Llegué al concierto escéptico. Pensaba encontrar un estadio que a duras penas tapaba los huecos y que la magia del primer concierto se habría perdido. La valla que había dejado Paul McCartney en la primera vez que vino a Perú era inalcanzable, o por lo menos eso creía yo hasta el día de ayer. Nunca pensé ver a un Beatle en mi vida. Siempre imaginé que eso solo pasaría en mi imaginación cuando soñaba viendo los videos de ellos en vivo por Internet o televisión. Nunca imaginé terminar viendo a uno de ellos dos veces y menos que se marcarían en mi memoria para siempre como parte de los mejores conciertos que he vivido.

Paul-McCartney-Lima-2014-4

Ayer, viernes 25 de abril del 2014, el Estadio Nacional volvió a lucir casi lleno. Estaba repleto de almas esperando a quien quizás es, en la actualidad, el músico vivo más importante de la historia de la música popular. Llegué muy temprano al estadio cerca de las 5pm. Las puertas aún permanecían cerradas y en el fondo se escuchaba la prueba de sonido mientras las multitudes ya iban llegando con carteles, banderas y hasta familias enteras disfrazadas de los cuatro grandes de Liverpool.

Cerca de las nueve de la noche las pantallas se prendieron con imágenes de la historia de Paul McCartney mientras de fondo se escuchaban algunas versiones diferentes de sus canciones. El estadio a esa hora lucía perfecto, casi sin huecos y cuando todos empezaban a desesperar, a las 9:30 pm las luces se apagaron y apareció Paul McCartney junto a su banda: “Magical Mystery Tour era la encargada de abrir el concierto.

“Hola Lima, buenas noches Perú, ¡muchas gracias! Estoy muy feliz de estar aquí de nuevo” decía Macca a todo el estadio. “All my loving” ponía a todos a bailar mientras en el fondo se veían nostálgicas imágenes de los cuatro compañeros de ruta. El escenario era grandísimo y con dos pantallas verticales a los dos extremos que permitían ver a Paul McCartney enorme de cuerpo completo, perfecto para que todo el estadio se sienta cerca de él.

Paul-McCartney-Lima-2014-1

El repertorio tenía de todo un poco: Beatles, Paul, y Wings. Canción tras canción el público recordaba, cantaba desde el corazón y vivía el momento sabiendo que nunca sería olvidado. Paul McCartney se movía de lado a lado animando al público. El concierto poco a poco iba poniéndose cada vez más especial. Uno entraba en razón de que estaba frente a Sir Paul McCartney y no podía entender cómo se lograba tanta genialidad con la música. Esa simpleza magnífica era escuchada por todos. El estadio iba tomando un calor impresionante cuando se colgaron las guitarras acústicas y se escucharon “And I Love Her”, “Blackbird”, y “Here today, canción que dedico a John Lennon. En este momento el escenario mutaba elevando al Beatle acompañado solo de su guitarra.

Los “Olé, olé, olé, Paul, Paul!” se hacían escuchar en todo el estadio logrando que Paul y su banda se sumen a la arenga. La felicidad se desbordaba y solo quedaba saltar y gritar a viva voz. Paul McCartney pasaba de su bajo a la guitarra, subía al piano de cola y bajaba a su piano de colores mientras interactuaba con todos. Tantos años de historia intentando ser resumidos en unas cuantas horas permitían tener un concierto cargado de canciones que rememoraban en cada uno un momento distinto de nuestras vidas.

Paul-mcCartney-Lima-2014

Paul McCartney se acercaba para presentar que venía una canción nunca antes tocada en Perú, “Lovely Rita”; sin embargo, se equivocaba diciendo Chile para rápidamente arreglarlo dejando en duda si lo hizo al propósito como broma o realmente se equivocó. “Where am I!? In Uruguay? No… I know where I am, don’t worry”.

