Estados Unidos. La que logró capturar el espíritu de la apatía y pesimismo de la juventud americana que vivió su adolescencia en un mundo post Guerra Fría pero sin caer en la sombra que generó Nirvana y “Smells like teen spirit”. Un estilo que el mismo Billy describió como “música reprimida sobre existencialismo para la juventud blanca de clase media de los suburbios”.

005--Smashing-PumpkinsAsí apareció Billy y compañía para demostrar que basta con dos guitarras, un bajo y una batería para rockear. Puro rock n roll orgánico de la vieja escuela, sin visuales ni mucho apoyo de luces, sin parafernalia para animar al público ni mañoserías aduladoras que repiten el guión noche tras noche. No, este show se basó en la música y nada más que la música de The Smashing Pumpkins.

Obviamente los temas que más alocaron a la masa fueron “Tonight, tonight”, “Ava adore”, “Stand inside your love”, “1979”, “Disarm” y “Bullet with butterfly wings”. Así que muchos recibieron lo que fueron a buscar, pero también hubo espacio para conocer lo nuevo del Monuments to an Elegy (2014) con “Being beige”, “Drum + fife y “One and all (we are)”.

006--Smashing-Pumpkins¿Y qué tal la nueva alineación de las calabazas? El bajo de Mark fue lo usual, un acompañamiento más que nada (no por eso menos importante). Pero el cariño del público se lo llevó Brad Wilk, el más aplaudido de la banda, quien demostró su potente golpe en temas como “United States”. Para muchos fue algo raro, especialmente luego del complejo estilo de Jimmy Chamberlin, el cual trató de ser emulado por el joven Mike Byrne. En cambio lo de Brad es un giro radical, un regreso a lo simple que marca una nueva faceta para la banda.

Pero lo que hizo especial y único este concierto fue lo que vino en el encore. Billy aparece con su guitarra acústica para cantar Happy birthday” junto a su público peruano. En eso, desde atrás aparece su staff con una torta para que sople las velas. El emotivo momento mereció que Corgan nos pidiese un regalo. Él quería tocar un tema para sí mismo, y se mandó una versión acústica de “Dorian”. Y para acabar nos regaló, a pesar de que no le guste tocarla, una divertida versión de “Today”.

Así culminó la segunda presentación de The Smashing Pumpkins en Lima. Como dije, muchos conciertos parecen “otro día más en la oficina” para quienes el rock es su trabajo. Pero el día de ayer tuvimos un momento especial que jamás se repetirá y que solo unos pocos afortunados tuvieron la suerte de vivir y de compartir con nuestro pelado favorito. Larga vida a William Patrick Corgan y que podamos disfrutar muchos solos de guitarra más.

 

setlist Kasabian:

1. (shiva)
2. bumblebeee
3. Shoot the Runner
4. Underdog
5. Days Are Forgotten
6. eez-eh
7. Cutt Off
8. Club Foot
9. Thick as Thieves
10. People Are Strange
11. Re?Wired
12. treat
13. Switchblade Smiles
14. Praise You
15. L.S.F. (Lost Souls Forever)
16. stevie
17. Vlad the Impaler
18. Fire

setlist The Smashing Pumpkins:

1. Cherub Rock
2. Tonight, Tonight
3. Ava Adore
4. Being Beige
5. Drum + Fife
6. Glass and the Ghost Children
7. Stand Inside Your Love
8. 1979
9. Monuments
10. Drown
11. Disarm
12. One and All (We Are)
13. United States
14. Bullet with Butterfly Wings
15. Heavy Metal Machine
Encore:
16. Happy Birthday
17. Dorian
18. Today

1K Compartir