Aunque oficialmente haya terminado el verano, las calles de Barranco se mantuvieron frescas el jueves por la noche mientras cientos de jóvenes chupaban en la avenida Bolognesi previando para ver por última vez a Luis Guzmán. Fumadas ansiosas y negociaciones con la señora del kiosco fueron la antesala de la anticipada despedida con la banda de culto limeña que viene anunciando su retiro desde hace ya un tiempo. Después de varios intentos, la última vez que la banda buscó despedirse durante una fecha en el Centro de Lima se vio atrapada en un apagón poco después de comenzar el concierto. Esta vez la electricidad jugó a su favor y Luis Guzmán tocó un set completo incluyendo canciones de ambos discos y un cover sorpresa.

Como un shock eléctrico, el concierto arrancó ante la ya desesperada energía de una audiencia que nunca paró de poguear, bailar y gritar las canciones a todo pulmón. Algo sobre su sonido y las letras se refleja en las caras de sus fans mientras gimen los coros. Luis Guzmán es una banda que te acompaña en el fondo de la letrina con el corazón y la nariz rota. Sus canciones de amor y drogas duras han sido emblemáticas para la generación Pollos Piers que se sintió presente el jueves en el Sargento Pimienta, muchos de ellos influenciados por el filin y el sonido. Así, durante una las primeras canciones Santino Amigo subió a tomar el micrófono de manera espontánea unas horas después de haber declarado que si pudiese viajar en el tiempo quisiera volver al primer concierto de Luis Guzmán. Una declaración así de absurda tiene necesariamente que ser sincera.

Luis Guzman despedida Sargento Pimienta 2018

Desde esos primeros años en el Bernabé, el Local y el Partido Socialista, Luis Guzmán era el tipo de banda al que te quedabas hasta el final para escuchar. Causante de descontrol, fanaticada y al parecer dos documentales actualmente siendo producidos en paralelo acerca de la banda. Luchito claramente dejó huella.

El concierto estuvo pulcro. Teniendo dos discos con cuatro años de diferencia, el filin no disminuye entre canción y canción entre las cuales fueron trayendo músicos invitados incluyendo a Susana y Mariel Cebrian (de Gomas), Majunche (de Sonora Caverna) y Ricardo Wiesse (de La Mente) junto a quienes tocaron un cover bien random de ‘Los Enfermos’.

Aunque Luis Guzmán se despida mil veces de nosotros, cada vez se siente como el último avistamiento de un meteorito rocanrolero que habrá pasado por nuestra ciudad. Quizá así como Santino, en el futuro habrán nuevas generaciones de personas que desearán haber sido testigos de la banda más al borde de la leyenda que pasó por esta ciudad durante estos años. Mientras tanto, aunque este concierto haya sido su despedida oficial, igual tocarán este jueves para abrirle a la banda norteamericana Wavves. Quizá incluso queden un par de despedidas más, si quizá a la banda les duele tanto partir como a nosotros verlos irse.

Crónica por Rafael Gutierrez. Fotos por Daniel Sanchez.

Puedes ver más imágenes de la despedida de Luis Guzmán en nuestro Instagram:

31 Compartir