El día de ayer, jueves 12 de marzo, a eso del mediodía, el presidente Martín Vizcarra envió un mensaje a la nación para enfrentar el coronavirus: se prohíben los espectáculos de más de 300 personas hasta que acabe la emergencia. Horas más tarde, se hacía oficial que los conciertos de Tokio Hotel, Guns N’ Roses, Rhapsody, Andrés Calamaro, LP, Lindsey Stirling y varios más se suspenden hasta nuevo aviso.

Esa misma noche, en el CCB de Barranco, estaba programado el concierto de la banda sueca de death metal Amon Amarth junto a los alemanes de Powerwolf como parte de su gira Berserker Latin American Tour con fechas en Brasil, Argentina, Chile, Perú, México, Colombia y más. La productora encargada del concierto, PMC Shows, anunciaba que el show seguía en pie dado que la norma entraba recién en vigencia a partir del día siguiente.

En el contexto actual, ¿cómo se vería afectado el comportamiento del público de Amon Amarth en Lima? La sorpresa fue que más de 800 personas fueron al que se supone será el último concierto masivo de la temporada. El coronavirus no evitó que los vikingos desataran la fiesta en el CCB que se mostró repleto con un público que pogueó, se abrazó y cantó con el regreso de la banda luego tres años desde su debut en Lima. Aunque para ser honesto, en el ambiente se sentía un aire apocalíptico gracias a la temática bélica de Amon Amarth.

 “Lima, saben cómo la vida a veces tiene una tendencia a patearte en los dientes cuando estas abajo y parece que no te deja volver a ponerte de pie. Lo que puedes hacer en esos momentos es luchar, luchar lo más fuerte que puedas. Esa es la forma de luchar” dice el cantante Johan Hegg antes de dar inicio a “The Way of Vikings”. “¿Están listos para la muerte en el fuego?” anuncia antes de seguir “Death in Fire”. “No vamos a morir mientras nos mantengamos lado a lado y podamos ver a los cuervos volar” dice antes de “Raven’s Flight”. De pronto las canciones de Amon Amarth sobre guerra y muerte parecen el soundtrack de la película de terror en la que se podría convertir esta pandemia.

Se trata de un concierto de metal y como dicta la tradición en el género, la temática oscura fue parte del show, el cual se desarrolló con normalidad. Amon Amarth llegó en su mejor momento para ofrecer una presentación que los coloca entre los mejores actos de heavy metal del momento. Su nuevo disco Berserker trae nuevos elementos a la música de los suecos, como la guitarra española en “Fathers Gold” que remite al folklor europeo y tiende un puente comunicante entre la cultura latina y los vikingos nórdicos. Además Amon Amarth llegó con su nuevo baterista Jocke Wallgren, que se encargó de dar los blast beats con el doble bombo como tambor de guerra.

El público respondió con entusiasmo desde los primeros temas “The Pursuit of Vikings” y  “First Kill” hasta las últimas de la noche “Guardians of Asgaard”, “Raise Your Horns” y el final con el clásico “Twilight of the Thunder God”. Habían personas disfrazadas de vikingos y otros usando cuernos como vasos. El regreso de Amon Amarth se coloca entre los mejores shows en lo que va del año.

Ahora queda preguntarnos por el futuro de los conciertos y el impacto que tendrá el coronavirus en la industria de la música. Las cancelaciones en Perú y el mundo entero dejan varios billones de dólares en pérdidas. La música es una industria que genera 54 billones de dólares a nivel mundial y la suspensión de festivales como Coachella, SXSW, Tomorrowland, Lollapalooza, Ultra Music Festival dejan un hueco de más de 1 billón de dólares. Especialistas afirmaron que los más afectados serán los artistas independientes y por eso recomiendan continuar asistiendo a eventos y disfrutar de música en vivo, siempre y cuando tengan el aforo permitido.

Sin embargo, hay factores que deben mejorar para prevenir el contagio. Que el CCB, uno de los mejores locales para conciertos del país gracias a su acústica, distribución, ventilación y más, no tenga jabón en sus baños es un riesgo enorme que no podemos tomar a la ligera. Lavarse las manos con agua y jabón es la principal recomendación contra el coronavirus. Seguiremos informando en cuanto a las medidas que den las autoridades nacionales respecto a los conciertos. Mientras tanto, nos toca seguir escuchando y compartiendo música.

Crónica por Gerardo Silva. Fotos por Lukas Isaac.

Mira más fotos del concierto de Amon Amarth y Powerwolf en Lima 2020 desde nuestro Instagram:

Setlist Amon Amarth en Lima:

  1. The Pursuit of Vikings
  2. Deceiver of the Gods
  3. First Kill
  4. Runes to My Memory
  5. Fafner’s Gold
  6. Crack the Sky
  7. The Way of Vikings
  8. Asator
  9. Death in Fire
  10. War of the Gods
  11. Victorious March
  12. Raven’s Flight
  13. Shield Wall
  14. Guardians of Asgaard
  15. Raise Your Horns
  16. Encore:
  17. Twilight of the Thunder God