Para ser honestos, no quiero hacer esta crónica. Deseo profundamente poder tomarme toda esta semana para asimilar cada uno de los momentos que implicó la experiencia de haber visto a Weezer en vivo. No puedo evitar sentir que lo de ayer fue el mejor concierto del 2019 o incluso el de mi vida. Seguramente no lo es, pero ahorita no importa, solo quiero recordar cada instante de ayer y no dejar de soñar.

Weezer es una banda que empezó su carrera de forma increíble con el Blue Album (1994) y el Pinkerton (1996) en la década de los 90 y que desde entonces entraron en una serie de experimentos, con errores y aciertos, para poder mantenerse como una activa banda de rock hasta el día de hoy. Su primera vez en el Perú ocurriría en este año que sacaron dos álbumes (la lista de covers llamada Teal Album y el más reciente Black Album) que no fueron tanto de mi agrado ni emoción. Por ello, llegado el domingo 22 de setiembre, mis expectativas eran solo regulares.

La antesala a la presentación de Weezer tampoco fue la ideal. Toño Jauregui, reconocido músico peruano que tuvo una trayectoria importante con la banda Libido, se dispuso a abrir el concierto de los californianos. Mi comentario al respecto es que tire la primera piedra quien realmente esperaba oír en un concierto de Weezer temas de Libido (que Salim ya no puede tocar), Union Cinema (que ya no existe) o simplemente Toño Jauregui. Entre escuchar “Tres” hacia el cierre de su presentación y una excesiva publicidad de conciertos de reggaetón, ponía las cosas un poco raras antes de cumplirse un sueño de casi tres décadas.

Pero, como dicen, la fiesta la arma la gente y lo primero que vi al entrar al campo fue a mucha gente reunida en grupos aprovechando los momentos previos para recordar anécdotas del colegio, aquellos días de adolescencia en los que Rivers Cuomo sonaba de fondo, o simplemente ponerse al día en lo que ocurrió en la semana para aparentar no estar terriblemente emocionado por dentro. El mood estaba, solo faltaba ver cómo el cuarteto salía a debutar en Lima.

weezer lima 2019

Soy de las personas que no suele revisar, a pocos días de un concierto internacional, el setlist que se viene tocando o ver algún fullset reciente; sin embargo, cuando se trata de un grupo especial para mí, suelo tomar las medidas necesarias para poder disfrutar la experiencia y evitarme grandes decepciones. En este caso, sí estaba al tanto de qué venía tocando Weezer, pero tenía la esperanza de que llegarían con sorpresas al ser la primera vez que pisaban nuestra capital y otras ciudades latinas más (y no me equivoqué).

Tal como estaba en los horarios anunciados, aproximadamente a las 9:30 pm, Rivers, Patrick Wilson, Brian Bell y Scott Shriner aparecían frente a nuestros ojos. Buscarían romper el hielo desde el primer tema con el clásico «Buddy Holly«, que despertaría las emociones nostálgicas del público que parecía llenar el recinto. Tengo entendido que la locación del show originalmente había sido otra parte de los alrededores del Jockey, una más grande, por lo que considerado acertado el reajuste de espacio acorde a la cantidad de asistentes.

weezer lima 2019

Empalmarían con dos de sus sencillos de la década pasada: «Beverly Hills» y «Hash Pipe«. Hasta acá teníamos a una de las bandas más importantes del rock estadounidense en los últimos 30 años mostrando la calidad en vivo que los llevó a destacarse mundialmente, pero faltaba más, la deuda era grande con todo el tiempo que demoraron en pisar esta tierra.

Era sabido que venían incluyendo varios covers en sus setlists actuales, lo que causaba sentimientos encontrados entre quienes querían escuchar los mayores temas posibles de sus primeros discos. «Africa» de Toto, uno de los memes más grandes del 2019 y un pedido expresamente hecho por los fans de Weezer a inicios de año, sería el primer cover en sonar.

Y a continuación llegaría el que, para mí, sería el momento de la verdad: empieza a sonar el intro de «My Name Is Jonas» y adentrarte como puedas hasta la zona más pegada al escenario era una obligación. Esa canción que fue lanzada cuando recién nacías o eras joven y que en una parte de tu vida pogueaste solo en tu cuarto, hiciste guitarra de aire en el micro o tocaste en una sala de ensayo con tus amigos.

Llegaría el turno de escuchar «Pork And Beans» y el segundo cover de la noche con «Happy Together» de The Turtles, el cual incluiría una parte del clásico «Longview» de Green Day. ¿Alguien notó el polo de Rivers? Era una clásica manga 3/4 con el logo de Fall Out Boy y una foto de Green Day, gran pieza de colección. Weezer recientemente unió fuerzas con ambas bandas para anunciar el Hella Mega Tour, el cual llevará a estas tres bandas por todo el mundo a partir de mediados del 2020. ¿Llegarán a Perú? Cuomo fue claro en decir que las ganas de volver con Billy Joe Armstrong y Pete Wentz están. ¿Cuomo la ven?

A estas alturas, seguir detallando canción por canción del setlist es algo que preferiría no hacer, para eso está www.setlist.fm y honestamente todo el concierto en mi cabeza se repetía la pregunta de si esto era real. He ido a varios conciertos aquí y hace mucho no veía a un frontman estar tan emocionado y conectado con este público muchas veces frío y hostil. Más allá de que Rivers sea un genio musical (virtuoso de aquellos que prefiere no mostrarse tanto y que luego de casi 30 años decide alistar un álbum como el recientemente anunciado Van Weezer), el muchacho este de 49 años se la pasó hablando en español y adquiriendo un carisma que hizo recordar a cuando Paul McCartney se presentó aquí.

weezer lima 2019

Ver que a estas alturas de su trayectoria aún quiera regalar la mejor experiencia a sus seguidores, yendo de un lado del escenario al otro, equivocándose o dejando de tocar guitarra para coger el micro y cantar con todos nosotros, incluir una gran cantidad de temas de su primer y mejor disco (sí, muchísimo cariño al Pinkerton, pero team Blue Album por acá). Incluso tocar «Paranoid» de Black Sabbath y un cover de Nirvana no incluido en el Teal Album y del cual no había rastro de haber sido tocado en vivo.

¿Alguien más ya no podía más con el momento para cuando tocaron «In The Garage«? Los gritos en la zona de adelante por más temas de Pinkerton no se hicieron esperar, pero sabemos que es un álbum que representa la etapa más oscura del líder de la banda marcada por la depresión y por eso no es de sorprender que solo incluya un par sean las canciones más chongueras de aquel disco.

Mis expectativas regulares se fueron al tacho, Weezer logró regalarnos un show de 21 temas justo y necesario que, con covers y temas de casi toda su discografía, no se sintió aburrido, lento ni corto. Cada uno de los integrantes sigue proyectando la imagen de la banda en su máxima expresión, aquel grupo de Los Angeles que se lanzó al mundo con un look geek semanas después de la muerte de Kurt Cobain.

Disfruté cada momento de lo que calculo fue un show de una hora y 15 minutos. Mis amigos también lo hicieron, vi gente de distintos entornos unirse, tengo 26 años y estoy por tener la reunión con mi promoción por los 10 años de haber salido del cole, pero saltar, corear y poguear estas canciones se sintió como una tarde de secundaria en la que nada importaba más que pasarla bien.

«¿Quieren una yapa?». Pasaron tantos años para verlos salir del escenario, volver y que nos salgas con esa peruanada, Rivers Cuomo. El encore empezaría con una versión a capella (barbershop quartet, si nos ponemos técnicos) de «Buddy Holly«, «Lithium» de Nirvana y una de las guitarras más emblemáticas del rock gringo moderno: «Say It Ain’t So«. Nos vemos pronto, Weezer, ya saben que somos «de puta madre».

Setlist de Weezer en Lima 2019:

  1. Buddy Holly
  2. Beverly Hills
  3. Hash Pipe
  4. Africa (Toto)
  5. My Name Is Jonas
  6. Pork and Beans
  7. Happy Together (The Turtles) / Longview (Green Day)
  8. Island in the Sun
  9. Perfect Situation
  10. Holiday
  11. Surf Wax America
  12. The End of the Game
  13. Undone – The Sweater Song
  14. Take On Me (A-ha)
  15. In the Garage
  16. El Scorcho
  17. Paranoid (Black Sabbath)
  18. The Good Life

    Encore:
  19. Buddy Holly (Barbershop version)
  20. Lithium (Nirvana)
  21. Say It Ain’t So

Crónica por Paulo Contreras. Fotos por Lukas Isaac

Mira más fotos del concierto de Weezer en Lima desde nuestro Instagram: