El día de ayer tuvimos uno de los conciertos más esperados de la historia de conciertos del país. Sí, los Red Hot Chili Peppers pisaron suelo peruano para uno de los conciertos que más se soñaron por este lado del continente. Muchas veces se barajó la posibilidad como cuando el alcalde del Callao Alex Curi decía que algún día los traería, sino que nadie le creyera. 

Sin embargo apareció una empresa dispuesta a cumplirnos el sueño y la fecha pactada era el miércoles 14 de septiembre en el nuevo Estadio Nacional (era el primer concierto luego de la “remodelación”). A pesar de los excesivos precios de las entradas, había un local casi totalmente abarrotado listo para una gran noche. Todos los medios nos reventaban de publicidad de que este sería el concierto del año y que debíamos estar ahí, así que cumplimos.

Llegué temprano luego de un paseo por Mistura desde donde ya se podía escuchar la prueba de sonido generando una serie de escalofríos. Pero sabía que la fiesta era pasando las 8pm así que me fui a descansar para luego volver con todas las energías puestas. Así a las 7pm aparecí nuevamente en el Estadio Nacional, una hora antes del inicio del concierto con la genial banda Foals pero no nos dejaron ingresar (a la prensa) hasta las 8.10pm.

Foals arrancó a 10 mintuos antes de lo pactado (a las 7.50pm) y parecía que nadie sabía a quiénes tenían al frente. Uno de los shows más increíbles que han pasado por nuestro país y la gente ni caso. Lamentablemente recién nos dejaron entrar luego de dos canciones mientras tocaban Olympic Airways. Fuimos de frente al centro y lo primero que escucho es “oye, no me tapes, yo llegué primero”. Sí, era un tío pelado que creía que estaba en el ballet, simplemente atiné a decirle “estás en un concierto de rock” y me fui a buscar gente más buena onda.

Esperaba juntarme con un púbico con una mejor actitud pero en la zona Red era un poco difícil así que decidí vivir el concierto solo introducido en el genial mundo que creaba Foals en el escenario. Así llegó Miami y Afeter Glow, la canción con la que realmente logré conectar con esta gran banda. Luego seguía Spanish Sahara, la mejor canción del 2010 según la NME (una de las revistas más prestigiosas del mundo); sin embargo aquí casi nadie la conocía…

Estábamos frente a una de las presentaciones más geniales que he podido apreciar en este país en un acto de apertura y era una pena ver a la gente de espaldas a tan genial presentación. Las melodías abrían los oídos como calentándolos para los Red Hot, pero Foals tenían una presentación hecha para dejarnos con las ganas de más, no por nada en una entrevista dijeron “sí, pueden ir a escuchar a Foals y luego pueden ver a los Red Hot gratis”. Ellos sabían que su show a pesar de no ser muy famoso era uno de los más grandes en la actualidad.

Así luego de hacernos viajar por mundos que solo la música te puede llevar cerraron con Red Socks Pugie, como para dejarnos con las ganas. Sí, ganas de que vuelvan y no nos toquen solo 40 minutos. Pero bueno, si estábamos en el Estadio Nacional era más que nada por los Red Hot así que luego de tremendo show enrumbamos en prepararnos para el esperado estallido. Eran las 8.30 y según la producción solo teníamos 30 minutos para esperar.

Así puntuales a pocos minutos pasados las 9pm apareció Anthony Kiedis, Flea, Chad Smith, y Klinghoffer dispuestos a cumplir el sueño de los miles que nos reunimos en el Estadio Nacional. Arrancaron con una nueva, Monarchy of Roses y luego su hit Can’t Stop para despertar a todos los que nos habíamos reunido en el Estadio Nacional, logrando hacer que algunos cuerpos empiecen a saltar.

Las esperanzas en que el público mejoraría aumentaban; sin embargo prefería enfocarme en la banda y disfrutar el concierto en solitario. Los Red Hot nos tenían un setlist que intercalaría los temas nuevos con los más viejos, esos que todos esperábamos. Así llegó Charlie mientras el bajo de Flea nos envolvía a todos con una bastante saturada distorsión. El sonido de Red Hot Chili Peppers no era lo que esperábamos en lo que parecía ser una seria falla del sonidista.

Por su parte Klinfhoffer hacía un buen intento de suplir al irreemplazable Frusciante. Anthony envolvía a todos con esa voz que solo podíamos escuchar a través de MTV mientras que Chad ponía la base de tremenda banda coronándose como uno de los mejores bateristas que ha tocado en el país (luego de Mike Portnoy). Seguía Under the Bridge como para bajar las revoluciones del concierto pero enganchar al público con ese incomparable intro ahora en las manos de Klinfhoffer.

