Nunca imagine poder ver a un Gallagher en vivo sobre un escenario dos veces en mi vida. Esta vez solo vería a uno de ellos, a la mente creativa y motor de ese gigante que fue Oasis, pero algo que tenía que tener claro era que ese nombre había quedado muy atrás y que Noel llegaría dispuesto a presentarnos por completo su nuevo camino: Noel Gallagher’s High Flying Birds.

Era viernes 11 de mayo y estábamos en la Tribuna Norte del Estadio San Marcos. Recién pude ingresar a un cuarto para las 9, hora en que estaba pactado el inicio y que se cumplió a exactitud. Mientras ingresaba al Estadio me agarró por sorpresa la introducción “if i had a gun, I shoot a hole into the sun, the sun, the sun” y empecé a correr hasta ingresar; me acomodé rápidamente y no tuve tiempo para nada más que introducirme en el concierto, Noel ya estaba sobre el escenario y la tribuna explotaba en gritos fortísimos. Éramos pocos, pero todos ahí estábamos dispuestos a pasar una noche muy especial y eso era lo más importante. El escenario estaba muy cerca a todos, no había pantallas y los músicos aparecían sin ninguna artillería para llamar la atención. Era un concierto de rock como si lo viéramos en un bar pequeño, íntimo, cara a cara, sin tanta artillería pero con esa escencia y conexión que permite estar en un lugar así. 

(It’s Good) To be free era la encargada de abrir el concierto logrando de arranque levantar los pies del suelo y esa unión en un coro al unísono. Mucky Fingers seguía calentando los cuerpos, mientras algunos miraban el escenario tranquilos, otros saltaban y coreaban a toda voz “’Cause it’s all mineee!”. Y sin parar, Noel lanzó la primera canción de su nuevo proyecto Everybody’s on the run, solo me quedaba pensar que solo genios de la composición como Noel pueden lograr canciones así después de tanto tiempo sin agotar ideas. Al terminar el público explotó en aplausos y desde las tribunas aparece el primer “ole ole ole ole, Noeeel, Noeeel” al que todos se unieron. “How is everybody feeling? Is good to be back to a wonderful country”, decía Noel para, después de cantar Dream On, decir que seguía la canción que compuso en nuestro país cuando llegó junto a Oasis hace 3 años atrás: If i had a gun. Todos coreaban la canción totalmente involucrados, como si fuera nuestra “If I had a gun, I’d shoot a hole into the sun, love would burn the city down for you“.

¿Alguien dijo que sin las canciones de Oasis “no pasaba nada” con este concierto? Solo me quedaba pensar en el enorme error que cometieron todos los que dijeron eso. La calidad de las nuevas canciones de Noel era enorme, y dejó claro que las ideas no se le han acabado. Si bien había un grupo de gente que no se las sabía y otros desatinados que no paraban de pedir Wonderwall, había otro grupo que no paraba de corear a toda voz estas nuevas creaciones. Así Noel seguía con sus temas nuevos sin ningún tapujo. Sin duda es difícil hacer una carrera solista cuando llevas el peso de una banda tan grande como Oasis, pero Noel estaba convencido de lo que hacía. Siguieron The good rebel, The Death of you and Me y Freaky Teeth antes de regresar a una de Oasis.

Era Supersonic tocada solo a guitarra acústica y teclado, momento climax y primero en el que todo el local entero cantó. El cuerpo de todos los asistentes estaba completamente apoderado por la música, Noel agradecía y el público respondía con fuertes coros (I wanna live in a dream in my) Record Machine y AKA… What a Life! mantenían a todos enganchados, al centro un grupo saltaba enloquecido mientras otros más tranquilos cantaban a viva voz. “what a liiifeeee!” se escuchaba fuerte. Era bueno saber que existía público para proyectos nuevos como este, pero para ser realistas me hubiera gustado que sean más, sobre todo porque si los peruanos nos seguimos quedando en el pasado (apoyados en nuestras paupérrimas y cavernícolas radios que solo pasan Wonderwall) estos artistas o proyectos nuevos se irán alejando de nuestras agenda poco a poco por falta de demanda.

La mayoría sabíamos el set list, incluso muchos lo tenían abierto en sus celulares y por eso sabíamos que el concierto había pasado la mitad, ya se acercaba la tanda final. Talk Tonight, Soldier Boys and Jesus Freaks, AKA… Broken Arrow seguían el concierto con todos coreando, detrás del escenario una cámara documentaba todo el concierto tal como lo hizo también por las calles de Lima. Noel aprovecha para presentar a su banda de donde sobresalió Mike Rowe, ex tecladista de Oasis, aclamado por varios. Seguía uno de los momentos más especiales sobre todo para los fans de Oasis: Half the world away. Muchos cerraban los ojos, miraban al cielo y cantaban para sí mismos, y así finalmente con (Stranded On) The Wrong Beach Noel dejó el escenario.

Al poco rato volvió con Let the lord shine a light on me e inició la tanda final: Whatever, Little by Little y la archimegacoreada Don’t look back in anger. Todo concierto tiene momentos climax y otros que van más allá y se quedan impresos en la memoria por siempre. Sin duda el final de este será uno de esos momentos. Noel junto a su característica guitarra roja, cantando por segunda vez en Lima ese tema que unió a todos en un grito final fue increible. Conexión que solo los conciertos pueden lograr y es mágica. El concierto había terminado, las caras eran de satisfacción (con la excepción de algunos incautos que se quedaron en el pasado y esperaban Wonderwall) y solo quedaba agradecer.

Noel dejaba el escenario diciendo antes que se encontraría alguna vez nuevamente con nosotros. Eran las 10.30pm y era momento de partir a nuestras casas totalmente satisfechos.

Escrito por Santiago Silva (@santiagosv90)

Te dajamos con el set list y un video de la noche:
1. It’s Good) To Be Free
2. Mucky Fingers
3. Everybody’s on the Run
4. Dream On
5. If I Had a Gun
6. The Good Rebel
7. The Death of You and Me
8. Freaky Teeth
9. Supersonic
10.Record Machine
11. AKA What a Life!
12. Talk Tonight
13. Soldier Boys and Jesus Freaks
14. AKA Broken Arrow
15. Half The World Away
16. (Stranded On) The Wrong Beach
——————————
17. Let the Lord Shine a Light on Me
18. Whatever
19. Little By Little
20. Don’t Look Back In Anger

Noel Gallagher – Half The World Away

*Todas las fotos fueron tomadas por Arturo Bautista.