Esta mini reseña la escribo calientita, recién llegado del concierto, así que estoy con toda la emoción.
Para comenzar, no se cómo terminé animándome por ir. Desde que anunciaron el concierto yo estaba renegando, igual que muchos de ustedes, por los precios tan caros, pero al final, de un golpe repentino, Santiago y yo nos animamos por ir a ver a la puerta y terminamos en primera fila, no sé cómo.
Llegué a golpe de 9 y ya estaba proyectándome a aguantar un sinfín de grupos participantes hasta el aburrimiento. Todo lo contrario, el concurso fue de lo más ameno (presten atención al dúo de reggaetón que ganó).
En menos de lo que me imaginé ya estaban anunciando que Calle 13 estaba por salir; si hay algo que rescatar del “festival” es la organización y fluidez con la que iban y venían artistas sin tanta demora.
Sobre el concierto en si no pienso hablar mucho, ustedes mismos pueden sacar sus conclusiones porque todo el show, de principio a fin, lo hemos grabado y pueden verlo con lujo de detalles (tenemos unos tomas bien de cerquita).
Ahora, prefiero hablar de lo que me pareció el show y del “festival”, digo festival entre comillas porque me sentía en una copia barata del Viña. Para generalizar puedo decir que tengo la misma queja que tuve cuando fui a ver a Miranda! al festival de Kalpa: que lo feo de traer a un artista exitoso del momento es que la gente que va al concierto solo se sabe su único hit (sea Don o Atrévete te te ); a pesar de eso a la Calle 13 no le importó y se dio el lujo de tocar uno que otro tema no tan “radio friendly”.
Para mi faltaron tocar algunos temas pero creo que el tiempo no daba para satisfacer el gusto de todos, si no tocaron “Querido F.B.I” me fue suficiente con “Llégale a mi guarida” pero igual faltaron algunas del primer disco.
A pesar de que, como me sucede en muchos conciertos masivos, la gente tan tela me quita el ánimo de saltar y cantar, puedo decir que estoy más que contento con la forma que tocaron; excelentes músicos, percusiones geniales y la energía de Residente que contagia a todos. Rene, Eduardo, Ileana y toda la banda hicieron que los aburridos del público con los pies deprimidos muevan las patas y coreen las canciones.
Por otro lado, el sonido del concierto me gustó, de eso no me puedo quejar, y tampoco de las luces y las pantallas que pusieron. Tenían los reflectores prendidos hacia el público como para que la Calle 13 pueda verle la cara a cada uno.
Para finalizar, creo que fue un buen concierto, de estos puertorriqueños no me puedo quejar nada, del público sí puedo quedarme rajando toda la madrugada pero ese ya es otro tema. Por ahí escuché que mejor estuvo el concierto pasado que dieron en Halloween pero como no fui no puedo comparar, a ver que comenta la gente que sí fue.
Sobre los videos, sabrán que en la “oficina” de Conciertos Perú solo tenemos dos computadoras y subir los videos demorará, espero que para la noche del domingo ya estén todos cargados al Youtube y les pasamos los links.
*Todos los videos fueron filmados por conciertosperu.blogspot.com