“Amo al Perú, siempre hemos soñado con venir en estos 30 años, y ahora que estamos acá nunca imaginamos que fuera tan bueno, gracias a este país tan bello” decía Flea desatando gritos en todo el estadio. Así continuó la combinación de nuevas con antiguas y Dani California ponía a bailar a todos. “California rest in peace, simultaneous release, California show your teeth, She’s my priestess, I’m your priest!! Yeaah!! Yeaah!!”. Sí, el publico desconectado ya no importaba, estábamos viendo a los Red Hot, esa banda que veíamos tan lejana y que ahora teníamos al frente para gritar sus canciones al máximo.

Seguía el single de su nuevo disco como para mover el cuerpo tranquilo mientras descansábamos un poco. El bajo de Flea seguía reventando nuestros cerebros y Kilinfhoffer no decepcionaba a pesar de que nunca suplirá al incomparable Frusciante. Lugo se pasó a Throw away your televisión como mensaje directo a nuestros podridos medios de comunicación (sobre todo a nuestras radios) para seguir con Factory of Faith. La mejor dosis de funk que podríamos tener fluía por todas las venas mientras se calentaba una de las sorpresas de la noche.

Sí, tenía que venir el milagroso punteo de Around the World para poner a bailar al estadio entero. Nadie la esperaba y resistirse a tremendo punteo de Flea es imposible y así reventó todo el Estadio Nacional. Cada nota fluía por la venas haciendo mover todo el cuerpo, era el momento de necear y armar un poguito con los pocos que se podían unir.

“Esta canción es para los niños, para estar tranquilos” anunciaba Flea para arremeter con Right on time. El protagonista del concierto empezaba con la ironías al parecer por el apático público que lo obligó a ponerse el polo por el poco calor que se sentía en el público.

La alternación con canciones nuevas continuaba para la desgracia de muchos que fuimos a escuchar más que nada los temas antiguos. Así siguió Look Arround de su nueva producción y luego Higher Ground, cover de Stivie Wonder, directamente desde finales de los 80 y su disco Mother’s Milk, perfecta para armar tremenda fiesta y seguir bailando completamente enloquecido.

Californication ponía a corear a todos. Ese video que veíamos en MTV con formato de videojuego…imposible olvidar. Era el momento de despertar hasta al más desconectado. Así llegó By the way para poner de cabeza el Estadio entero, el concierto ya venía llegando a su fin y recién el público se conectaba con la banda. Los Red Hot Chili Peppers se retiraban del escenario para dejar solos a Mauro Refosco y al gran Chad Smith. A punta de baquetazos alrededor de toda su batería Chad empezó a calentar el final del concierto. La noche ya se acababa. La banda volvía para agotar el último aliento con Dance, Dance, Dance.

El final lamentablemente ya había llegado. Sir Psycho Sexy, el cover de Robert Johnson de They’re Red Hot y para cerrar un momento épico con Give it away. Único momento en el que se sintió el calor del público y se logró un loquerío total entre todos. Empapados en sudor el concierto ya había terminado, era el momento de cambiar de polo y regresar a casa para descansar de uno de los conciertos más geniales que han pasado por este país, a pesar de las grandes canciones ausentes, un público que tiene mucho por mejorar y un sonido que por momentos decepcionó.

Escrito por Santiago Silva (@santiagosv90)

Los dejamos con el set list y algunos videos de la noche:
Set List de Red Hot Chili Peppers:
1. Monarchy of Roses
2. Can’t Stop
3. Charlie
4. Under the Bridge
5. Ethiopia
6. Dani California
7. The Adventures of Rain Dance Maggie
8. Throw Away Your Television
9. Factory of Faith
10. Grand Pappy Du Plenty
11. Around the World
12. If You Have To Ask
13. Right On Time
14. Look Around
15. Higher Ground
16. Californication
17. By the Way
————————————–
18. Chad Drum Solo
19. Dance, Dance, Dance
20. Sir Psycho Sexy
21. They’re Red Hot
22. Give It Away

Set List de Foals:
1. Blue Blood
2. Olympic Airways
3. Total Life Forever
4. Cassius
5. Miami
6. After Glow
7. Spanish Sahara
8. Red Socks Pugie

Te dejamos con un video de la noche:

También les ponemos un video de la entrevista exclusiva que tuvimos con Foals y otro para que vean lo bonito que se ve un público entregado y entiendan por qué hacemos tanto hincapié en que al público peruano le falta mucho:

2K Compartir