El viernes 22 de junio, coincidiendo con la primera noche del invierno, se dio el regreso de Mayhem al C.C. Festiva del Centro de Lima. La leyenda del black metal tocó todos los temas de su primer álbum largo, De Mysteriis Dom Sathanas (1994). Hellhammer, Necrobutcher, Attila, Teloch y Ghul volvieron con el mismo show que trajeron en el 2016, el que recuerdo como el mejor concierto de metal que haya visto en mi vida. Por eso, esta era una fecha de embriaguez y placeres prohibidos que no podía dejar pasar.

La mitología alrededor de De Mysteriis Dom Sathanas es motivo suficiente para despertar la curiosidad. Es el disco que lleva las letras compuestas por el cantante Dead antes de suicidarse, que luego se grabaron en la voz Attila de la banda húngara Tormentor. El bajista fundador Necrobutcher no quiso grabar el bajo por duelo a la muerte de Dead pero el desquiciado guitarrista Euronymous llamó a Varg Vikernes de Burzum para reemplazarlo en la grabación. Dos años después de seguir creciendo como ídolos de esta escena underground, Varg asesinó a Euronymous en una pelea. La familia del fallecido pidió que no se publicara el disco con las grabaciones de Vikernes pero el baterista Hellhammer le mintió a los padres de Euronymous y se publicó el disco sin ningún cambio.

Mayhem en Lima 2018

Los miembros sobrevivientes Necrobutcher y Attila se volvieron a juntar con Hellhammer y siguieron tocando estos temas en vivo y sacando nuevos discos. Sin embargo, sus primeros demos, el EP Deathcrush (1987) y el álbum De Mysteriis Dom Sathanas (1994) siguieron influenciando a nuevas generaciones de jóvenes en busca de esta música que cruza los límites entre la realidad y la ficción. De ahí que junto a los guitarristas Teloch (Gorgoroth, God Seed, 1349) y Ghul (Cradle of Filth), Mayhem siga tocando estos temas alrededor de todo el mundo, siendo una de las giras más espectaculares que pudimos presenciar en el 2018.

Nuevamente recibimos la combinación de emociones extremas que estábamos buscando. Los blast beats de Hellhammer y las capas crujientes de guitarras agudas sonaron a velocidades de adrenalina al borde del infarto. Encima de la música teníamos la grave voz de Attila narrando las historias sobre la muerte que compuso Dead. Y un juego de luces y de “cortadora” que te sometía a entrar en trance.

Necrobutcher parecía una bruja y Attila un monje maligno. Ambos te miraban a los ojos constantemente desafiando a un público que pogueó todas las canciones. Hellhammer no se veía pero se escuchaba con sus truenos. Todos los temas de De Mysteriis Dom Sathanas sonaron mejor que nunca y luego nos regalaron “Deathcrush”, “To Daimonion, Part I”, “Carnage” y “Pure Fucking Armageddon”.

Ver a Mayhem en concierto es una experiencia que te hace sentir vivo mientras coqueteas con la muerte. Se trata de la banda más extrema que existe, la que a inicios de los 90 llevó el metal a sus límites, no solo con su música sino con la historia detrás de sus miembros y su actitud hacia la vida.

Crónica por Gerardo Silva. Fotos por Brayan Flores

Más fotos de Mayhem en Lima 2018 en nuestro Instagram:

118 Compartir