El día de ayer, la comunidad emo se dio el postre que tanto esperaba. Este llegó desde EE.UU. a manos de una de las bandas post-hardcore más reconocida del mundo. Estamos hablando de Alesana, quienes entregaron lo mejor de su repertorio en un show que dejó satisfecho a su público asistente.

No llegamos a tiempo para disfrutar a Difonia y Eiana; sin embargo, pudimos observar al grupo Kendall, los cuales estuvieron correctos en lo que a calentar al público se refiere. Frente al pedido de la gente, Alesana hizo al fin su aparición junto con su energía contagiosa; encendiendo emociones y generando desorden en la discoteca Onuba.
Empezaron con fuerza, y supieron mantener esta vitalidad a lo largo del show. Los puntos altos de la noche fueron obvios en canciones como “Ambrosia”, “Congratulations, I hate you” y la culminante “Apology”. Vale destacar el gran desenvolvimiento y dominio escénico de la banda, sobre todo el de su frontman, quien alternaba entre el escenario, los amplificadores y su peculiar juego con las tuberías del techo del local.
El público congregado respondió de gran forma, disfrutando el concierto al máximo, coreando todas las canciones y demostrando en sus maneras que no son tan delicados como parecen. Felicitaciones a Rock en el Parque Producciones.

Alesana – Apology (en Lima)