Crónica: Vetusta Morla en Lima 2018

Me atrevería a decir que Vetusta Morla dio inicio ayer, viernes 1 de marzo, a una de las mejores temporadas de conciertos que el Perú ha tenido en años. Directamente desde Madrid, la banda española se presentó por primera vez en Lima en un show que dio repaso por lo mejor de su discografía e hizo énfasis en su última producción: Mismo Sitio, Mismo Lugar (2017).

Pasadas las 9 pm, se daría inicio al concierto en el Toro Retro Bar de Barranco con la misma canción que le da nombre al presente álbum y tour, seguido de una avalancha de temas que supieron elevar los ánimos del público: “Deséame Suerte”, “El Discurso del Rey”, “La Deriva”, “Maldita Dulzura”, “Cuarteles de Invierno”, “Copenaghe”, entre otras.

A pesar de las fallas técnicas que ocurrieron durante breves lapsos al comienzo del show, la recepción y calidez del público no se hizo esperar. Ninguna de las dificultades mermó en la performance de Vetusta Morla, sino que, muy por el contrario, los seis madrileños supieron lucirse y gozaron del apoyo de los asistentes con palmas y coreando las letras tan alto como pudieran.

“Pucho”, frontman de la banda, sabe conseguir lo que pocos líderes sin una guitarra colgada logran hacer: bastarse de movimientos en el escenario, mímicas y gestos para comunicar y transmitir lo que cada canción representa. De esta manera fue que “La Vieja Escuela”, “23 de Junio”, “Punto Sin Retorno”, y otras más intensas como “Valiente” y “Palmas en la Mancha” fueron impecables en todo sentido.

Una mención aparte definitivamente se la lleva el baterista, David García o más conocido como “El Indio”. Es él quien lleva en gran parte el peso de cada progresión, y ayer supo dar distintos matices de ello. Fue gracias a él que la experiencia fue casi como si hubiéramos escuchado las grabaciones de estudio de la banda, realmente un capo.

La noche siguió su rumbo y tras tocar sus más grandes éxitos, siendo el último tema “Los Días Raros”, agradecieron a todos por la bienvenida que Lima, su primera parada del tour latinoamericano, les supo ofrecer. Vetusta Morla no vino a destacar nuestra comida, alguna cerveza, ni cayó en sacar a relucir una bandera blanquirroja; este sexteto vino a hacer lo que mejor saben hacer: un indie rock pleno.

Gran energía de los españoles, una ejecución limpia y una puesta en escena que demostró por qué esta banda ha cosechado tan buenas críticas a nivel mundial.

Crónica por Daniel Vergaray. Fotos por Alessandra Vera

159 Compartir