BadUna roca, un planeta, una bomba atómica. Un gol de media cancha. Las heridas permanecen con nosotros hoy, pero lo vivido ayer en San Marcos perdurará en nuestras cabezas por mucho, mucho tiempo. Una constante demostración de los cimientos de un género interpretados con la misma fuerza de siempre. Lo vivido el viernes por la noche ha sido una experiencia trascendente, explosiva. Bad Religion se apoderó de un escenario y transformó todo un ambiente en un verdadero desmadre punk. Avisados estábamos.

Todo comenzó a las 6 de la tarde, hora en la que Diazepunk trepó para calentar motores, seguida de la banda argentina Shaila. Lamentablemente, el caos vehicular que supone Lima fue más, le ganó a mis oportunidades de llegar a tiempo para disfrutar de los buenos teloneros. No dudo que Diazepunk haya dejado su buena energía, y una vez más lamento no poder haber visto a Shaila interpretar sus temas, de los cuales tengo una buena imagen. Aire fresco para un público que estuvo desde temprano.

Mi ingreso al estadio empalmó con el inicio del partido. Lo primero que noté fue la poca gente que se encontraba en la tribuna, zona que, paradójicamente, costaba más. De todos modos, se espera que el público que asiste a un concierto de Bad Religion quiera estar viviendo la acción desde la misma cancha, la jungla. El público asistente se acomodó cual tribuna para la misa futbolística, y en estos tiempos de ilusión y romanticismos ingenuos, es imposible no sumarse a la fanaticada. Fue entretenido, linda excusa para la oferta de chelas, y aparte, la selección blanquirroja se impuso. Además, Shaila tocó clásicos del punk en el entretiempo, los que incluyeron Txus de La Polla Records, Do you remember Rock n Roll Radio? de The Ramones, Tema de Adrián de 2 minutos, entre otros. El triunfo de Perú no hizo más que dejar un ambiente de emoción y angustia, un terreno fresco para que la locura tome acción. Ahora, a lo nuestro.

Inyectores arrancó apenas acabado el partido, lo que supuso un frenetismo de un público que cada vez se congregaba en mayor número, y ahora ya creaba alborotos. La fiesta empezaba y la gente sabía que cada vez estaba más cerca. Se dejaron escuchar clásicos del repertorio de Inyectores como Bombardero, El Mono Rojo, Poder Volar, así como el consagrado Antisocial de G-3. Inyectores no defrauda y deja clara su fuerza y actitud en el escenario.

Se podía apreciar en el escenario una gigantografía con motivo del último álbum, The Dissent of Man, que anunciaba lo eventual, lo inevitable, aunque muchos no encontrarían paz hasta realizar que realmente estaba sucediendo. Y así, ante un público con grandes dosis de ansiedad, sumado al previo triunfo del fanatismo, y las mentes ya agitadas, sucedió. La ilusión se convirtió en realidad. Bad Religion se encontraba en el escenario, desatando el furor de la legión de seguidores. Y es que 30 años no pasan en vano. Greg Graffin, Greg Hetson, Jay Bentley, Brian Baker y Brooks Wackerman, una verdadera institución del punk, leyendas vivas que nos fueron esquivas por un largo, insoportable período, pero que al fin los encontrábamos en un escenario local. Y esto ni siquiera había empezado.

Sin esperar a nadie, arrancaron con The Resist Stance, canción de su último disco, seguida de Social Suicide, desatando el caos del público, gracias al desenfreno de las guitarras de Brian Baker, ex miembro de Minor Threat, y Greg Hetson, miembro también de Circle Jerks. La palabra “leyendas” no es usada en vano. Siguió 21st Century (Digital Boy), canción que demostró no solo la capacidad lírica de Greg Griffin, sino también su capacidad interpretativa, cantando a pulmón vivo “Cause I’m a 21st century digital boy, I don’t know how to read but I got a lot of toys”, recitando las paradojas de la modernidad. Un genio.

