Cuando vi que Morodo estaba en el line up del festival Lollapalooza que tendrá Chile dentro de unas semanas solo pensé que era casi un hecho que llegaría a Lima. La espera había sido larga y los seguidores del género lo demandaban desde hace varios años, así que la confirmación apareció oportunamente. Ayer, 22 de marzo, el concierto se concretó en un marco de gente que colmó el Embarcadero 41, local que no entiendo por qué casi solo se usa para conciertos de reggae siendo tan paja y apto para todo tipo de géneros.

Pero bueno, llegue al concierto poco antes de las 10pm mientras tocaba Radikal People. Letras con contenido que te llevaban a reflexionar eran la escencia del acto de apertura. Así Raper One nos contaba sus recientes problemas de salud que había afrontado con optimismo y fe, también nos hablaba de la discriminación entre otros temas para cerrar haciendo mover brazos al ritmo de “Del Perú para el mundo”.

A las 10.30 Radikal People ya estaba dejando el escenario con una potente presentación que había calentado varios cuerpos. Seguía Shiva Shanti que con “El Burrito” al frente fue levantando los pies de la tierra. Compartiendo miembros de la banda con la gente de Radikal People y cantando canciones juntos se encargaron de seguir empilando a la gente. Así pidiendo un aplauso por la vida los actos de apertura habían terminado a las 11.30pm. Ya estaba todo listo para la aparición de Morodo sobre el escenario, había que esperar unos minutos.

Así pasada la media noche, cuando el reloj marcaba las 12.12 apareció la banda que lo acompañaría para hacer el intro/medley. Pero antes de que todo empiece, los guitarristas tomaron el micrófono por separado empilar a la gente antes que salga Morodo. También nos sorprendía el dúo español Ganjahr Family que se subía sobre el escenario a animar la gente con algunas de sus canciones. Las ansias por Morodo aumentaban, si sus músicos empilaban tanto a la gente cómo será con Morodo, me preguntaba.

El concepto de comunidad o de familia como enfatiza el nombre de la gira se hacía evidente en España y Perú compartiendo el escenario entre todos. Así, luego de casi 30 minutos de intro a las 12.50 se empieza a escuchar la voz de Morodo desde el backstage. “Un fuerte ruido para Mordooo” gritaban desde el escenario. Primero pasaban las coristas, mientras la gente ya desesperaba por el español (habían pasado 45minutos de “intro/medley”) hasta que finalmente a las 1am se escucha: “Tengo una pregunta que hacerle a esa gente, a esas personas que quieren que no cante”. Era Más Yama y la singularísima voz de Morodo se inmiscuida en nuestros oídos.

Gran comienzo del concierto, la gente cantaba extasiada. Seguí un tema del último disco Rebel Action, era Obama / Osama. “¿Cuánta gente está deacuerdo con esto que estoy hablando, conflicto de negocio?”, preguntaba tratando de llevar a la reflexión su público. “Todavía hay más gente con nosotros, por eso esto se llama Family Latin Tour”, decía para dejar el escenario a una de sus coristas antes de pasar a Bad Bwoys. “Queremos one love en esta fiesta, no queremos bad bwoys en la casa” decía para introducirla.

El público se movía de lado a lado, pero no era lo que Morodo esperaba del público peruano que seguía muy pasivo frente a la descarga del español. “Yo creo que la gente hoy no está muy animada” sentenciaba con sonrisa en el rostro “yo no veo a la gente de Lima con ganas de fiesta, yo no sé si no bailan porque no están escuchando o porque no les gusta” decía logrando animar un poco más al público.

La situación mejoró cuando tocó el turno de La yerba del rey. Todo cambió un poco haciendo que la gente se enganche un poco más con el concierto. No se trata de hacer siempre una crónica diciendo que la gente la estaba pasando increíble, bailaba y saltaba, esta vez ni Morodo mismo sabía por qué el público estaba tan apático (con contadas excepciones). De hecho cada uno tiene su forma de vivir su concierto, pero ni para Morodo ni para mí, personalmente, un concierto del español es para quedarse parado sin inmutar el cuerpo.Ya me voy a ir” decía como advertencia a la gente para que se empile más. De hecho lo decía en una onda de broma, pero al público peruano le faltaba más.

El reggae no tiene que ser rasta, ¿cuánta gente que le gusta el reggae conoce el rasta? Vamos a tener que explicarles un poco de filosofía”, decía alardeando de sus conocimientos. Morodo sobre el escenario saltaba, bailaba, sonreía, y lo dejaba todo. Su muy particular voz sorprendía canción tras canción; sin embargo, no recibía la misma entrega del público. Vamos, no es que solo me interese que el público responda, pero un concierto es un encuentro de reciprocidad y eso no se veía ayer. Incluso Morodo optó por enseñar a todos cómo bailar. “¿Les gusta el reggae dance hall? Se salta así decía mostrándonos cómo se debía bailar.

Seguía Binghi no cry, tema que unió a todo el Embarcadero en un cántico al unísono. Quizás uno de los momentos cumbres del concierto, en donde el público despertó un poco. “Muchas gracias Lima, ahora sí nos fuimos” decía Morodo. “ha venido más gente” continuaba para introducir a su segunda corista que salía al frente a cantar. Y no es por ser malo, pero se notaba que la mayoría de gente quería ver a Morodo y si con él no reaccionaban tanto, con la corista menos.

El concierto ya iba llegando a su fin y así Morodo se iba ya con todo y Eres como el fuego, Babilonia y más. “¿Dónde está el ganja man? Parece que no hay ganja men en Lima” decía paro ir terminando con Rap n’ Party. Morodo luego de esto dejaba el escenario y pasaba al backstage que tenía ventanas hacia el público desde donde se podía ver como celebraba el concierto y seguía cantando el final. Él era recibido y abrazado por todo su equipo para volver a salir al escenario y dar la útlima canción: Divina Ciencia.

Con eso el concierto de Morodo en Lima había terminado a las 2.41am, “One love, bendiciones Lima, bendiciones” finalizó. La gente se quedó satisfecha y se retiró rápidamente del local. Así el primer concierto del español en Lima había terminado, una interesante presentación que lamentablemente no fue respondida recíprocamente.

Los dejamos con el set list y un video de la noche: