Nunca llegó Vince Neil, el invitado sorpresa (Charlie Sheen) nunca apareció ni en las pantallas, y el concierto no duró las más de 2 horas y media que se anunció. Sin embargo, nada de eso importó durante las 2 horas intensas de fiesta y rock n roll en donde el público vibró de principio a fin logrando uno de los espectáculos más singulares que hemos podido ver en nuestro país. Hit tras hit, estrella tras estrella, rock n roll y más rock n roll. La noche de ayer, viernes 27 de abril, fue espectacular, el Jockey Club del Perú reunió a un reducido, pero potente público que fue a vibrar y mover cabezas al lado de los miembros de bandas que cimentaron una rama muy querida del rock.

Llegué al Jockey cerca de las 7pm con no muchas expectativas y es que, para ser sincero, este tipo de artistas me generan cierta repugnancia (fuera de su increíble trayectoria y aporte al rock). Esa actitud de “dueños del mundo”, falta de humildad y derroche de dinero en “sexo, drogas y rock n roll” me sonaba ridícula. Pero vamos, sabía que estaba frente a unos titanes de parte de la historia y tenía que ver el lado positivo: su música y trayectoria.

A las afueras antes de entrar al local, se veían unas cuantas caras pintadas, familias, amigos, señores, jóvenes y toda una gama de generaciones unidas por la música (incluso un curioso niño disfrazado de Gene Simmons). Y es que uno de los poderes más grandes de la música es poder unir a gente tan distinta en un solo cántico. Así, luego de ver esto, ingresé al local para lamentablemente chocarme con una imagen que se hizo común en el 2011: el local casi vacío.

Por suerte era temprano así que me senté a esperar, mientras veía a la gente entrando.”Csm no hay trago” comentaban unos amigos mientras entraban. Eran las 7.50 y en el escenario empiezan a probar los instrumentos para dejar todo listo. Poco a poco llegaba más gente, eran las 8.50 y cámaras empiezan a filmar a la gente desde el escenario (¿serán tomas para el documental de los Rock N Roll AllStars o para el reality de la familia Simmons?). La cosa es que habían una serie de cámaras filmándolo todo (ojalá nos sorprendan pronto con algún material).

Así a los pocos minutos, más puntuales que nunca a las 9.00 se apagaron las luces y empezó a sonar la introducción llena de tensión. La gente se colocaba lo más cerca al escenario posible (que por cierto era bastante imponente y con una altura buena para que todos puedan ver). La gente enloquecía posando para las cámaras, mientras en el escenario aparecían con las manos levantadas Duff McKagan en el bajo (Guns N’ Roses), Gilby Clarke en la guitarra (Guns N’ Roses), Steve Stevens en la otra guitarra (Billy Idol) y el líder de la banda sobre la batería: Matt Sorum (Guns N’ Roses).

Sebastian Bach

Lima, how are you!? Are you fucking ready!?!” se escucha en el escenario. Era Sebastian Bach (Skid Row) quien era el primero en tomar el micro y hacer levantar los pies de la tierra a todos los asistentes con Welcome to the Jungle (Guns N’ Roses). Mejor comienzo imposible, la potencia de Sebastian se apoderaba del escenario volviendo una locura el concierto desde el arranque. “Buenas noches!… Lima, Lima, Lima” gritaba haciendo que todos lo sigan en coro. “Its so fucking Easy!” gritaba anunciando el otro tema de los Guns que seguía: It’s so Easy. El público saltaba contagiado por la energía del vocalista de Skid Row quien recibía una bandera del Perú desde el público para mostrarla y tirarla de vuelta. Él no paraba, iba de lado a lado en el escenario. Seguía una canción que dedicaba a todos los que han rockeado con ellos desde hace más de 30 años y siguen jóvenes: Youth gone wild (Skid Row).

