El Estadio Monumental volvió a ser el escenario de otro concierto, esta vez para tener por primera vez a Maroon 5 en Lima. Nuevamente la cancha del coloso de Ate recibió al público peruano, pero ahora serían niños, jóvenes y un inocente ambiente familiar el que daría vida al estadio. Sin duda, era el mejor momento para recibir a los chicos de Los Angeles, estrellas del mundo pop con recursos de sobra para hacer de esta una mágica noche que quedará marcada en la memoria de miles de jóvenes asistentes.

8.10 pm. La noche comenzó cuando Javier Colón, el ganador de The Voice, subió al escenario a calentar el público con sus temas que iban siendo alternadas por versiones de Ai Se Eu Te Pego, Te Amo de Franco de Vita y Fix You de Coldplay. El norteamericano de origen latino animaba con su fluido spanglish mientras en la cancha se notaba un inspirador ambiente de niños jugando con pelotas inflables que rebotaban sobre el público. Antes de irse invitó a la gente a que se le acerque para firmar autógrafos y poder conversar un rato. 40 minutos después, Javier Colón había terminado una presentación perfecta para el contexto del concierto. Demostró las ganas de llegar a más público y hacer crecer su popularidad apelando a su humildad y carisma. Ahora tocaba esperar el plato fuerte de la noche.

Hay que mencionar la extraña sensación de encontrarnos en la cancha del estadio con el escenario mirando hacia la tribuna oriente. Era la distribución acorde para recibir a aproximadamente 15 mil asistentes, divididos en 4 zonas pero que, sin embargo, la primera zona representaba más de la mitad de la cancha. Es curioso que en el mercado peruano, la zona más cara es casi siempre la que recibe más espectadores, pues los casi 500 soles de la entrada parecen hacer aún más atractivo el espectáculo para ciertas personas.

9.15 pm. Se apagan las luces para dar paso al show de Maroon 5. El primer tema de la noche fue Payphone. Iniciar un concierto con uno de los últimos singles dice mucho de lo que se nos venía, una banda que llegaba en la cúspide de su carrera y con hits suficientes para ponernos a bailar toda la noche.

La segunda canción fue Makes me Wonder, la cual fue iniciada con una partecita de Dont stop till you get enough del Rey del Pop. Así se hacía innegable la clara raíz de funky en Maroon 5, que en vivo sacaba a relucir todo el groove y cadencia. Además, Adam Levine hacia recordar a grandes voces de la música disco con este distintivo tono agudo. Sin duda, esta no era otra banda pop más, sino buenos músicos que evidenciaban su experiencia sacándole el jugo al sonido en vivo.

Siguieron Lucky Strike y Sunday Morning. Recién entonces Adam se dirige al público para saludar por su primera visita al país. “First time, thank you so much” decía para despertar el grito de las fanáticas. Así siguió If I Never See Your Face Again, tema con el que Adam toma la guitarra eléctrica y hasta se mete un pequeño solo al final.

Pero fue con Wont Go Home Without You que el público se emocionó, gritó y prendió las camaritas. Pues además de los temas bailables también había tiempo para las más lentas. Pero la fiesta debía continuar y dieron paso a Harder To Breathe, la cual fue combinada con unas pistas de Skrillex para poner toda la furia y el punche al tema. Así esta banda demostraba cómo puede recoger elementos de distintas épocas de la música, todo bajo el pretexto de la fiesta.

Wake Up Call y One More Night continuaron para que Adam dedicara unos aplausos al público. “This is so wonderful” decía para encandilar a la masa. Pero fue con Misery que la bola disco iluminó el recinto. La pegajosa guitarra y contundente bajo hacían mover los pies para seguir con la presentación de cada uno de los integrantes, cada uno con su respectivo solo de instrumento. Sin duda, el que se llevó los máximos aplausos fue James Valentine. El músico salido de Berklee jalaba todas las miradas con su característica melena y estridentes punteos de guitarra.

A estas alturas la emoción había colmado el estadio. Era el momento perfecto para tocar el tema con el que todos (o por lo menos los mayores) conocimos a la banda allá en el 2004, This Love. Con toda la emoción a flor de piel se fueron del escenario. Sin embargo, el público, con poca experiencia en temas de conciertos, quedó desconcertado y no hizo mucho para pedirlos de vuelta. Pero no importaba, Maroon 5 nos tenía unas cuantas sorpresas más.

Al regreso para el encoré, sobre el escenario se nos apareció una nueva formación de Maron 5: Adam en la batería, Mickey Madden en el bajo y James Valentine en la guitarra y voz. Así este power trío nos dio su versión de Seven Nation Army de los White Stripes. Potente versión que demostraba la versatilidad e ingenio de la banda.

Where are the ladys?” preguntaban para bajar las revoluciones y dar paso a una versión acústica de She Will Be Love a cargo de Adam y James. No es necesario describir las caras femeninas en este momento, ya se podrán imaginar. Aprovechando el momento de intimidad, Adam nos confesó su tema favorito del nuevo disco, Daylight.

La noche ya estaba acabando, pero los chicos de Maroon 5 todavía querían vernos bailar y saltar. Así llegó su versión de The Human League para poner a los asistentes mayores a corear el pegajoso coro: “Dont-you-want-me-baby, dont you want me ohh!. La fiesta estaba en su punto máximo, así que llegó lo que todos estábamos esperando. “Do you want it?”, preguntaba Adam tentando al público antes de soltar las primeras notas de Move like Jagger. Así, luego de repetir reiteradas veces el silbido inicial, el momento climax de la noche llegó. Un tremendo cierre de esta fiesta. Uno de los máximos hits del año sonaba en vivo, con todo el público rendido y extasiado al escucharlo.

10.50 pm. Entre sonrisas y aplausos se despidieron los chicos de Los Angeles. Sin duda un concierto muy feliz, por el ambiente inocente del público familiar, por el carisma de la banda, por la fiesta que se vivió y un show que llegó en su mejor momento. Esperemos que vuelvan pronto y que sean recibidos cada vez por más y más gente.

Finalmente, hoy 29 de agosto recordamos el nacimiento del Michael Jackson, el Rey del Pop, que sigue vivo como influencia palpable incluso en la música de Maroon 5.

Te dejamos con el set list y un video de This Love:

1. Payphone
2. Makes Me Wonder (con “Don’t Stop Till You Get Enough” de Michael Jackson)
3. Lucky Strike
4. Sunday Morning
5. If I Never See Your Face Again
6. Wipe Your Eyes
7. Won’t Go Home Without You
8. Harder to Breathe (con “Scary Monsters and Nice Sprites” de Skrillex)
9. Wake Up Call
10. One More Night
11. Hands All Over
12. Misery
13. This Love
———————–
14. Seven Nation Army (The White Stripes cover)
15. She Will Be Loved
16. Stereo Hearts
17. Daylight
18. Don’t You Want Me (The Human League cover)
19. Moves Like Jagger (con “Sexy Back” de Justin Timberlake)

Maroon 5 – This Love (Lima, Peru 2012)