Crónica: Basement en Lima 2017

Cuando recientemente los británicos de Basement ficharon por el sello discográfico Fueled By Ramen (subsidiaria de Warner Music Group distribuido por Atlantic Records), dejando atrás a Run For Cover, el sello que los catapultó a la fama, podía saberse que este quinteto de Ipswich estaba listo para hacer cosas grandes y para llegar a todas las partes del mundo que fueran posible.

Es así que en el marco de la re-edición de lujo de su último álbum, Promise Everything, finalmente la banda decidió embarcarse en su primer paso por Latinoamérica entera, caso contrario a lo que bandas familiares como Tigers Jaw o Title Fight habían hecho en su primera visita presentándose solamente en Brasil.

La productora Atlantis Prod. fue la que se atrevió a traerlos a esta gris ciudad, convocando así a peruanos de distintas regiones para una única presentación el 18 de junio del 2017 en el Festiva. Digo que se atrevieron porque más allá de la emoción de poder ver a un exponente actual del hardcore punk/rock alternativo en nuestro país, sigue abierto el debate y las críticas acerca de si es considerablemente rentable hacer shows internacionales de géneros dentro del underground, y es ahí donde justamente es importante reconocer el esfuerzo y las ganas a una productora que no había incursionado anteriormente en bandas de este corte, pero que parece llegó para quedarse por un tiempo.

Para esta increíble noche se programaron tres teloneros: los locales Planos y Cecimonster Vs Donka, junto a los chilenos de Backyard. Todos los actos igual de motivados demostrando las razones de por qué estaban ahí, buscando prender los motores antes del estelar. Planos, con una formación “estrella” incluyendo miembros de Valerie Series, Contracorriente e incluso un ex miembro de los propios Cecimonster, fueron los primeros en saltar al escenario en lo que podría considerarse un show debut de ensueño, después de varios años de trabajo dedicadas a puros ensayos.

Backyard entraría luego para dar su segunda presentación en Lima, curiosamente habiendo sido ambas en el mismo local, encontrando una gran oportunidad de darse a conocer debido a su propuesta muy en la línea de Basement. Finalmente entraría Cecimonster Vs Donka para hacer un repaso por su discografía, incluyendo canciones en inglés y español, y así desatar los primeros pogos y saltos en parte del público. Así quedaba todo listo para que todo pudiera explotar.

Los integrantes de Basement rápidamente se pondrían sobre el escenario para instalar ellos mismos sus propios equipos, con ayuda de miembros del staff o de integrantes de las bandas que ya habían tocado, pasarían así unos cuantos minutos de instalación y chequeo de sonido. Esto hacía esperar que el sonido de la banda estelar fuera a resaltar y que se obtuviera una experiencia sonora rica; sin embargo, lamentablemente este no sería el caso, quedando cierto sinsabor que aparentemente tendría que ver más con la acústica del local que con el gran equipo de sonido proporcionado por la producción.

Estaban programados a empezar a las 10:30 y fue así que no muy alejados de esa hora, el Festiva reventaría con como los fans más acérrimos vaticinaban que sería según setlists de shows anteriores compartidos: sonaban los primeros acordes de “Whole” y las cerca de 200 almas jóvenes reunidas soltaban emocionadas. Increíble saber que era realidad que himnos de I Wish I Could Stay Here, Colourmeinkindness y Promise Everything irían a ser ejecutados frente a nuestros ojos, resonando en nuestros corazones.

Seguirían “Aquasun”, “Fading” y “Crickets Throw Their Voice” y la gente comenzaba a aglomerarse adelante conforme las emociones comenzaban a hacerse más intensas. Es también en ese momento en el que una exagerada reverberación en la salida de voz hacía confusa la interpretación vocal de Andrew Fischer, quien se caracteriza por un melódico canto con tendencia a romper en estridentes gritos. Esto junto a una desconexión temporal de los monitores del guitarrista Alex Henery, serían los puntos más notorios de la descompensación del sonido. Seguramente fue durante un stage diving que se originó, y claro, mucho tenía que ver probablemente con vivir el momento más allá de cómo suene o de qué tanto tomas el micro para hacer lo propio. ¡Es Basement!

Llegaría un momento intermediario con temas como “For You The Moon”, “Earl Gray”, “Bad Apple” y “Canada Square”, para finalmente rematar el setlist con los temas más populares de la banda “Promise Everything”, “Pine” y “Covet”. La despedida había sido un poco rápida como para pensar que era definitiva y sería después de unas cuantas arengas en inglés que el quintento decidiría volver para agregar el broche de oro con el furioso “Yoke”. Ya corren rumores de qué artistas similares estarían en camino, pero lo cierto es que esta noche fue importante para saber que hoy por hoy toda visita es posible y que vale la pena seguir soñando.

Crónica Paulo Contreras. Fotos Victor Tsuchida

1. Whole
2. Aquasun
3. Fading
4. Crickets Throw Their Voice
5. Spoiled
6. For You The Moon
7. Earl Grey
8. Bad Apple
9. Canada Square
10. Brother’s Keeper
11. Promise Everything
12. Breathe
13. Pine
14. Covet
Encore:
15. Yoke