Crónica: Airbourne y Ratos de Porao en Lima 2017

El pasado martes 5 de abril la discoteca Mangos de Lince volvió a abrir sus puertas para recibir a la banda de hard rock Airbourne. Como parte de su gira Breakin’ Outta Hell en defensa de su cuarto álbum de estudio y con Ratos de Porão como artista invitado, los australianos considerados como los sucesores de AC/DC reunieron a 500 personas en su concierto debut en Lima.

La noche comenzó con Dios Hastio tocando más afilados que nunca y sorprendiendo con Camilo Uriarte (El Aire, Radio Garage) en guitarra y Alejandro Lamas (Saqra) en bajo. La banda de crust punk nacional ofreció un show corto que tuvo que ajustarse a los apretados horarios pero que sirvió para mostrarlos en un escenario y un sonido gigante que supieron aprovechar.

Los brasileños Ratos de Porao empezaron su show pasadas las 9pm iniciando su set con “Tattoo Maniac”. Tuvieron un pequeño percance con la batería cuando empezaban a tocar “Crise Geral” que sirvió para que el guitarrista Jão bromee con que así son los conciertos en el tercer mundo. Repasaron su historia tocando el setlist que vienen haciendo en esta gira, con temas como “Maquina Militar”, “Expresso da Escravidao” y “Sentir Ódio e Nada Mais”.

Pero el momento cumbre para muchos fue cuando tocaron “Beber Até Morrer”, y agregaron “Ascensao e queda”, tema que no tocaron el fin de semana pasado en Chile. La banda clave del crossover latinoamericano desató los pogos más salvajes de la noche ante una cantidad importante del público que dejaba claro que estaban ahí presentes por los brasileros. Punto aparte a celebrar es la entrega de su guitarrista, Jão, quien tiene la actitud y entrega en el escenario que prueba de que no se necesita virtuosismo para conseguir que tu público te sienta cuando tocas.

A medida que pasaban los minutos el local se vio bastante más lleno de pronto, y para cuando empezó Airbourne, los headliners de la noche, ya se sentía bastante calor en el ambiente. Los jóvenes australianos arrancaron a las 10:35 pm con “Ready to rock”, entre vítores y el backtrack épico que decidieron usar como intro, y rápidamente la noche volvió a prenderse, y esta vez podías notar la euforia del público.

Siguieron con “Too much, too young, too fast”, “Rivalry”, “Breaking out of hell”, “Girls in black”, y le dedicaron “It’s all for rock n’ roll” a la memoria de Lemmy Kilmister. Hicieron dos encores, en el primero volvieron con “Running Wild” y en el final con “Live it up”. Acabada la presentación escuché a un amigo emocionado suspirar “esto es lo más cerca que estaré de ver a AC/DC”. Así fue como se sintió este concierto.

Fotos por Samuel Girón

Compartir 107