“Ah, look at all the lonely people!” estremecía en el estadio con “Eleanor Rigby”. El concierto era infinito y cada momento tenía una magia especial. Cada vez se iba dibujando más lo que era y será muy probablemente el mejor concierto del año. Un poco de psicodelia directo del St. Pepper llegó con “Being for the benefit of Mr. Kite” y el concierto ya había tomado ese nivel en el que uno siente flotar y que nada más importa, solo vivir el momento.

Fue en ese instante que llegó “Something”, canción que dedicó a George Harrison y que quizás marcó uno de los momentos más emotivos del concierto. “Something in the way she move, attracts me like no other lover” era cantada de corazón, todo el estadio era una sola voz con los ojos cerrados. Y como no todo era nostalgia siguió “Obadi Oblada” para poner a bailar a la multitud.

Paul-McCartney-en-Lima-2014-2

Se venía la recta final con las canciones más queridas. Así siguió “Band on the Run”, “Back in the USSR”, “Let it be”, “Live and let die”, canción en la que todo el escenario estalló en sorprendentes fuegos artificiales, y, para cerrar la tanda, “Hey Jude”. Ya eran más de las 11.30pm y Paul McCartney dejaba el escenario para volver al poco rato con un “¡bacán!” y “¡esa gente!” en un coloquial peruano perfecto.

Day Tripper”, “Hi hi hi”, “I saw her standing” y “Yesterday” iban despidiendo el concierto. Este ya estaba terminando y a pesar de haber pasado más de dos horas, estas se habían ido rapidísimo. Solo un grande como un Beatle podía hacer un concierto tan largo y aun así uno querer más. Con tanta trayectoria era imposible complacer a todos. Fue en ese momento que pensé que no tocarían una de las canciones que más me emocionó en su primer concierto, pero no importaba, había pasado un concierto inolvidable. Sin embargo, como si el destino quisiera que este sea el concierto perfecto, ¡bum!, “Helter Skelter” reventó en el escenario con todo su peso. Ahora todo sí estaba por acabar, era momento de decir adiós y Paul McCartney lo hacía con un peruanísimo “ya me quito”. Sin embargo, quedaba una más: “Golden Slumbers” y el final del Abbey Road con todo el cielo lleno de papelitos que estallaron desde el escenario. Así cada uno tomó su rumbo con sus recuerdos frescos en la mente, con una sonrisa imposible de superar y purificados con la música de un genio.

Chau, Perú, hasta la próxima. We see you next time”, terminaba diciendo Macca (esperamos cumpla esta promesa). Así terminó lo que seguramente será recordado como el mejor concierto del 2014 y uno de los mejores de la historia de nuestro país.

Escrito por Santiago Silva (@santiagosv90)

Fotos por Lukas Isaac. Puedes ver más aquí.


Te dejamos con el set list y algunos videos del concierto:

  1. “Magical Mystery Tour”
  2. “Save Us”
  3. “All My Loving”
  4. “Listen To What The Man Said”
  5. “Let Me Roll It”
  6. “Paperback Writer”
  7. “My Valentine”
  8. “1985”
  9. “Long and Winding Road”
  10. “Maybe I’m Amazed”
  11. “I`ve Just Seen A Face”
  12. “We Can Work It Out”
  13. “Another Day”
  14. “And I Love Her”
  15. “Blackbird”
  16. “Here Today”
  17. “New”
  18. “Queenie Eye”
  19. “Lady Madonna”
  20. “All Together Now”
  21. “Lovely Rita”
  22. “Eveybody Out There”
  23. “Eleanor Rigby”
  24. “Being for the Benefit of Mr. Kite”
  25. “Something”
  26. “Obla Di Obla Da”
  27. “Band On The Run”
  28. “Back In The USSR”
  29. “Let It Be”
  30. “Live and Let Die”
  31. “Hey Jude”
  32. “Day Tripper”
  33. “Hi, Hi, Hi”
  34. “I Saw Her Standing There”
  35. “Yesterday”
  36. “Helter Skelter”
  37. “Goldern Slumbers” / “Carry That Weight” / “The End”



2K Compartir