The Magic Numbers se presentaron la noche de ayer, 12 de noviembre, en un intimísimo concierto en Fuga de Barranco. The Magic Numbers es una de las bandas pioneras del movimiento indie. Su primer material se editó el 2005, a la par de proyectos icónicos como Arcade Fire, Phoenix o Devendra Banhart. De hecho, tampoco puede decirse que el éxito les haya sido ajenos. Han vendido más de un millón de copias en todo el mundo y han acompañado en sus tours a artistas de la talla de Neil Young. Digamos que ellos eran hipsters cuando decir hipster todavía era hipster. Y lo siguen siendo. Son una banda con una gran trayectoria, cinco álbumes de estudio y un sinnúmero de videoclips pero, para el medio peruano, no son otra cosa que “caleta”.

Como buenos ingleses comenzaron a las 10:55pm. No les importó que el local no superara un aforo de 50 personas. Una pena para las 100 que no llegaron hasta avanzada la noche. (Para las 11.30pm ya el local se sentía vivo y con los oídos atentos a esta pareja de hermanos nacidos en Hanwell, al Oeste de Londres.) Iniciaron el show con “Shotgun Wedding“. Este tema habla de un romance escabrozo, donde la gratitud y el rencor conviven en una aparente armonía. “I would ask you forgiveness baby. But you left me chained to the hotel bed”. Le siguieron, “Ride Against the Wind” y luego “Shot in The Dark“, del álbum Alias, editado el 2014. Un clásico tema de desamor: ”You say love it never dies, it just falls apart”.

Hasta aquí iba solo el calentamiento, porque con “Forever Lost” empezó el bombardeo de hits. Y es que si algo caracteriza a The Magic Numbers son sus melodías románticas y sus ritmos pegajosos. Son una verdadera máquina de hacer sencillos. Algo notable fue que Angela Gannon, tecladista de la banda, sacaba su celular con mucha facilidad para registrar al público corear o incluso poguear sus temas. Le siguieron “Take a chance” y “Love’s a game”, tema particularmente pop con el cual pudieron cantar junto con el público. “Love is just a lie / happens all the time”.

Hay cosas que un músico extranjero no puede dejar de decir como “que rico es el pisco sour” o esa clase de protocolos que aún pueden emocionar a algunos. Sin embargo, lo que más me conmovió de la noche fue la humildad con la que Romeo Sodart, vocalista y guitarrista de la banda, aceptó haber utilizado una frase que le dijo su hijo pequeño al escribir el tema “Sing Me a Rebel Song”, y que por ello la consideraba una canción escrita a dúo.

El siguiente tema, “I see you, you see me” se la dedicaron a los románticos. Así uno tras otro se fueron sucediendo los éxitos: “Love me like you”, “Thought I Wasn’t Ready”, “Long Legs”, entre otros. Hacia el final de la noche el público había podido gozar del contacto directo con una banda de pop/rock inglesa, corear y hasta hubo quienes se tomaron selfies con ellos. Quizá no haya sido el mejor negocio para los organizadores, pero los fans agradecemos cada minuto de este encuentro.

Crónica por Alonso La Hoz. Fotos por Briknole Photo

Mira más fotos del concierto de The Magic Numbers en Lima desde nuestra cuenta de Instagram:

58 Compartir