Nuevamente la tribuna norte del Estadio de San Marcos se mostraría como el escenario perfecto para recibir a una de las voces más importantes del rock gótico de los últimos tiempos. La noche oscura y la Luna brillando en el firmamento recibieron por primera vez en Lima a Evanescence, la agrupación liderada por Amy Lee que llegó para demostrar que la banda aún tiene mucho que ofrecer.

La noche comenzó a las 8 pm con Proyecto La Lama, una interesantísima combinación de música lírica y rock que se apoderó del público con todo el peso de su música. Más de una veintena de coristas, dos voces femeninas principales, dos guitarras eléctricas, una acústica, un bajo, una batería y dos teclados fueron la combinación nacional que cayó como anillo al dedo para abrir el concierto de Evanescence.

Proyecto La Lama es el trabajo del productor musical Rafael La Lama, quien logró con este enorme colectivo de músicos una épica combinación de oscuridad del rock sinfónico con potentes voces líricas que narraban verdaderas historias con cada melodía. Sin duda un acto de apertura totalmente acertado para la ocasión, tanto así que la mismísima Amy Lee luego, durante el concierto, se refirió a ellos calificándolos como “one of the best band i’ve ever heard on tour yet”.

Una vez acabo del show, se despidieron entre aplausos para dejarnos el ambiente cargado de esta vibra gótica y victoriana. Ya estaba todo perfecto para recibir a Evanescence. La tribuna se mostraba repleta de vestimentas de color oscuro y la cancha también estaba colmada. Entre los asistentes veíamos a muchas chicas con vestidos de inspiración gótica y atuendos acordes a la ocasión. Estaba claro que la influencia de Amy Lee estaba presente.

9.10 pm. Se apagan las luces y las tinieblas se apoderan del recinto para recibir por primera vez a Evanescence en San Marcos. Entonces vemos a Amy correr hacia el escenario con su característica vestimenta: el cuerpo cubierto de negro y acompañada de un vestido color turquesa. Así se iniciaba el concierto con el primer single y tema de apertura de su tercer y más reciente disco.

Amy Lee fue recibida por los peruanos levantando sus cámaras sobre los aires para poder tener las primeras imágenes de su ídolo en registro. “Hola Perú. Gracias. ¿Cómo esta?” fueron las primeras palabras que nos ofreció la cantante para desatar los gritos de los asistentes. Es que hay que mencionar el tremendo impacto que desprende Amy Lee entre sus seguidores. Sin duda, una de las mejores voces femeninas que hemos visto en el rock.

Pero si hablamos de músicos que resaltaron esta noche, tenemos que decir que el show se lo llevo la dupla de Amy Lee y Will Hunt. Armado de su doble pedal y un par de baquetas, Will Hunt fue la base que dio el punche y el peso durante todo el concierto. Acrobacias y trucos con las baquetas eran derrochados entre potentes redobles. No por nada ha sido baterista de Tommy Lee, Vince Neil, Dark New Day, Black Label Society, por nombrar algunos.

Y si bien, hoy en día Evanescence es una banda en todo su sentido, donde todos los miembros participaron de la composición del último disco, el concierto de ayer se lo robaron Will Hunt y Amy Lee. La cantante alternaba su posición desde cantar sobre el escenario con movimientos que recordaban cuando Jonathan Davis se paró sobre ese mismo escenario en el 2010, para luego pasar a los sintetizadores y luego al piano de cola. Sin duda, su belleza y talento dejaron a muchos suspirando el día de ayer.

El otro punto que no podemos dejar de mencionar fue el gran espectáculo visual que se nos ofreció. Fue sorprendente como sin el uso de pantallas LED ni mayor exceso se nos ofreció uno de los mejores shows visuales que hayamos visto en la ciudad. El juego de luces con el telón con “Evanescence” inscrito fue la combinación perfecta para la intensa música de la banda, sorprendiéndonos hasta el último momento con interesantes combinaciones. No cabe duda que el día de ayer muchos quedaron con intensas imágenes grabadas en la retina.

Fue así como se nos ofreció un concierto intenso y fugaz. No hubo mayor interacción de la banda con el público más allá de la conexión lograda a través de la música. Bastaron pocas palabras para recibir el cariño entre artista y público. Tan solo un “We are not gonna forget you. Cuenta conmigo” de parte de Amy Lee sonó más sincero que la típica adulación al ceviche y al pisco sour que se queda en un discurso repetitivo y trasnochado.

Sin embargo el concierto se acabó en un abrir y cerrar de ojos. Menos de de hora y media bastaron para recorrer los tres discos de la banda y tocar 18 temas. Pero parece que fue suficiente pues acabado el show solo se podía escuchar comentarios de alegría y emoción sobre la presencia y magia que desprende Amy Lee.

Sin más que decir, los dejamos con el setlist y este video para que puedan revivir la noche de ayer.

Para ver más fotos haz clic aquí.

  1. What You Want
  2. Going Under
  3. The Other Side
  4. Weight of the World
  5. Made of Stone
  6. Lithium
  7. Lost in Paradise
  8. My Heart Is Broken
  9. Whisper
  10. The Change
  11. Never Go Back
  12. Your Star
  13. Swimming Home
  14. Call Me When You’re Sober
  15. Imaginary
  16. Bring Me to Life
  17. Disappear
  18. My Immortal