Crónica: La Lá en el Teatro Municipal 2018

Conocí a La Lá gracias a Gepe que la incluyó en su disco Estilo Libre y recuerdo haberla visto en Bazar cuando el chileno la invitó a cantar “Invierno”. Quedé prendado de su voz desde ese día. Desconocía todo el culto que ya tenía a partir de Rosa, su primer álbum. Luego de escucharlo (o devorarlo), le tocó el turno a Zamba Puta, lanzado el año pasado y no sorprendió que lo ubicaran entre lo mejor del año en listas de aquí y del extranjero.

Así que cuando se anunció este concierto, no dudé en hacerme de unas entradas para estar presente. Era la ocasión perfecta. Siempre me había perdido sus shows por cuestiones de tiempo, a pesar de que su generosidad le permitía presentarse en conciertos gratuitos en disquerías, parques y cafés.

La noche prometía mucho. La Lá en el Teatro Municipal teniendo como invitado a Manuelcha Prado. Se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer pero decidí ir con mi papá ya que es un seguidor del maestro ayacuchano. Toda la previa con él y su emoción llegando al Municipal hizo aún más especial la noche.

Inició teloneando Maréh, cantante colombiano cuya voz encandiló con canciones propias y de Chabuca Granda. El telón le jugó una mala pasada cuando bajó mientras aún anunciaba sus próximas presentaciones. El auditorio lo tomó con humor.

Llegó el turno de La Lá, que salió con el estruendo del público. Aún algo nerviosa, inició con “Mango”, luego la bella “Bebés” del aclamado Zamba Puta y para “Sirena” la noté ya más relajada. La exquisita instrumentación de la banda con oboe, saxo, violonchelo, guitarras y batería hacían el contrapeso ideal para el portento de la voz de La Lá. “Primavera del amor-odio” solo con guitarra sonó increíble y luego “Oeste”. Se dio tiempo para bromear y quedar “como una lorna” frente a todo el Municipal cuando se confundió al presentar “Salchipapa” en vez de esta canción. Las risas del respetable que seguro necesitaba la cantante para entrar en calor.

La Lá y sus hermosos conciertos ? ? . . . . #music #lalá

Una publicación compartida de Xime Ross (@ximerosstoo) el

Salió ataviada con un vestido de gala negro con estrellas -confeccionado por su hermano Alonso- cuya belleza radicaba en la simpleza de lo artesanal. Y justamente jugando con el vestido y sintiéndose la Madonna de Material Girl, la acompañaron unos coros marineros de sus músicos en “Primor”. Una maravilla.

Continuó la preciosa “Caramelo” en clave bossanova, y luego la única canción de su catálogo en inglés “Espejo Adolescente”. “Cornamenta” y “Leche tibia”, quizás las más influenciadas por el jazz y el indie de su último álbum se dejaron escuchar antes de presentar a su hermano Alonso -con un color de voz en perfecta armonía con el de su hermana- y juntos cantar otra de las joyas del Zamba Puta, “Linda Bler”. Para “Entera” se tomó un tiempo para dedicar unas palabras por el Día Internacional de la Mujer. Se agradeció el mensaje espontáneo y claro con el que se dirigió al público.

Tocó el turno de presentar a Manuelcha Prado. Inició con un solo de guitarra que enmudeció el Municipal. Emocionante escuchar en vivo, en una interpretación inmaculada, esos arpegios que he escuchado tantas veces cuando mi papá ponía sus discos en casa. Ya ni me atrevía a ver a mi costado mientras el maestro detenía el tiempo. Luego de ese solo, tal y como una película de cambios de personalidad, mi papá ya era un fan de La Lá -luego de todo lo escuchado- y yo quería escuchar todo lo que había lanzado Manuelcha ayer y hoy. Regresamos a Tierra con el huayno “Lirio Moradito”, esta vez con La Lá y Julio Perez Luna.

La versatilidad de la voz de la protagonista de la noche es una aplanadora, puede con todos los ritmos: pop, jazz, vals y con el huayno no solo se pasea sino agrega detalles de su cosecha que enriquece la canción. Eso me lo hace notar mi padre cuando termina y yo asiento.

El viaje continúa con “Hiedra”, primera canción de su primer álbum y luego “Jesús” con ese encantador trinar al final. “Animales”, esa suerte de carnavalito, fue la más celebrada de la noche desde que fue anunciada. Y no era para menos. Charango y voz construyendo una delicia de canción que debería estar en lo más alto del folklore que se ha hecho en este país. Y aún recuperando el aliento, “Selva Negra”, a guitarra y cajón y para quien escribe, la mejor de la noche, tiene la cadencia de las canciones de la inmensa Lucha Reyes con esas letras en las que el amor lo puede todo y que sin él la vida pende de un hilo.

Mamífera” está dedicada a la mujer-madre, aquella a la que la sociedad ya no permite soñar, en palabras de La Lá. Luego presentó dos nuevas canciones que -si hacía falta- era otro de los atractivos de este show. Ambas sonaron estupendas, a pesar que durante la noche se nos advirtió de lo accidentadas que podían sonar por ser el debut en vivo de ambas. El choque de manos del guitarrista y el baterista una vez que terminó la primera y más larga (“Morir soñando”) decía mucho de los nervios previos a su ejecución. Alegra mucho si, comprobar a través de estas dos nuevas canciones, que la música de La Lá sigue explorando nuevos sonidos que seguro desembarcarán en el tercer larga duración de la intérprete.

La despedida se acercaba y nada mejor que obviarla que “La felicidad”, hermosa canción del Zamba Puta en el que se narra la esperanza de encontrarse con alguien muy querido, La Lá y su entregado público quizás. Cerró la noche “Narcisos” y al finalizar la canción se tomó un tiempo para agradecer y junto con la banda hacer las reverencias respectivas al respetable que la ovacionó de pie incluso luego que bajó el telón. Muy merecido.

Y al final, procesando aún el show, te encuentras con la alegría de la gente al salir, el barullo, los comentarios y claro, el rostro de mi papá. Y no queda más que agradecer. Gracias Manuelcha Prado. Gracias La Lá.

Crónica por Álvaro Torres. Fotos por Fabio D. Miranda

Setlist:
1. Mango
2. Bebés
3. Sirena
4. Primavera del Amor-Odio
5. Oeste
6. Como una lorna
7. Salchipapa
8. Primor
9. Caramelo
10. Espejo Adolescente
11. Cornamenta
12. Leche tibia
13. Linda Bler
14. Entera
15. Manuelcha Prado solo de guitarra
16. Lirio Moradito (con Manuelcha Prado y Julio Perez Luna)
17. Hiedra
18. Jesús
19. Animales
20. Selva negra
21. Mamífera
22. Morir soñando
23. Paracas Cavernas
24. La Felicidad
25. Narcisos

546 Compartir