Hablar de Belle & Sebastian en Lima hubiera sonado como una locura una década atrás. Pero aquel sueño pudo finalmente hacerse realidad gracias a Girls in Peacetime Want to Dance (2015), su noveno disco de estudio que los trajo nuevamente de gira por la región. Luego de pasar por Brasil, Uruguay, Argentina y Chile, los escoceses cerraron su recorrido por Sudamérica con su primera (y probablemente única) presentación en Lima. Lo sucedido el sábado 24 de octubre en el Anfiteatro del Parque de la Exposición resulta para muchos aún difícil de asimilar.

El nuevo disco de Belle & Sebastian significó un cambio en su característico sonido orquesta y acústico de sus inicios para pasar a temas que apuntan a la discoteca, con mucha presencia de sintes y drum machines. Su nuevo rumbo electrónico no sorprende si recordamos temas como “Electronic Renaissance”, el cual venían incluyendo a lo largo de la gira. De todos modos había mucha curiosidad por ver cómo suena Belle & Sebastian en el 2015 y esperar que el show pudiese también mostrarnos a la banda de la que nos enamoramos varios años atrás.

Lo que recibimos fue ambos lados: el clásico estilo intimista de sus primeros trabajos y también su nueva apuesta por el baile y la noche. De hecho el setlist que nos ofrecieron estuvo principalmente compuesto por Tigermilk y Girls in Peacetime Want to Dance, el primero y el último de sus discos. De esta manera pudimos ver el cambio de un estilo a otro mientras ellos se intercambiaban guitarras, bajos, teclados y una variedad de instrumentos siendo fieles a sus inicios de multinstrumentistas pero también valiéndose de herramientas como la programación para los temas nuevos (en “Perfect Couples” Stuart hace la finta que toca los bongos pero lo que suena es una pista).

Pero lo más importante fue por fin tener a Stuart Murdoch, Stevie Jackson, Chris Geddes, Richard Colburn, Sarah Martin y Bobby Kildea frente nuestro. El furor causado por su llegada tenía algo de beatlemania en el encuentro con estos personajes tras tantos años imaginándolos a través de las canciones, los videoclips, las portadas y ahora los teníamos parados en un escenario de nuestra ciudad.

Es que la música de Belle & Sebastian tiene mucho de contemplación. Las canciones de Stuart hablan de personajes con historias cotidianas y comunes a las de cualquiera. “I’ll settle down with some old story about a boy who’s just like me” dice en “Get Me Away From Here, I’m Dying” quien narra historias imaginando la vida de las personas mientras mira por la ventana del autobús que recorre la ciudad. “The Fox in the Snow” es el mejor ejemplo de este estilo que logra decir tanto sobre sus personajes a través de unas cuantas oraciones.

Pero también hay de confesión y de autobiografía. “Nobody’s Empire”, la que abre el nuevo disco y también con la que venían abriendo sus conciertos en la gira, es un triste desahogo en el que Stuart nos cuenta su infancia. Es tal vez esa cercanía la que construye la relación entre la música de Belle & Sebastian y sus fans, quienes terminaron bailando sobre el escenario junto a la banda al ritmo de “The Boy with the Arab Strap”.

Una sincera cercanía fue la que nos propuso la banda en su concierto de anoche. Nos hablaron de Teófilo Cubillas y los dos goles que le metió a Escocia en el Mundial del 78, y del padre de Sarah, quien trabajó en el Perú. Hasta tuvimos a Stuart caminando por entre el público en plena canción. Nosotros a cambio les ofrecimos un cuy de peluche, una bandera nacional y un cariño incondicional que brilló en toda la noche.

Setlist:
1. Nobody’s Empire
2. I’m a Cuckoo
3. The Party Line
4. Expectations
5. Write About Love
6. Seeing Other People
7. Perfect Couples
8. Piazza, New York Catcher
9. Electronic Renaissance
10. The Power of Three
11. The Wrong Girl
12. We Rule the School
13. Another Sunny Day
14. The Boy with the Arab Strap
15. Legal Man
16. The State I Am In
Encore
17. I Didn’t See It Coming
18. Get Me Away From Here, I’m Dying