El único en destacar, a diferencia de muchos conciertos, no era solo el vocalista. Aquí teníamos a monstruos por todos lados, por momentos Steve Stevens (Billy Idol) se robaba el show tocando su guitarra con los dientes o una pistola de juguete. Esto era una fiesta, y Sebastian se acercaba al micro para preguntar si había fanáticos del Led Zeppelin haciendo reventar el Jockey y cantar Whole Lotta Love. Matt Sorum aprovechaba para robarse las miradas con un solo de batería sobre la base de lo que ha sido uno de los bateristas más increíbles de la historia: John Bonham.

Glenn Hughes

Con esto se cerraba la primera etapa del concierto y era el turno de llamar a más músicos. Así entró Glenn Hughes (Deep Purple) en la voz, Mike Inez (Alice in Chains) en el bajo, y Billy Duffy (The Cult) en la guitarra. Sobre el escenario Steve Stevens (Billy Idol) en la guitarra y el líder Matt Sorum (Guns N’ Roses) en la batería se mantendrían durante todo el concierto (menos en la parte acústica). Así esta etapa arrancó con Wild Flower (The Cult). Glen Hughes se apoderaba del escenario y gritaba “Are you ready to rock n roll?!”. Seguía un tema de la banda en la que él tocó el bajo y ahora le tocaba estar en la voz: Highway Star (Deep Purple). El concierto era imparable, no existía momento en el que la gente pare de moverse. Era el turno de Firewoman (The Cult), a un lado Billy Duffy, representante de The Cult, tocaba tranquilo junto a Mike Inez que se movía con su bajo preciso sin tanta parafernalia para llamar la atención.

Mientras esto pasaba, Sebastian Bach seguía a un lado del escenario moviendo la cabeza bien acompañado de algunas mujeres con las que llegó a Lima. “Lima, we fucking love you!” gritaba Glenn Hughes para volver a un tema de su banda: Burn (Deep Purple). Para este momento Sebastian Bach volvía al escenario para acompañar a Hughes y encender a todos. El rock n roll seguía siendo inyectado directo a la vena, Burn amenazaba a todos con una sobredosis. Gughes y Bach hacían duelos de gritos al mejor estilo del rock n’ roll para terminar con todo. “I love you mother fuckers” decía Glen Hughes para dejar el escenario y dar paso a la tercera etapa del concierto.

Ed Roland

Era el turno de Ed Roland (Collective Soul) en la voz quien aparecía emocionadísimo tambaleándose de lado a lado para cantar Man in the Box (Alice in Chains) junto a Glen Hughes que seguía a un lado apoyando en las voces. Luego volvió Duff McKagan (Guns N’ Roses) para tocar el bajo en uno de los máximos hits de Collective Soul: Shine. Seguido de esto era el momento de Steve Stevens iniciando la canción que representaría a su banda: Rebel Yell (Billy Idol). En este momento el pequeño pero carísmático guitarrista se robó el show volteando su guitarra y mandándose el solo sin ver mientras Ed Roland seguía en la voz. Con esto terminó el turno del líder de Collective Soul dejando el paso para la cuarta parte.

Joe Elliot

Reaparece Gilby Clarke (Guns N’ Roses) y anuncia uno de los momentos que más emocionó al público: el ingreso de Joe Elliot, la voz de Def Leppard, quien arrancó con un viaje por Queen y el tema Tie your mother down. Después de este momento se acercó al micro para explicar el increíble momento que están pasando bajo el nombre de los Rock N’ Roll All Stars y recordar que esta era su última fecha de la gira. En ese momento entra nuevamente Mike Inez (Alice in Chains) en el bajo y Billy Duffy (The Cult) en la guitarra para acompañar a Joe Eliot en el primer tema de su banda: Animal (Def Leppard). A un lado Duff McKagan (Guns N’ Roses) y Glenn Hughes hacían los coros (¿cuándo habremos visto “coristas” de tal magnitud?) y como si fuera poco, al poco rato se suma Sebastian Bach (Skid Row) en los coros para bromear haciendo pasitos a lo Broadway. Joe Elliott continuó con Pour some sugar on me en donde cambia de guitarrista por Gilby Clarke (Guns N’ Roses) y Duff McKagan (Guns N’ Roses). Y para terminar esta etapa un tema que, en palabras de Joe Elliott, perteneció a una banda que los influenció mucho en sus inicios: All the Young dudes (Mott the Hoople) en donde todos se unieron en el coro catando junto al público. Terminado esto siguió una quinta etapa acústica.

