El pasado sábado 4 de agosto se realizó la 2da edición de Viaje Al Sur, el cual se muestra como un ciclo de conciertos realizados en Lima con el fin de recorrer y unificar las bondades musicales de Argentina, Chile y Perú. El año pasado comenzaron con el pie derecho reuniendo a los argentinos de Tobogán Andaluz, los chilenos de Fármacos y los peruanos de Juan Gris en un formato de concierto rockero de bar.

Para esta nueva temporada, había que encontrar una fórmula que permitiera expandir los alcances en la comunidad y renovar los sonidos a presentar, y desde ya confirmo que lo lograron. Empezando por el local elegido para la realización del evento: los Domos Art de San Miguel, un complejo frente al mar con un domo como área principal acondicionado para hacerle frente al frío perfectamente, un patio con mesas y distintas ofertas gastronómicas y refrescantes alrededor, además de contar con baños habilitados y limpios.

Las propuestas musicales elegidas esta vez podían ser clasificadas a rasgos generales, según mi juicio, en dos tipos: por un lado estaba la experimentación pop por parte del chileno Francisco Victoria y la peruana Andrea Martinez, mientras que por el otro teníamos el lado más guitarrero e íntimo del argentino Luca Bocci y el local Santa García. Todos abanderados de una nueva generación que de alguna manera termina recayendo en cierta o gran parte sobre la etiqueta indie.

andrea martinez viaje al sur 2018 lima
La encargada de iniciar la noche era Andrea Martinez, que con una discografía basada en EPs y singles ha venido haciéndose un lugar en distintos espacios musicales: desde eventos universitarios gratuitos hasta en la primera edición del Festival Cosquín en nuestro país. Justamente su presentación incluiría temas de sus distintas producciones adaptados a un formato de dúo, los cuales serían bien recibidos por un público entusiasta que se había hecho presente de manera puntual para el inicio de la música en vivo.

El segundo en aparecer sería Santa García, nombre artístico del peruano Roberto Espinoza, quien radica actualmente en Argentina y que con esta presentación finalizaba una gira acústica que lo había llevado por Lima y Chile. Durante estas últimas semanas había podido promocionar su EP debut -titulado Nueva Ola (2017)- tocando por Lima, Concepción, Valparaíso, Santiago y nuevamente Lima. Aprovecharía, hacia el cierre de su set, para incentivar al público a que escuchen la música que se viene haciendo en nuestra ciudad en manos de artistas y sellos independientes.

viaje al sur santa garcia 2018 lima

Para este momento el domo ya lucía más lleno y el público, si bien se encontraba aún sentado sobre el césped, no dejaba de aplaudir y regalar gritos de aliento. Antes que aparecieran los actos internacionales de la noche, el aire que se respiraba ya podía decirte cuál era la dinámica de la noche: un ambiente tan íntimo como grato, en el que muchos corazones jóvenes habían decidido asistir a la Costa Verde cuando el cielo comenzaba a oscurecer y dentro de lo que ha sido uno de los inviernos más fríos que me ha tocado vivir en Lima. Todos bajo un mismo techo para celebrar en comunión que hoy en día nuestra ciudad busca convertirse en una plaza musical desde intentos y esfuerzos por parte de amantes de la música disfrazados de agentes musicales y organizaciones independientes.

Llegaría el turno del chileno Francisco Victoria, quien a sus 22 años de edad salió a presentarse en sociedad con su disco debut Prenda (2018), bajo la ardua producción de una de las mayores estrellas del pop chileno en esta década: Alex Anwandter (quien estará llegando a nuestro país a fin de mes). Francisco subiría al escenario, automáticamente todos se pararían y el chileno nos regalaría una interesante puesta en escena que, sin recurrir a la extravagancia o un excesivo glamour de la estética del pop , se valía más bien de un buen registro vocal y un estilo atrevido sobre el escenario. Su show en vivo no haría más que reafirmar la crítica positiva que su primera producción ha venido recibiendo.

francisco victoria viaje al sur 2018 lima

El horario se había cumplido a la perfección, el sonido realmente cumplía su función de exponenciar el trabajo de los músicos sobre la tarima y finalmente ya quedaba solo un artista más, que para mi grata sorpresa gozaría de un alto fanatismo por parte de las aproximadamente 250 personas que se encontraban presentes, o al menos la mayoría.

Media hora antes de lo anunciado y sin más acompañamiento que una guitarra eléctrica colgada, Luca Bocci se encontraba frente a nosotros en medio de ovaciones con ganas de darlo todo. Con una suerte de popurrís de sus temas, una de las últimas reencarnaciones del “rock argentino” encontraba el nirvana en medio de gritos al cielo y una voz inquebrantable que decía esas frases que los jóvenes de hoy tanto buscan fuera de casa. “Hace mucho no toco en este formato. Quien sabe y puede ser la última vez que toque estas canciones“, decía el argentino, desatando la euforia entre sus seguidores.

Si se revisa rápidamente, puede encontrarse de manera fácil comparaciones que lo acercan a exponentes de la talla de Fito Páez. Y es que sí, parece ser que de 1 en un millón de argentinos, nace un alma bohemia que necesita ser salvada por una melodía y lírica desaforada, continuando un legado que lleva colocando a Argentina como el país rockero por excelencia en nuestra región.

Ya se me están acabando los temas, así que la alargo con unos covers“, diría Luca Bocci antes de hacerle un tributo a viejos y nuevos clásicos del rock hecho en su país: un cover del propio Fito Páez así como “Influencia” de Charly García y “Turco X” de Perras On The Beach. Temas propios como “Era de Piscis” y “Bahía” redondearían una gran primera aparición del mendocino en el Perú, quien además instó a la audiencia a valorar lo que se está haciendo en nuestra potente escena musical y a cuestionar todo lo que se dice y se ve, porque la opresión política es y será cada vez más fuerte. Queda la promesa de que mientras haya música, mientras haya voz, nosotros podremos resistir.

Crónica por Paulo Contreras. Fotos por Sebastían Pesadilla

Mira más fotos del Viaje al Sur II en nuestra cuenta de Instagram:

87 Compartir