Si bien al comienzo el sonido falló un poco en cuanto a la voz, esto fue solucionado con tiempo. De todos modos, entre tanto alboroto, uno llega a perder noción de lo que escucha para llegar a ser parte de Bad Religion, sin querer sonar sublime, pero realmente la sinergia musical que la banda marcaba mientras repasaba su más reciente discografía con canciones como Los Angeles is burning, Wrong Way Kids, Sinister Rouge, lograba a que no tuviera más opción que envolverme con este desorden poético.

Así, Graffin y compañía demostraban un despliegue impecable, a la vez que nos entregaban una constancia de clásicos tras clásicos, sonando más intensos que nunca en mi cabeza emblemas como Atomic Garden, I want to conquer the world, Recipe for hate, Do what you want, Modern Man, You, canción que descubrí en la inocencia de un videojuego. Saben a cual me refiero.

Por más músicos que puedan ser, demostraron también que el punk también tiene carisma. Se mostraron abiertos al público, lo que mejoró la experiencia, felicitándonos por el triunfo y poniéndose incluso camisetas que los fanáticos le pudieron alcanzar, no sabiendo que ya nos tenían en su bolsillo desde hace mucho. Una pena que Brett Gurewitz no pudo venir, sin embargo, sus compañeros de banda se encargaron de que no notemos la ausencia.

La gente sentaría cabeza para unirse a la premisa de un himno: Generator. Definitivamente, uno de los picos altos del concierto, haciendo la emotividad palpable. Todos se unirían en un pogo salvajemente cavernícola, coreando a toda voz, mientras los cuerpos volaban y la intensidad incrementaba. Notable.

El dinamismo de las canciones era casi imperceptible, Bad Religion demostraba lo que es tener un sonido sólido, compacto e indomable. Jay Bentley en el bajo haciéndose presente y con la entrega del caso. Una banda que tiene noción. Los temas iban y venían, pero sabíamos que no era eterno. No Control, Anesthesia, Along the way, un trío de canciones que llevarían al grito de Fuck Armageddon…This is hell!, irreverencia punk que alumbra y deprime. Suficiente como para darnos un respiro, mientras la banda se retiraba del escenario para volver a dar la última estocada.

La respuesta del público es material de elogio, da gusto estar en conciertos así donde todos entregan energía para hacer de un concierto más que un simple espectáculo, sino una experiencia. Si bien muchos ya nos sentíamos agotados, era el último esfuerzo, y queríamos más.

Finalmente, Bad Religion volvió para terminar lo que había comenzado. Las últimas fueron de lujo, brillando primero con American Jesus, vibrando después con Suffer y dándole el paso a Infected, una de las más coreadas del concierto. Para terminar la noche, Greg Graffin entonaba “Father can you hear me?”, culminando así con Sorrow y cientos de personas agradecidas, despidiéndose así de un público que fue un actor fundamental en la historia.

Felicitaciones a la gente de Punk as Fuck, una vez más confirman estar a la altura de una organización responsable y eficiente, esta vez junto a Black Planet Producciones y Starfactory.

Bad Religion demostró que 30 años es mucho tiempo para esperar, pero cuando el momento te da la cara, cada año se justifica. Impecable en su presentación, una entrega que se hará extrañar. El punk nunca sonó tan sofisticadamente demencial.

Los dejamos con el set list:
Set list de Bad Religion:
1. The Resist Stance
2. Social Suicide
3. 21st Century (Digital Boy)
4. Los Angeles is Burning
5. Wrong Way Kids
6. Sinister Rouge
7. Atomic Garden
8. Before you Die
9. Recipe for Hate
10. I Want to Conquer the World
11. Come Join Us
12. New Dark Ages
13. Do What You Want
14. You
15. Modern man
16. Generator
17. The Defense
18. Let Them Eat War
19. No Control
20. Anesthesia
21. Along the Way
22. Fuck Armageddon… This is Hell!
____________________________________
23. American Jesus
24. Suffer
25. Infected
26. Sorrow

Los dejamos con el video de la conferencia de prensa y el concierto de Bad Religion en Lima.

