Las bandas de metal no tienen público, tienen fanáticos. Fanáticos como los peruanos que esperaron desde tempranas horas, con el ceño fruncido y cerveza en mano, haciendo cola en el Estadio Nacional para el día que esperaron toda su vida: el primer concierto de Slipknot en Lima. Fue un público reducido, menos de 10 mil personas, pero que lo dejó todo en el pogo ante un show con una energía digna de un estadio lleno.

Aquella emoción no solo vino de la audiencia, sino también de parte de las bandas encargadas de abrirle a los de Iowa. “Slipknot es una de las bandas que más nos ha influenciado” dijo Serial Asesino mientras que …Por Hablar se esforzaba en alocar a los cerca de 8 mil presentes. “Esto no le va a gustar a Slipknot! ¡Nos quieren ver calientes, carajo!” decía Diego Taboada asumiendo el desafío de subir las revoluciones.

Más confiado se mostró A.N.I.M.A.L., quienes gozaban por cuarta vez el placer de telonear a Slipknot. Los argentinos salieron a dar la dosis revolucionaria a la noche. “Esta es por los indios que murieron al luchar, ¡agáchense!” dijo Andrés sin tener mucha respuesta de los peruanos (indiferencia que sorprende en el contexto de la reciente muerte de Quintino Cereceda en Las Bambas).

El otro bombazo combativo llegó con “Cop Killer”. El power trío se dio el gusto de gritar “¡Fuck the police!” frente a un escuadrón policial presente en el estadio. Pero estaba claro que la gente se estaba guardando las energías para Slipknot porque ni si quiera cuando Andrés dijo que teníamos “el mejor slam de Latinoamérica” se pudo ver el descontrol que sucedería luego.

Ya con la banderola de los payasos en el escenario y “Be prepared for hell” sonando en la pista, los maggots se empiezan a empujar hacia adelante haciendo del campo una masa inquietamente ansiosa que estalla de emoción al ver a los nueve músicos en vivo y en directo. Las encargadas de iniciar el show son de su último disco de estudio: .5: The Gray Chapter (2014)

“Its great to be back to Peru” dice Corey Taylor pero la gente toma con calma el error. “Mi familia, we are all fucking family” dice el americano para referirse al público local que por fin los tienen frente a sus ojos. Los locales respondieron con brutales pogos en “Psychosocial”, “The devil in I” y “Before i forget”. Pero nada se compara al salvajismo vivido con los temas más esperados de la noche.

El final de show fue un bombazo para los fanáticos de la primera época. Desde “Wait and bleed” pero especialmente con el combo de “Surfacing”, “Duality” y el gran final de “Spit it out”, la gente dejó todo en la cancha del Estadio Nacional con uno de los pogos más bárbaros que hayamos visto. Corey dijo que éramos uno de los mejores públicos del mundo y que aprenderá algo de español para cuando vuelva al Perú.

Hoy día la gente comenta en las redes sociales sobre la botella de agua que recibió el cantante en la cara (si alguien tiene un video puede comentarlo más abajo). El fugaz momento parece no haber dejado ningún sabor amargo pues la banda prometió volver al Perú en su próxima gira. Esperemos que para esa ocasión puedan presentarse ante un público más amplio.

Setlist Slipknot:

1. Be Prepared for Hell
2. The Negative One
3. Disasterpiece
4. Eyeless
5. Before I Forget
6. The Shape
7. Killpop
8. Dead Memories
9. The Heretic Anthem
10. Psychosocial
11. Left Behind
12. Custer
13. The Devil in I
14. Skin Ticket
15. Wait and Bleed
16. (sic)
Encore:
17. Surfacing
18. Duality
19. Spit It Out
20. ‘Til We Die

Crónica por Gerardo Silva.Fotos por Mireya M. Denegri:

Shares 5K