Ocho meses pasaron desde que Suerte Campeón decidió dejar los escenarios momentánea e ineludiblemente. Algunas cosas cambiaron desde su última presentación del año pasado. En los teclados y coros, el novicio integrante de la banda, Jean Paul Medroa, tuvo un espléndido debut, y, después de mucho tiempo, Mateo Vega — más conocido como Santino Amigo — y compañía nos ofrecieron un emocionante show desde la sobriedad. Sin embargo, existe algo que ningún cambio de formación, periodo de tiempo o escenario al borde del colapso en el que puedan estar tocando cambiará: el filin.

El quinteto que se encuentra a tan solo días de presentar su disco debut de larga duración generó expectativas desde el primer día del anuncio de su regreso. Antes de que inclusive se aliste en el escenario el primer invitado de la noche, las entradas del concierto se agotaron en su totalidad. Era casi imposible que alguna de aquellas personas que anduvieron por las inmediaciones del concierto y por el Boulevard de Barranco en busca de entradas consiga ingresar al abarrotado local de Nueva Ola a pesar de las distancias recorridas y las esperanzas.

Los encargados de comenzar la fiesta fueron los jóvenes Nico Nico, considerados por algunos como los futuros sucesores de la banda estelar. Ellos lograron armar los primeros pogos de la velada con afligidas canciones como “Verano de la felicidad melancólica” y “Tristes adolescentes”, en las que pudimos ver al célebre Santino ser partícipe de las canciones. Inmediatamente después, Angelo con baja autoestima se apoderó del escenario con un nueva voz y rostro en su formación. A pesar de la extrañeza del público, supieron alborotar a sus fanáticos con sus rápidas melodías y un solo de guitarra de Anggelo Pella tocado con los dientes incluido.

A las 10:30 pm, el local ya estaba alcanzando su punto máximo de capacidad. Con un espléndida y enérgica presentación de ambos,Juan Gris y 16 Bits fueron los últimos con la responsabilidad de calentar al público para su esperado reencuentro con Suerte Campeón y de levantar todos los cuerpos posibles al aire a pesar de que la tarima se encuentre al borde del colapso por la euforia entregada de los espectadores.

Casi a la medianoche, las casi 350 personas que pudieron entrar a Nueva Ola formaron una especie de corredor para que la banda estelar se instale en el escenario. Se percibía una enorme emoción entre los que se apoderaron de las primeras filas y esto se puso en completa evidencia cuando Suerte Campeón oficializó su regreso con una introspectiva —y, hasta cierto punto, reflexiva— confesión sobre el consumo de estupefacientes con la inédita canción “Consumir Porquerías”. Aunque sería con el siguiente tema, “Mala suerte campeón”, que el público estallaría y podría, una vez más, en aprietos a las estructuras de aquella tarima.

Era imposible obtener una vista privilegiada del escenario sin sacrificarse en el pogo, ya que la gente se movía de izquierda a derecha y, sobre todo, desde la superficie hacia las alturas sin cesar en ninguna de las 16 canciones que tocaron aquella noche. Especialmente en temas como “Si no puedo manejar mi vida, menos un auto”, “Andrés” y “Papá«.

El reencuentro de Suerte Campeón fue de ensueño, aunque la ausencia de Bruno Bardo apenó a algunos de los espectadores. Sin embargo, la banda tocó sus canciones, como “Suerte Campeón” y “Amor en épocas del mundial” para alegría de un grupo selecto de admiradores antes de dar por culminada la velada. Evidentemente, “Problemas emocionales” y “Lluvia de verano” fueron guardadas para cerrar el show con la adición repentina de músicos presentes entre el público —Solo Santiago y Nicolás Ponte de Nico Nico. De esta manera, Suerte Campeón inauguró una nueva historia y con sus nuevos integrantes en un concierto repleto de amigos y sonrisas.

Crónica por Gustavo Esteban Ampuero. Fotos por Ximena Medroa y Sergio Aguilar Tomey

Setlist:

  1. Consumir porquerías
  2. Mala suerte campeón
  3. Si no puedo manejar mi vida, menos un auto
  4. Andrés
  5. Estos días
  6. Papá
  7. La edad no me deja pensar
  8. La flor
  9. No es tan fácil dejar todo atrás
  10. Suerte Campeón
  11. Rayo lento
  12. Amor en épocas del mundial
  13. Días cortos, noches más largas
  14. Los días, las noches
  15. Problemas emocionales
  16. Lluvia de verano