 

Compartir 199
  • el guitarra el pelao nada ni nada menos que de Circle Jerks yeah! 🙂

  • stereophonic

    alguien sabe el setlist de diazepunk y shaila plz

  • Yo viaje desde Arequipa para ver tan glorioso e histórico concierto, simplemente cumplió con todas mis expectativas, felizmente pude ver a shaila banda que también espera ver, lo lamentable fue que los productores se equivocaron con los horarios, traer una gran banda Argentina para que toquen para 200 o 300 personas, de todas maneras las personas que la llegamos a ver era gente que hizo el esfuerzo de llegar temprano porque les gustaba e hicieron lo suyo cantando y en el pogo. Han pasado ya varios días y aun el concierto, las letras, los riff todo se mantiene en mi mente. QUE GRAN CONCIERTO. Gracias Bad Religion.

  • Omar

    cuando escuche el comercial por doble nueve acerca de la presentacion de bad religion en Lima entonces supe que era un concierto para mi ya habian llegado otros artistas con conciertos que no eran para mi,pero esta vez me tocaba a mi
    ya habian llegado los sucios pelucones de kiss ,iron maiden,megadeth,metallica y slayer ahora era el turno del punk rock ,el lugar era e la universidad decana de america,san marcos donde por un sencillo el rector permite las presentaciones de cualesquiera musica desde regetoneros hasta los piojosos de metallica
    asi que fui por mi entrada un sabado
    el dia esperado era el 7 de octubre
    el dia llego cuando me baje en el cruce de Venezuela y Universitaria el movimiento era el habitual diriase que no habria ningun concierto ahi estaban los estudiantes caminando por las calles o entrando y saliendo de la universidad y los libreros y demas
    tampoco habia aglomeraciones o mucho trafico
    cuando llegue al estadio el concierto ya habia empezado ;estaban tocando los nacionales de diazepunk,diazepunk es un grupo pop

    pero en cuanto terminaron entonces aparecio algo mucho mas interesante ,y es que subieronal escenario la banda argentina “shaila “yo no conocia nada de esa banda argentina hasta ese dia,pero los muchachos que estaban ahi si la conocian ya que coreaban las letras de sus canciones,a mi me gusto ese grupo-que cumplia asi sus 14 años-ya que las letras de sus canciones y el discurso del cantante tienen que ver segun para mi con lo que es el punk es decir una musica con ideas y posiciones y discurso frente a lo establecido,aunque tambien se tocaron una cancion de letras romanticas ,se fue shaila y entonces se cometio lo que considero una estupidezpararon el concierto para transmitir el idiota partido de futbol;si yo hubiera querido ver el partido entonces me hubiera ido al estadio en vez del concierto .para no ver a 22 tarados corrienedo tras un balon entonces me puse a husmear el lugaR,ESTABAN vendiendo muchas cosas habian varios puestos,me puse a averiguar los precios
    un pan con chorizo estaba a 10 soles -lo que afuera me habia comido a 2,50-
    un polo de bad religion estaba a 60 soles -lo que afuera me habian ofrecido a 15 soles –
    un tubito de licor,similar a un tubo de ensayo,de esos que se venden en algunas discotecas,estaban a 5 soles
    la cerveza barena servida en un vase grande o regular,estaba a 10 soles -lo que por mi casa esta a 4 cervezaqs por 10 soles-
    y las gaseosas estaban a 2 soles -lo que cuesta 1 sol-
    en fin habian tambien muchos platillos circulando por ahi.
    luego me puse a observar a las personas que habiaqn asistido,eran personas de entre 20 a 30 años,no habian adolescentes y entonces con mis 33 años me senti el “tio” del concierto era el mas viejo del concierto ,yo el mas viejo yo y los tios de bad religion que cumplen 30 años tocando
    tampoco reconoci rostros contraculturales venidos de la calle Quilca al menos un par
    tampoco habian punks con los peinados de pelos enhiestos ,al menos uno
    y me quede impresionadocon la cantidad de chicas bellas que habian ido al concierto de bad religion yo no se de donde habian salido y entonces la vi a una en especial ,ella era alta y estaba vestida toda de negro,aunque no estoy describiendo a una chica dark,y era blanca y tenia el pelo largo y lacio y tenia una faldita entre ceñida y suelta y las piernas largas entre carnosas y bonitas y tenia las caderas anchas y los senos breves y un bividi y un rostro bello y estaba con su enamorado
    bueno me sente a ver el partido fenecer y en cuanto este acabo se reinicio el concierto

