Crónica: Justin Bieber en Lima 2017

Atrás quedó el cerquillo y el “puppy love”. Justin Bieber se encuentra en la transición de ídolo infantil a rompecorazones de swag juvenil. El Purpose World Tour marca una nueva etapa entre soberbia y honestidad de un artista que vive la condena de madurar ante los ojos del mundo: “my life is a movie and everyone is watching”.

“Sorry. My mama dont like you” dice el merch oficial de la gira que cautiva un público distinto al que vimos en el 2011 cuando vino por primera vez al Perú. El número de niñas acompañadas de sus madres ha sido superado por adolescentes dispuestas a romper la discoteca al ritmo de EDM y hip hop.

Su extensa gira mundial, que inició en marzo del 2016 y acabará en septiembre del 2017, tuvo su paso por Lima el miércoles 5 de abril en el Estadio Nacional ante 30 mil beliebers ansiosas por escuchar los temas de su cuarto disco de estudio, superando la cifra de 22 mil de su concierto del 2011.

El show comenzó cerca de las 9 pm. Justin Bieber desciende de una cápsula desde donde canta “Mark My Words” mientras escribe palabras sobre el cristal. Luego aparece sobre el escenario y canta su tema con Skrillex, Diplo y Jack Ü, “Where Are Ü Now” mientras camina hacia la pasarela y se levanta el polo dejando ver sus abdominales y tatuajes. En respuesta el público estalla en gritos.

El escenario tiene distintas plataformas que suben y bajan mientras pirotecnia detona por los aires. En “The feeling” alguien le avienta un polo que recibe y devuelve al público con una mirada de reproche. Este será el único objeto que se le ofrende sobre el escenario al canadiense, quien aprovecha la siguiente canción, “Boyfriend”, para agradecer a los presentes: “Gracias por estar aquí esta noche pudiendo estar en cualquier otro lugar“.

Es con “Love yourself”, su tema con Ed Sheeran, que recién podemos apreciar su voz. Pero fue con “Been you”, uno de los temas más celebrados de la noche, que sentimos el poder de su talento musical respaldado tan solo por una guitarra acústica. “Tonight is going to be the best night of my life” son las palabras con las que convence a todo el estadio.

Luego del segmento acústico llegó el momento de regresar a la fiesta con “Company”, “No sense”, “Hold tight” y “No pressure” mostrando su dominio del r&b y sus coqueteos con el trap. Ya no usa el micrófono pegado a la cara para las coreografías ni el apoyo de una pista de voz. Ahora lleva el micrófono en mano para mostrar su destreza como cantante.

Tras un cambio de vestuario llegó otro de los momentos más tiernos de la noche invitando a varios niños a cantar “Childern”. Del buzo plomo con el que comenzó fue cambiando a un vestuario más apropiado para una noche discotequera. El final del show se acercaba y había que vestirse para la ocasión.

“What do you mean?”, “Baby”, “Porpuse” y “Sorry” fueron las encargadas de cerrar la noche tras hora y media de show. Justin Bieber nos ofreció una presentación impecable en el que destacó su talento como cantante, instrumentista y bailarín. Porpuse marca un nuevo camino hacia la adultez para la estrella pop que pide perdón por sus errores y celebra que vale la pena vivir la vida.

Crónica por Gerardo Silva. Fotos por ABC Comunicaciones.

Setlist:

1. Mark My Words
2. Where Are Ü Now
3. Get Used To It
4. I’ll Show You
5. The Feeling
6. Boyfriend
7. Love Yourself
8. Been You
9. Company
10. No Sense
11. Hold Tight
12. No Pressure
13. As Long As You Love Me
14. Children
15. Let Me Love You
16. Life is Worth Living
17. What Do You Mean?
18. Baby
19. Purpose
20. Sorry

Compartir 490