Crónica: The Psychedelic Furs en Lima 2017

Noche fría de lunes, pero aun así, hoy, 7 de agosto, tocan The Psychedelic Furs y eso significa un buen inicio de semana. A pesar de la fecha, la convocatoria ha sido exitosa; bastante más gente de la que se esperaba. En su mayoría un público que conoció a la banda en la década de los ochenta y que ahora se hacía presente para ver el regreso de los londinenses de las Pieles Psicodélicas.

Tras un intro de “Warszawa”de David Bowie cerca de las 10 pm empieza el concierto con “Dumb waiters”, uno de sus primeros éxitos la que ha sido elegida para abrir sus presentaciones de esta gira. De la banda original solo quedan los hermanos Butler en voz y bajo. Los acompañan un combo de guitarra, teclados, batería y un saxofonista.

La puesta en escena es austera, sin gráficos y con las luces justas, pero eso es secundario, ya que los que estamos entre la audiencia vinimos a verlos sin más artilugios que nos distraigan de la música a la que nos tienen acostumbrados desde hace más de 30 años.

Se nota que no quieren dejarse ningún as bajo la manga ya que en la primera media hora se escuchan sus singles más conocidos como “The Ghost In You”, “Heaven” y su mega hit “Love My Way” mezclados con temas no menos buenos y que suenan con bastante potencia como “Heartbeat” y “Angels Don’t Cry, “Believe” y “Highwire Days”.

Ya en esos momentos uno nota que de repente no conoce todas las canciones, pero que hay algo que conecta todo fluidamente y que hace que uno esté muy contento: es la voz de Richard Butler, carrasposa y tierna al mismo tiempo, como una de esas mañana de resacas sensibles. Voz, que como muchas de la new wave, es deudora de alguna etapa de las tantas de Bowie. Ojo, no digo que se parezca, pero hay algún resabio que se percibe. En conclusión, una excelente voz que es única y que se ha mantenido muy bien con el tiempo.

Mención aparte a la vitalidad y alegría con la que se desenvuelve: sus característicos bailes, que vimos en tantos vídeos clips a través de los años; los saltitos que da al empezar cada canción, los tímidos “gracias” y sonrisas. Todo eso ayuda a pasar un muy buen momento. La banda a su vez impecable, con mención de honor para el saxofonista dando la nota precisa. Un par de veces pasando al clarinete y a la trompeta, mientras Butler ondea un par de veces la bandera peruana.

Suenan más canciones clásicas como “All That Money Wants” hasta que con una enérgica versión de “Pretty in Pink” se retiran del escenario. Como en todos los conciertos de bandas con tanta trayectoria se extrañan muchas canciones, pero el ambiente sigue combatiendo al frio de la noche, haciendo del lugar un sitio cálido y muy reconfortante.

Vuelven al escenario a los pocos minutos con dos grandes éxitos: “Heartbreak beat” y “Like a Stranger”, canción que según Richard cuenta, es un pedido especial .Ya con eso la noche había valido la pena, aun sin “Sister Europe” y “Until She Comes”. Va casi hora y media de concierto pero los músicos bastante emocionados regresan por segunda vez para regalarnos “President Gas”, el tema que abre su clásico álbum de 1982, y ahora sí, todos a casa contentos. Los que salimos del Barranco Arena ya no sentíamos frio y nos fuimos con la certeza de que esta será una excelente semana.

Crónica por Carlos Carranza. Fotos por Fabio D. Miranda

01. Dumb Waiters
02. Heartbeat
03. The Ghost In You
04. So Run Down
05. Heaven
06. No Tears
07. Believe (Love Spit Love cover)
08. Highwire Days
09. Love My Way
10. Angels Don’t Cry
11. Mr. Jones
12. All That Money Wants
13. House
14. Pretty in Pink
Encore:
15. Heartbreak Beat
16. Like a Stranger
17. India
Encore 2:
18. President Gas

Compartir 135