    entonces era el turno de los “inyectores”que empezaron con su tema “bombardero”y los demas temas que siempre tocan,yo creo que es el turno que renueven su material ellos publicaron 2 discos y se quedaron alli, ademas esos temas son para los chiquillos,lejos estan los dias de G3
    y cerraron con el clasico de G3 “antisocial”tema del buen disco “pasan los dias”,tema que toca las fibras de mi corazon asi que no pude evitarlo y me meti al pogo,trate de llegar al centro del pogo pero este estaba inexpugnbable asi que lo mejor era avanzar de manera perpendicular y ahi estaba mi cuerpo de 33 años chocando,empujando ,abriendose paso frente a otros cuerpos mas jovenes los inyectores se fueron entonces

    y ahora si tocaba el turno del numero principal que eran los tios de bad religion banda californiana que celebra sus 30 años tocando punk rock entonces salio su lider Greg Graffin vestido con una camisda manga larga color roja ¡pero que tio esta Greg Graffin ¡ ya no tiene pelo se ha quedado calvo y pensar que yo tengo un dvd donde esta chiquillo y con pelo ,se notaba que Greg y el guitarrista eran mienbros originales ya que los demas eran mas jovenes entonces empezaron y el pogo se desato ,el pogo se generalizo bien que se habian estado guardando para pogear con bad religion ,fue un espectacular trio de 3 canciones con que empezaron para luego hechar mano a un repertorio extraido de su mas decena de discos en su haber tocaron sus “hits”como “2ist century digital boy”entre otras de sus numerosos discos aunque yo hubiera sido muy feliz si se hubieran tocado todos los temas de su primer disco”how could hell be any worse?” y los muchachos coreaban sus temas ,se sabian las letras ,aunque note que el ingles que se cantaba estaba pesimamente pronunciado y aqhi estaban los tios de bad religion dandole todaviaal punk rock
    ahi estaba la leyenda del punk rock ,esa banda de culto cuyos discos años y años circulaban por la ciudad en los circuitos independientes y underground era tu cd hecho realidad tu disco de bad religion que siempre escuchabas pero ahora en persona ,en vivo y para cerrar tocaron el mejor tema de la noche creo yo, que seguro se lo habian estado guardandopara el final no se el nombre de la cancion pero empieza cantando :father can you hear me, y luego el baterista toca unos golpes con la baqueta al borde del tambor el tema creo que se llama “sorrow” es un tema que en su momento estuvo en rotacion en doble nueve
    y entonces finalizo el concierto ,chao bad religion

  • Alfredex

    Da gusto ver a un publico tan entregado, de puta madre bad religion y de puta madre la gente que fue,grande lima punker!

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Gonzalo

    Espectacular concierto

  • Dominion

    La producción del concierto también estuvo a cargo de Starfactory y Black Planet.

  • lepper

    me alegro por bad religion, el buen punk nunca muere! … bien ahi con toda esa gente que lo dio todo en cada cancion y en cada pogo!

    PD: bro el nombre de la cancion de Inyectores que pusiste se llama “Orbital”, haber si lo corriges, Buenas Vibras!