La tercera llegada del eternamente joven Fatboy Slim volvio a llenar de energía los frenéticos cuerpos de todos los que fueron el pasado jueves 26 de enero a la Explanada Norte del Monumental (todo una energía que, no sé por qué razón, incluso llevó a que me electrocutara cada vez que quería tomar de mi vaso). Ariana Vizquerra, Oscar Bohorquez y Jumi Lee fueron los encargados de abrir la noche y calentar los cuerpos hasta poco más de la 1am cuando el hombre de camisa hawaiana se preparaba para salir en escena.

Fresco como él solo sabe pararse en un escenario salió enérgico al ritmo de Praise You para reventar con Put Your Hands Up In The Air. Algo divertido de estos espectáculos es que la gente empieza saltar desde el primer beat de la noche, no existía persona en la explanada que no bailaba de lado a lado comandado por Fatboy Slim (nada de gente con complejo de periodista filmando o tomando fotos toda la presentación). Su interminable set de 3 horas se apoderaba del cuerpo, a pesar de que repetía varias mezclas de la última vez que vino, haciéndolo un poco menos sorpresivo. Además de que esta vez estuvo bastante diferente a su llegada anterior y se caracterizó por pinchar música mucho más pachanguera (por ahí decían que solo le faltaba mezclar Ai Se Eu Te Pego para matar su presentación).

Así por su set desfilaron Manu Chao, Michael Jackson, LMFAO incluida la frase “I’m in Perú bitch” con nuestra bandera de fondo, Adele, Madonna, Rolling Stones, Queen, y una lista infinita de más músicos. También se incluyeron sus clásicos temas sobre todo en la recta final de la noche. Pero antes de eso también le metió su cuota latina con todo y salsa incluida. Su inconfundible sombra al fondo del escenario se distinguía desde cualquier parte con su camisa floreada, short y sin zapatillas.

Cerca de las 5am, el final ya iba llegando con Praise You nuevamente en donde Fatboy Slim bajaba de sus equipos para saludar al público y caer rendido al fondo del escenario para rápidamente volver a pararse y dar la estocada final con todo y camiseta del Perú puesta para mezclar El Condor Pasa y terminar todo a las 5.01am con Funk Soul Brother.

Las luces se prendieron y con el Danubio azul de fondo salimos del local abatidos por tremenda descarga de música. Sin duda una gran presentación que mantuvo a todos bailando como desquiciados durante 3 horas, a pesar de que sinceramente su llegada pasada fue mucho mejor, más sorpresiva e innovadora .

Los dejamos con un video de la noche:

* Todas las fotos fueron tomadas por Javier Carmen García.