Llegué al concierto a las 7pm apurado pensando que el concierto arrancaría a esa hora (teniendo en cuenta que en el anuncio salía 6.30pm y que me habían dicho que tenía que llegar antes de esa hora). Sin embargo, en el Estadio Nacional seguían pasando canciones ochenteras como calentando a la gran cantidad de público que casi llena el aforo habilitado del estadio para el concierto  (que estaba armado mirando hacia la tribuna oriente). El estadio se veía mostro, la verdad hace tiempo no me sorprendía gratamente al entrar a un concierto, ya que últimamente estos se veían vacíos (pero este no era el caso, al parecer la escases de conciertos ha dado frutos y ahora estos se ven llenos, como debería ser).

Me dijeron que a las 7.30 arrancaba” se quejaba un personal de seguridad con su compañero poniéndose a pifiar con la gente porque ya era más de la hora pactada. Sin embargo, no se tuvo que esperar mucho más y minutos antes de un cuarto para las 8 GIT apareció en el escenario con todo. Así se mandó desde el arranque con Siempre fuiste y La calle es su lugar (Ana), dos de sus máximos hits que ponía a la gente a saltar desde el principio. “Buenas noches Lima, ¿cómo están ahí?”, gritaba Willy Iturri desde la batería. El concierto había comenzado y los parlantes reventaban (literalmente) con un fortísimo volumen que me obligó a ir al tópico en busca de algodón para taparme los oídos (no sé si fue algo personal o en verdad estaba tan alto, pero el volumen se me hizo realmente insoportable).

Seguía Acaba de Nacer que era anunciada con un “vamos los quiero oír cantar”. GIT se había venido con todo y se notaba que no querían quedar como “los teloneros de Roxette”, sino como un acto importante de la noche. Así se trajeron una producción bastante bien que incluía unos visuales al fondo del escenario que sirvieron bastante para darle atmósfera a la noche. En ellos se proyectaban distintos videos (enmarcados en los símbolos de Stop, Pausa, y Play).

Los saltos no duraron mucho, y cuando los hits se acabaron la gente se apagó rápidamente. “¿No se nos escucha? Vamos Perú” gritaban desde el escenario tratando de reanimar a la gente. Así el repertorio siguió sin mucho éxito en el grueso del público que seguro en su mayoría estaba por Roxette o solo se conocía las canciones que repiten hasta el hartazgo en nuestras paupérrimas radios. Iturri se acercaba al micro y se equivocaba al anunciar la canción que seguía para luego bromear diciendo “a no, me equivoque, vi la lista de Roxette” haciendo que la gente grite por el dúo sueco.

Así llegó la parte romántica con 6ºC tratando de enganchar nuevamente a la gente. “No creo que ustedes la estén pasando tan bien como nosotros” decían con ánimo. Con Toque de queda la gente retomó un poco el movimiento y revivió nuevamente con Aire de todos gritando “Oh mi amor, no todo lo que brilla es oro”. “Nos apagaron las luces, vamos a dejar después de este tema a Roxette” decían del escenario ya que toda la canción pasada no les pusieron luces.

Su presentación ya iba llegando a su fin, así tocaron Es por amor dejando a la gente caliente para el acto final. “Gracias Perú, muchas gracias” y se retiraron del escenario mientras una bolas gigantes eran soltadas sobre el público animándolo más. Todos pensaban que ya era hora de espera a Roxette; sin embargo, GIT volvió a salir en escena para repetir un tema: La calle es su lugar (Ana). Fue bastante sorprendente que una banda con casi 30 años de trayectoria no tenga más repertorio y tenga que repetir un tema, pero bueno. Así terminó su presentación. “Chau Perú, gracias, los queremos con todo el corazón, espero verlos pronto, cuídense y sean felices”.

Eran las 9.07pm y la presentación de GIT había culminado, era momento de esperar el acto estelar de la noche, mientras tanto, la gente seguía jugando con las pelotas que soltaron sobre el público. A las 9.24 a pagaron las luces que alumbraban al público y todos se emocionaron pensando que iba a empezar, pero esto no ocurrió hasta las 10pm que recién aparecieron los músicos de Roxette y se dio inicio al concierto.

Todo se inició con Dressed for success, así el dúo sueco reapareció en un escenario limeño, luego de 17 años, y el público se rindió a ellos. Marie Fredriksson y Per Gessle se desplegaban con un total carisma que conecto desde el principio con el público que estaba totalmente sumergido en la fiesta. Sleeping in my car, The Big L. y Wish I Could Fly seguía volviendo una locura el Estadio Nacional. Este se había vuelto en una máquina del tiempo, todos los que vivieron esos tiempos estaban bailando de lado a lado con una sonrisa nostálgica en el rostro.

