Crónica: Santiago Motorizado en Lima 2017

Ayer, Santiago Ariel Barrionuevo Iribarne volvió subir a un escenario peruano. Motivado por la reciente grabación de su LP debut, Santiago Motorizado se aventuró a presentarse por primera vez en Guatemala y Perú. Vino acompañado de la tecladista Mora “Morita” Sánchez Viamonte de la banda 107 Faunos y del baterista Tomás “Tom” Quintans que canta y toca la guitarra en la banda Bestia Bebé, lo cual seguro no era gratuito tomando en cuenta que las tres bandas pertenecen justamente al colectivo de Laptra Discos.

Para empezar la velada, estaban invitados los actos locales Montaña Negra y Conde Duque. Montaña Negra es Muriel Holguín, bajista de Eva y John y ex-baterista de Gomas, quien entre constantes idas y venidas del país e incluso conciertos de despedida, decidió lanzarse hace no mucho con un sincero proyecto solista. A voz y guitarra esta noche fue la oportunidad perfecta de poder llegar a los corazones de un buen número de personas que probablemente aún no la habían podido escuchar.

Conde Duque es Román Morales, quien entre un sinnúmero de proyectos podría encontrase mejor relacionado a su actual banda Juan Gris, cuyo baterista Beto Castro justamente lo acompañaba sobre el escenario. Esto último creaba la duda de por qué mejor no se habían presentado ellos, quienes han teloneado ya dos veces para El Mató, pero quizás era esa justamente la respuesta. Volviendo al Conde, puede ser un personaje muy disperso, pero es esa voz y guitarreo de un joven desenfrenado (quizás más en alma que en cuerpo) lo que siempre se mantiene y lo que llevó al punto de ebullición en su presentación con “Amigo”, la canción más aclamada de Juan Gris con la terminó su participación.

Ya con un local lleno, el buen Santiago entraría en escena para empezar con una corta canción aparentemente nueva y así dar paso a su banda, momento a partir del cual Tom sería punto de gritos en referencia a “Lo Quiero Mucho A Ese Muchacho” (una clásica canción de Bestia Bebé). Santiago también sería punto de gritos tratándose más que nada de piropos por su renovada imagen con varios kilos de menos y el cabello recortado. Fuera eso o para pedir una canción especial, el público que se mostraba muy emocionado de tenerlos en casa por una noche.

El trío completo arrancarían con “El Pastor Me Dio Su Mano” y “Chica Con Rencor”, dos canciones de Santiago Motorizado que, aunque aún no fueron propiamente lanzadas, ya que Santiago no tiene material discográfico publicado, pueden ser encontradas en Youtube al igual que el casi todas sus canciones, sean compiladas en un álbum acústico no oficial filtrado por fans o registradas en algún concierto en vivo a lo largo de estos años.

Santiago se mostraba mucho más dispuesto a mostrar un lenguaje no verbal con sus fans utilizando sus brazos y manos mientras interpretaba sus canciones para complementar las letras que salían de su interior, cosa que no se ve mucho cuando está en su quinteto. El público sabía que Santiago, aunque sea un tipo de pocas palabras, quería entrar en confianza.

Luego de esto vendría el primer tema de El Mató en la noche: “Yony B”, uno de los hits de su pronto a dejar de ser última producción, La Dinastía Scorpio. Aprovecharía tal vez intencionalmente en seguir con sus canciones “Hamilton” y “Juan”, que también están dedicadas a personas importantes en su vida, esa que transita entre la realidad y la fantasía, entre su entorno, su pasión por las películas de fantasía y los dibujos que realiza y tanto gustan a los fans de Laptra. Una canción después, vendría una segunda de El Mató: “El Último Sereno”.

Después de tocar “Jazmin Chino” de 107 Faunos llegaría el momento más inesperado de la noche: “Soy Rebelde” de la inmortal Jeannette, teniendo a Santiago apoyado en una base de batería y teclados para sostener el micrófono con ambas manos y confesarnos que el mundo lo ha hecho así, que nadie lo ha tratado con amor y que nadie lo ha querido nunca oír. Nada más que un bello y catártico momento, que sería aprovechado para empalmar con los tres temas solistas más vividos de la noche: “Pienso En Vos”, en el que quiso informarnos que la referencia a la película “Hechizo Del Tiempo” debía ser ligada directamente a “El Día La Marmota”, nombre latino oficial que no encajaba en el verso; “Amor En El Cine”, con la que se desatarían todos los saltos y el primer pogo oficial de la noche; y “El Gomoso”, una de las más pedidas de la noche que continuaría con el éxtasis del público situado en la parte de adelante.

Se acababa el material solista disponible y ya no quedaban más pedidos que no fueran canciones de El Mató, por lo que después de “Calamar Gigante N°8” (otro cover de 107 Faunos), empezaría el tributo a unas de las bandas argentinas de rock más influyentes de los últimos años y con encore incluido. “El Magnestismo” y “Mi Próximo Movimiento” serían las elegidas para iniciar y terminar, respectivamente, una seguidilla de himnos con las que Santiago se despedía nuevamente de nuestra ciudad.

Sabemos que será solo un hasta luego, pero sabemos también que siempre los vamos a esperar. Hay gente que dice que todas las canciones que compone Santiago suenan o hablan de lo mismo, pero hay gente que todo lo que hace puede sonar o hablar de un “te amo” y nadie se queja de eso, sino todo lo contrario: lo más probable es que haya alguien siendo feliz, así como hay alguien feliz escuchando a Santiago.

Crónica por Paulo Contreras. Fotos por Romina San Martín

Setlist:
1. Tema nuevo
2. El pastor me dio su mano
3. Chica con rencor
4. Yony B
5. Hamilton
6. Juan
7. El salto evolutivo
8. El último sereno
9. Jazmin Chino
10. No me trates mal
11. Quería vivir en otra casa
12. Soy rebelde
13. Pienso en vos
14. Amor en el cine
15. El gomoso
16. La revolución
17. Calamar gigante n°8
18. El magnetismo
19. El día del huracán
20. Navidad de reserva
21. Chica de oro
22. Dos galaxias
23. El tesoro
24. Próximo movimiento

Shares 64