Acústico

Así, Matt Sorum, Duff McKagan y Gilby Clarke (todos de Guns N’ Roses) se unieron al frente del escenario a compañados de guitarras acústicas para rendir homenaje a Bod Dylan junto al tema Knockin’ on heavens’s door. Era momento de bajar un poco las revoluciones y dejarse llevar por las guitarras y voces. Depués se quedaría solo Duff McKagan y aparecería Joe Elliot para cantar una canción que contaron practicaron en el hotel ya que sus cuartos estaban juntos. Duff McKagan contaba que esta canción apareció en 1979 y que la tocó junto a Guns N’ Roses en 1993, era Yout can’t put your arms around a memory (Johnny Thunders). La parte acústica seguiría con un fragmento de Patience (Guns N’ Roses) a cargo de Sebastian Bach (Skid Row) que aparecía con su polo de Machu Picchu junto a Matt Sorum, Joe Elliot, Duf McKagan, y Gilby Clarke. Terminando el tema Sebastian Bach se ponía a bromear con su polo de Machu Picchu haciendo que todos griten “machu picchu, machu picchu…” y agregar “we want to play Machu Picchu song next time”. Y para regresar a las guitarras eléctricas no eligieron mejor tema que Paradise City (Guns N’ Roses) que llevó al público a su máxima euforia. Sebastian Bach en la voz se volvía demente, era una bestia sobre el escenario corriendo de lado a lado. Se robó el show por completo, dejó de lado todo los egos junto a toda la banda y logró hacer sentir esa sinceridad y sencillez que pensé que les faltaba. Así junto a los Rock N’ Roll All Stars lo dejó todo en el escenario volviendo loco al público logrando armar pogos llenos de la energía que transmitía. Era el momento cumbre del concierto pero aún faltaba la última parte a cargo de la bestia de Kiss.

Gene Simmons

La sencillez, buena onda, y sinceridad que todos mantenían se perdió cuando apareció el hombre más aclamado de la noche: Gene Simmons. Los plomos corrieron sobre el escenario para poner su micro lleno de uñas, agregaron sus pedaleras, y todo quedaba listo. “You wanted the best, you got the best” era el anuncio de que el hombre de Kiss ya estaba sobre el escenario. Así con el ego por las nubes, caminando lento, con la sonrisa más pedante que he visto en mi vida y moviendo la cabeza asintiendo como autoproclamándose el líder de la banda, Gene Simmons inició su etapa del concierto.

“Ahí está satanaaas!” escuchaba gritar entre el público. Gene Simmons muestra el mismo bajo de hacha que usa junto a Kiss y arranca con su tanda de frases para robarse al público. “Hola mis pataasss, como está Lima!!?!?” gritaba empilando a la gente, para luego de unas risas ensaya la misma frase con la que el sencillo y sincero Paul McCartney volvió loco a los peruanos en su increíble llegada: “viva el Perú, carajooo, no puta, no mierda, no… carajoo”. Y así, con el público fácilmente rendido a sus pies arrancó con Deuce (Kiss) en donde hacía los mismos movimientos que hace con Kiss solo que sin sacar la lengua y sin pintura en la cara. Era bastante curioso verlo sin la característica indumentaria de Kiss. Terminada la canción seguía con sus frases para empilar a la gente “oh yeah!?” preguntaba cruzando los brazos y con cara de amargo porque la gente no respondía. A esto agrega “ole ole ole, Si…” para que la gente continúe cantando su nombre. ¿Será acaso la persona más egocéntrica del mundo? Nunca había visto a alguien sobre el escenario pidiendo que coreen su nombre, pero bueno había que atender la música que era lo mejor que podía ofrecer la bestia de Kiss. Seguía con Calling Dr. Love mientras a un lado su esposa Shannon Tweed bailaba al ritmo de su esposo robándose las miradas de algunos sapos. La tanda de Kiss seguía con I love it loud llegando al final del concierto.

