Crónica: We Are One Tour 2017

“ESTA NOCHE: Clase maestra de punk rock californiano”. Ese es el cartel que debía estar pegado afuera del C.C. Festiva para el último viernes que pasó. Claro, hablar del punk en California es hablar horas y horas de una movida que surge desde los años 70, pero aquí toca atenernos a lo que pudimos ver frente a nuestros ojos hace un par de noches. Con más de un cuarto de siglo de experiencia en la materia, Face To Face venía por primera vez a nuestro país a dar cátedra de lo que es hacer hoy en el 2017 aquel punk melódico que se consolidó en los 90 en manos de toda una generación ubicada principalmente en el sur y la bahía de California.

Si bien fue en California que geográficamente ocurrió, siendo justos, esta camada de bandas marcó y llegó a los corazones de todos los rincones impensados de este mundo. Es por ello que un cuarto de siglo después, es noticia importante para distintos países latinoamericanos la llegada de uno de sus últimos abanderados, y en Perú no fue la excepción. Soñadores de base dos, resilientes de base tres, nostálgicos de base cuatro, todos reunidos. No me hubiera extrañado ver a un padre asistiendo con su hijo, pogueando juntos. Estoy seguro que no soy la única persona que nació al mismo tiempo que Don’t Turn Away, el primer álbum de Face To Face.

Ahora, un acto como Face To Face necesitaba teloneros que estuvieran a la altura para países que nunca habían visto a la banda, y es por eso que el We Are One Tour se ganó la envidia de norteamericanos y europeos en carne propia: Ignite, Much The Same, The Fullblast y The Decline, todos subidos al mismo coche que los trajo por este lado del mundo.

El representante local que empezaría la noche sería Kronocidio, banda de hardcore punk formada en 1999 que recientemente volvió a la actividad, interpretando temas de su recopilatorio Arde Ciudad y el single “Pequeña máquina de guerra”. The Decline sería la primera banda internacional en saltar a la tarima. Fichados actualmente por principales sellos de skatepunk como lo son actualmente Bird Attack Records (Estados Unidos) y Bells On Records (Japón), los australianos salieron a entregarlo todo. Normalmente una banda australiana tocando punk técnico y veloz no suele decepcionar y ese fue el caso con ellos.

Luego sería el turno de arrancar para The Fullblast, directamente desde Canadá. “Dos choches que gustaban realmente de Lifetime empezaron una banda” es lo que dice en su página de Facebook respecto al inicio de la banda, y es respecto a su presente que la banda volvió a cobrar vida después de un hiato de 10 años. Fue cerca de las 9:00 pm que se presentaron, el horario estaba planteado para que el show fuera un poco más temprano de lo usual.

Para ese momento ya había un número decente de asistentes, los cuales despertarían del todo con la presencia de Much The Same arriba del escenario. Una de las mejores bandas en mantener el estilo del skate punk 90 y otro de los mejores retornos (desde el 2015, oficialmente) se presentaba por primera vez en Lima para lucir temas de Quitters Never Win y Survive sus dos discos de estudio e incluso dejar sonar nuevas canciones, de lo que esperamos sea su próximo tercer álbum. Pondrían la cuota humana también al dedicarle un tema a uno de sus integrantes, quien se encuentra en casa dándole batalla al cáncer.

Se acercaba el plato fuerte y sería el turno ahora de los veteranos de Ignite, quienes se presentaban nuevamente en nuestro país y por segunda vez consecutiva gracias a la productora 511. Hubo diferencias notables entre ambas presentaciones, partiendo desde que en esta ocasión la banda se presentaría en versión cuarteto y tendría a un Zoli Teglás con la salud al 100% y una mejor disposición para con el show. Por otro lado, este show sería mucho más corto y sin tantas sorpresas, pero dejando sonar éxitos de la banda como “Know Your History”, “Let It Burn”, “Who Sold Out Now?”, “This Is A War”, “Live For Better Days”, “Bleeding”, “Slowdown” y el cover de U2 “Sunday Bloody Sunday”.

Finalmente llegaba la razón por la cual el interior Festiva lucía abarrotado de gente. Liderados por Trever Keith, el vocalista/guitarrista de toda la vida, Face To Face salía a matar. “You’ve Done Nothing”, “Ordinary”, “Bent But Not Broken” y “You Lied” sonaban de arranque y el pogo ya estaba sembrado. Temas nuevos y antiguos, fans jóvenes y viejos, todos con la misma energía celebrando que uno de los mejores cuartetos de punk rock melódico pisaba por fin nuestra tierra. Sin nada que envidiar a sus épocas más juveniles, la performance en cada canción, la ejecución de cada instrumento, todo era impecable. Como si no hubiera sido suficiente ya con “Protection”, el increíble álbum que sacaron el año pasado nuevamente -después de 20 años- bajo el renombrado sello Fat Wreck Chords (pronunciado Fat Records), propiedad de Fat Mike de NOFX.

Trevor Keith hacía oír su admirable voz en envidiable estado durante tour, demostrando que la experiencia prevalece sobre todas las cosas, en compañía de las guitarras de Dennis Hill, con los redobles bien marcados de Danny Thompson en la batería y un bajista de otro planeta llamado Scott Shiflett quien desde 1996 que entró a la banda para poner a todos de cabeza. Sería con justicia que en una parte del set, permitirían a Scott atacar con lo que sería inicialmente unas salvajes líneas que prologándose constituirían un solo de bajo sin procedentes para un show de punk rock en nuestro país.

Dejarían en claro que venían a tocar todos los éxitos de su discografía, siendo así que escucharíamos himnos como “Double Crossed”, “AOK”, “I’m Trying”, “I Won’t Say I’m Sorry”, “Blind”, “It’s Not Over”, entre muchos otros más”. Sería así que se retirarían por un momento del escenario para dejar sentir a la ovación, quienes no dejarían de repetir el nombre de la banda, haciéndolos volver para dos perfectos temas de cierre: “Pastel” y el clásico de clásicos “Disconnected”. La mejor muestra de punk rock del año había terminado. “Han pasado 26 años para venir, pero prometemos volver pronto. Vendremos cada 2 años, ¿les parece? Avisen a sus amigos y que sus amigos avisen a sus amigos, que cada vez que volvamos venga más gente al show”. La pelota está la cancha, una vez más.

Crónica por Paulo Contreras. Fotos por Samuel Girón

Compartir 104