“It’s so nice to see you” decía Fredriksson y Gessle agregaba “Buenas noches Lima, es fantástico to be here”. El público gritaba y se unía al grito de “ole ole ole, Roxetteee Roxettee”. Este era el ambiente que todo concierto en el país debe tener, gente enganchada a y conectada con el artista. Así, con el respeto a los fans de GIT, Roxette había opacado con solo 4 canciones la presentación de los argentinos, que la verdad más allá de sus hits nunca sorprendió a los asistentes.

Only when I dream continuaba con el concierto mostrándonos un poco de su último disco Charm School. Ese tecladito psicodélico te envolvía en toda la atmósfera conciertera y, continuando con lo nuevo, se mandaron She’s got nothin on (but the radio). El concierto estaba sorprendente, a pesar de que no era ni la música que suelo escuchar ni  de mi época. Cada músico sorprendía por sí solo, sobre todo el “gringo loco” que estaba a cargo de las guitarras.

Las nuevas no duraron mucho tiempo y así Marie anunciaba que se venía una antigua y que esperaba que se la acuerden. Era Perfect Day que daba inicio a la parte lenta del concierto con ella cantando sola en el escenario. Luego se sumaría Per para, con guitarra acústica en manos, cantar juntos Things will never be the same. La conexión artista-público no se perdía, todos cantaban juntos y esto mejoró aún más cuando llegó It must have been love. La gente enloquecía cantando a todo pulmón. “Incredible” gritaba exaltado Gessle con una sonrisa en el rostro.

En este momento, el fondo del escenario, que hasta el momento solo había tenido un telón, se cambió por una pantalla de lucecitas que asemejaban estrellas y luego imágenes bastante singulares que complementaron perfectamente el concierto. El beat de Opportunity Nox dejó de lado la parte romántica del concierto y puso a todos a bailar nuevamente. El momento “rockpop” había llegado y era seguido con 7Twenty7. La gente se sabía todas las canciones, cada inicio despertaba los gritos. Así todos se unieron a cantar Fading like a flower (Every time you leave) para seguir con Crash! Boom! Bang!

Con How do you do! el publico ya estaba en su gloria, esta era empalmada con Dangerous llegando al final del concierto. Todos cantaban, saltaban y se abrazaban entre amigos sonriendo y reviviendo tiempos pasados. Era el momento de presentar a los músicos que acompañaron al dúo en la noche y que realmente sorprendieron, sobre todo el loco de la guitarra Christoffer Lundquist (que no por nada cuenta con un Swedish Grammy con su banda Brainpool) quien sorprendió a todos tocando El Cóndor Pasa saltando de lado a lado a lo Angus Young de AC/DC. Por su parte el bajista también se robó la atención al presentarnos su “machina especial”. “It’s call la azul machina del Suecia, can you feel it?” gritaba haciendo sonar su peculiar teclado o maquina rara que tenía a un lado.

Así terminada la presentación de la banda, se soltaron pelotas que decían Roxette y se aproximó el final con Joyride. Las pelotas saltaban de lado a lado, dándole fin a la gran fiesta que había dado este dúo sueco en nuestro país. Eran las 11.16pm y dejaron el escenario agradeciendo al público, pero aún faltaba un poco más. Regresaron con Spending my time, The Look, Listen to your heart y Church of your heart. Final que dejó más que satisfechos a los presentes que abandonaron el Estadio con esa alegría de haber revivido el pasado. Esa magia que solo la música puede lograr tan fácilmente y que Roxette lo sabe hacer a la perfección.

Muchas gracias, hope to see you again, take care of each other, goodnight” y con una venia todos sobre el escenario abrazados dieron fin al concierto a las 11.42pm.

 

Te dejamos con los set list del concierto y unos videos:

Roxette Set List:

1. Dressed for Success

2. Sleeping in My Car

3. The Big L.

4. Wish I Could Fly

5. Only When I Dream

6. She’s Got Nothing On (But the Radio)

7. Perfect Day

8. Things Will Never Be the Same

9. It Must Have Been Love

10. Opportunity Nox

11. 7Twenty7

12. Fading Like a Flower (Every Time You Leave)

13. Crash! Boom! Bang!

14. How Do You Do!

15. Dangerous

16. Joyride

———————–

17. Spending My Time

18. The Look

19. Listen to Your Heart

20. Church of Your Heart

GIT Set List:

1. Siempre Fuiste

2. La Calle Es Su Lugar

3. Acaba de Nacer

4. No Digas Nada

5. Viento Loco

6. Dos Días Despues

7. No Lograran Distraerme

8. Aventuras Nocturnas (Sombras Negras)

9. Tarado de Cumpleaños

10. 6º C

11. No Hieras mi Corazón

12. El Juego Comienza

13. Toque de Queda

14. Aire De Todos

15. Es Por Amor

————-

16. La Calle Es Su Lugar

Roxette – How do you do!

* Todas las fotos fueron tomadas por Mirkos Murguía, menos la última tomada por Micke N-S.