Quien pensó que el año ya había acabado y que los mejores conciertos ya habían pasado se equivocó totalmente. Ayer, jueves 16 de diciembre, Stone Temple Pilots cerró la temporada de concierto 2010 con una tanda de potentes canciones que volvieron locos desde la primera canción a los miles de asistentes. Fue uno de esos conciertos que rompe con las expectativas y genera una conexión con el público desde las primeras vibraciones.

Todo empezó promediando las 8.15 cuando Emergency Blanket, banda que recientemente nos sorprendió ganando el People´s Music Awards en Londres, salió a calentar a la gente. Con una impecable presentación y muy buenos picos la banda dejó el escenario listo para ver por primera vez en Lima a Stone Temple Pilots.

La Explanada Sur del Monumental se iba llenando en casi su totalidad, mientras los plomos empezaban a ordenar el escenario y probar el sonido generando los primeros gritos del público. Cuando ya todo estaba listo a las 9.37, se soltó una pista hipnotizadora que daba inicio al concierto. La gente corría a sus lugares mientras esperaba la salida de Scott Weiland, Robert DeLeo, Dean DeLeo, y Eric Kretz.

Lo que seguiría en los pocos segundos siguientes sería único. Las potentes guitarras de Crackerman llegaban a las venas de los asistentes para recargarlos desde los primeros segundos. No tuvo que pasar nada de tiempo para que todos los pechos fríos y camarógrafos empiecen a salir del epicentro yendo a la parte de más atrás para poder estar “tranquilos”. Manos alzadas, gritos de emoción, caras de estar cumpliendo un sueño; la reacción del público fue esa que uno espera de cada uno de los conciertos, entrega total al artista.

En el escenario, Scott enternado y con lentes oscuros, Robert con la bandera nacional como capa seduciendo su bajo, Dean por el otro extremo inyectando con las distorsiones y Eric detrás de la batería poniendo la potencia, se complementaron de la mejor manera a pesar de estar cada uno por su lado.

No había pasado ni dos canciones y el público explotaba con los “ole ole ole pilotos pilotos” sorprendiendo a la banda que se unía al coro desde el escenario. Así, luego de algunas canciones del último disco seguía Between the Lines que reventaba en un público que no podía más con la emoción. Jóvenes y gente ya mayor saltaba como estando en los 90’s con toda la energía que podía dar la banda. Ya se podían ver cuerpos volando por los aires y hasta a algunos señores intentando hacer crowd surfing con relativo éxito.

Las revoluciones bajaban un poco con Hickory Dichotomy, Still Remains, y Cinnamon. Sin embargo no pasó mucho para que un solo de guitarra diera inició a Big Empty que logró el primer climax del concierto, esos momentos que todo el público se vuelve uno solo con la banda generando una comunión sin igual entre todos. Después de esto seguía el cover a Led Zeppelin Dancing Days y Silvergun Superman que empezaba a recargar las energías para la tanda de hists que se venía.

Sí, seguía Plush con el público totalmente entregado al concierto, “And I feel it!!” gritaban todos desde las entrañas en uno de los momentos más especiales de la noche en donde la gente no paraba de corear. Con Interstate Love Song la energía seguía aumentando, pero no fue hasta Down que explotó un pogo de aquellos frente al escenario haciendo que todos los vips se asomaran preocupados para ver qué pasaba. Esto era una real fiesta de rock, a nadie le importaba nada más que estar viendo en vivo a Stone Temple Pilots.

El concierto iba llegando a su fin con Sex Type Thing. Las cabezas se seguían moviendo, el sudor corría por la piel y los cuerpos no paraban de agitarse. Así, Stone Temple Pilots abandonó el escenario y empezó a sonar aquella musiquita hipnotizadora del comienzo, todos sabíamos que ya estaba llegando el momento de desconectarnos de esta descarga de energía.

Con megáfono en mano volvió Scott para dar inicio a la última descarga con Dead & Bloated y Trippin’ On A Hole In A Paper Heart. Las baquetas, y uñas volaron por los cielos y el concierto llegó a su fin. La banda se acercó al borde del escenario y se despidió con esa sonrisa sincera con la que muy pocas bandas se van. Abajo en el público la reacción era la misma, las miles de personas que llegaron a la Explanada Sur del Monumental salieron totalmente extasiadas. Sin duda, un muy buen cierre para el 2010 ¿ahora que se viene?

Escrito por Santiago Silva (@santiagosv90)

El set list fue el siguiente:

  1. Crackerman
  2. Wicked
  3. Vasoline
  4. Heaven & Hot Rods
  5. Between The Lines
  6. Hickory Dichotomy
  7. Still Remains
  8. Cinnamon
  9. Big Empty
  10. Dancing Days
  11. Silvergun Superman
  12. Plush
  13. Interstate Love
  14. Huckleberry Crumble
  15. Down
  16. Sex Type Thing

——————————————

  1. Dead & Bloated
  2. Trippin’ On A Hole In A Paper Heart

Los dejamos con el video del concierto:

*Fotos tomadas por Diego Carpio para Peru.com

  • williams

    fue uno de los mejores q hubo el 2010, la gente , el grupo y sobre todo los huevos q le pusieron la gente al cantar cada tema

  • Valeria

    Fue genial nunca imagine estar en un concierto de los STP. Meresia mas publico,mas euforia y falto creep!

  • dennis

    conciertazo pero no puedo ver los comentarios??