breakbot-peruHace casi 10 años, un cerdo lleno de helio surcó el cielo panza de burro, anunciando todo lo que estaría por venir en nuestra ciudad. Así, con ese inolvidable concierto que fue Roger Waters, nacía en Lima una nueva tendencia: asistir a conciertos de bandas relevantes internacionalmente. Hoy Veltrac toma esa imagen -la del cerdo volador, la representación de lo imposible- como imagen. 

Desde que se instaló en la escena, la productora nos ha regalado conciertos inolvidables tanto en formato masivo como Mgmt, Tame Impala, Foster the People, Foals así como otros mucho más íntimos como El mató a un policía motorizado, Erlend Oye y Esperanza Spalding. Esta vez se trató de una fiesta con un estilo de electrónica que no tiene nada que ver con el punchi punchi al que estamos acostumbrados. Breakbot, como buen exponente de la movida electrónica francesa, recoge del sonido clásicos de la música negra como el r&b y la música disco.

Breakbot fue un concierto pequeño, en un venue acogedor: el -alguna vez cine de barrio barranquino- Toro Bar. La atmósfera se calentó con las mezclas de Neon Dominik, Prol y Danny Em, para, a medianoche, reventar el éter con “The Sweetest Romance”. Una ola intermitente de calor y luces sacudió el resto de la noche junto con las voces del público coreando “Baby I`m Yours” cada vez que los toques de Breakbot soltaban los beats de uno de sus primeros singles.

Luego, de este concierto, no queda duda de que Breakbot es una de las figuras más importante de una legión de Dj´s franceses que vienen sacudiendo y reordenando la electrónica desde que comenzó el milenio. Esperemos que podamos ver a otras figuras del Ed Bangers, el sello fundado por el ex manager de Daft Punk, entre los que figura Justice, Mr. Oizo, Cassius y varios más.

Crónica por Antonella Chichizola Cisneros. Fotos por Alonso La Hoz.