Un cuarteto de ensueño, conformado por Michel Camilo, Alex Acuña, Abraham Laboriel y Arturo Sandoval, se reunió el pasado sábado 17 de septiembre en el Auditorio del Pentagonito y dio rienda suelta a lo mejor del latin jazz en todo el mundo.

Así con un teatro lleno en casi su totalidad, a las 8.24pm apareció Jean Pierre Magnet (saxofonista de Telegraph Avenue, Perú Jazz y más) para presentar sobre el escenario a cada uno de estos magníficos músicos terminando con el peruano Alex Acuña, considerado uno de los mejores percusionistas del género en todo el mundo.

Así con Michel Camilo en el piano, Alex Acuña sobre la batería, Abraham Laboriel con su enorme bajo eléctrico y Arturo Sandoval en los vientos el concierto arrancó con la genialidad de estos brillantes músicos. Cada solo reventaba en aplausos en todo el auditorio, la improvisación de cada uno fluía de una manera magistral yendo desde los sonidos más estridentes llenando a todos de emoción hasta los sonidos más sutiles que chocaban con el alma generando escalofríos.

Dentro del repertorio destacaron Cardo o ceniza y La Flor de la Canela, dos temas de Chabuca Granda que en manos de estos músicos fueron genialidad pura. O también la Serenata de los Andes con la que el concierto fue cerrando con Jean Pierre Magnet sobre el escenario y Caribe con el que el concierto se terminó con el auditorio reventando en aplausos.

Cada individualidad sobresalió por sí sola sin dejar el conjunto. Michel Camilo hizo con el piano lo que se le daba la gana con una técnica y dosis de sentimiento que llevaba a cualquiera desde la alegría máxima hasta el llanto. Por su parte el gran Abraham Laboriel destacó con su demencia para tocar el bajo sin dejar el sentimiento y amor a la música que lo llevó hasta a derramar lágrimas en uno de sus más destacados solos de la noche. Arturo Sandoval se encargó de las melodías más bellas que pudieron guiar toda la noche, mientras que detrás de la batería Alex Acuña demostró por qué es considerado uno de los mejores bateristas de latin jazz en toda la tierra.

Todos ellos en conjunto nos llevaron en un viaje sin igual, en donde la velocidad jugó cambiándonos el ritmo de nuestro corazón de un momento a otro, las sutilezas de todos tocaron nuestros nervios más sensibles y todo junto nos dio una noche de genialidad pura, música traída desde los mejores rincones del continente.

Los dejamos con dos videos de tremenda noche:

  • Cada vez que leo sus crónicas sobre los conciertos siento que yo fui a un concierto diferente.lo primero el sonido otra estuvo pésimo, en el primer tema no se escucho el piano y el mismo Camilo tuvo que reclamar a los técnicos de escenario por su monitoreo.El bajo nunca lo pudimos disfrutar era una masa horrible. El concierto fue un jammin ,se notaba que estaban leyendo los temas , no había la fluidez que se puede apreciar en los videos de estos músicos con sus respectivas bandas.Sandoval entraba mal en los temas de Camilo era bastante notorio, Alex Acuña destaca mucho mas como percusionista que como baterista, en el cajón si la rompió.Igual fue un gusto ver a tremendos cusimos ojala regrese Camilo con su trio.

  • Pingback: Bitacoras.com()