Final

You are the rockstars, we are the idiots, we trabajo for you” decía Simmons bajando un poco su ego e introduciendo el increíble final de la noche a cargo de todos los Rock N’ Roll All Stars cantando Rock and Roll All Nite. Momentos como este serán dificl de volver a vivir en nuestra ciudad: 11 músicos con una envidiable trayectoria juntos sobre el escenario cantando uno de los himnos del rock n roll, de lujo.

Se abrazaban, sonreían, tomaban el micro, y bailaban de lado a lado. El concierto había terminado, eran las 11 de la noche y todos se unieron al frente del escenario para terminar el concierto con una venia. Su alegría era recibida de igual manera en el público, mi concepto de estos rockeros se borró completamente (con excepción de Gene), y me divertí a más no poder con artistas que estaban ahí para lo mismo, para rockear y dejarlo todo en el escenario junto a sus amigos. Tal como dijeron en la conferencia de prensa, estar en los Rock N’ Roll All Stars era como volver a nacer con una banda nueva. Se notaba ese espíritu de disfrutar lo que se hacía. Así todos juntos abandonaron el escenario entre los aplausos y pedidos de “otra, otra, otra…” del público.

Un concierto de primera que lo único que le restó fueron las mentiras innecesarias de que vendría Vince Neil (Mötley Crüe), que habría un invitado especial (incluso afirmando que sería Charlie Sheen solo en pantallas), y que el concierto duraría entre 2 horas y media y tres horas. No sé si podrá ser considerado una estafa, pero sí existió una publicidad engañosa. ¿Habrá sido ese el motivo por el que se cancelaron 6 conciertos de la gira? Imagino que sí, y por eso no creo que la responsabilidad caiga solo en la productora nacional ArtEs Eventos (que siempre se ha caracterizado por producciones impecables), sino también de Gabe Reed Productions, empresa internacional encargada de toda la gira y que seguramente incumplió partes del acuerdo en distintos países, incluido el nuestro. Así que ahí hay un tema por arreglar, ya que la gente pagó por todo lo prometido.

Lo bueno es que todos estos problemas pudieron ser olvidados, por lo menos, durante las 2 horas que duró el concierto y que sinceramente, si bien con Vince Neil, Charlie Sheen y 3 horas de concierto el evento hubiera sido otro lote, igual estuvo de primera.

Escrito por Santiago Silva (@santiagosv90)

Te dejamos con el Set List y video del final del concierto:

1. Welcome to the Jungle (Guns N’ Roses)
2. It’s So Easy (Guns N’ Roses)
3. Youth Gone Wild (Skid Row)
4. Whole Lotta Love (Led Zeppelin)
5. Wild Flower (The Cult)
6. Highway Star (Deep Purple)
7. Fire Woman (The Cult)
8. Burn (Deep Purple)
9. Man in the Box (Alice in Chains)
10. Shine (Collective Soul)
11. Rebel Yell (Billy Idol)
12. Tie Your Mother Down (Queen)
13. Animal (Def Leppard)
14. Pour Some Sugar On Me (Def Leppard)
15. All the Young Dudes (Mott the Hoople)
16. Knockin’ On Heaven’s Door (Bob Dylan)
17. You Can’t Put Your Arms Around A Memory (Johnny Thunders)
18. Patience (Guns N’ Roses)
19. Paradise City (Guns N’ Roses)
20. Deuce (KISS)
21. Calling Dr. Love (KISS)
22. I Love It Loud (KISS)
23. Rock and Roll All Nite (KISS)


*Todas las fotos fueron tomadas por Jorge Gamboa, menos la primera (Mia Gonzáles Echevarria) y la segunda (Facebook Oficial de los Rock N’ Roll All Stars)