Los tiempos han cambiado y nuevos aires han llegado a la música pop. Una nueva generación de adolescentes ha dejado de lado las caras bonitas que cantan “oh baby, woo oh oh” mientras repiten una coreografía. Nada de eso, la nueva generación busca un artista que les hable sobre la vida real, alguien que no necesite esconderse detrás de grandes parafernalias del espectáculo sino que se presente sobre el escenario con el alma desnuda y el corazón abierto. Alguien como Ed Sheeran.

Ed Sheeran ha roto los esquemas de las boy bands armadas en laboratorios. Él viene de otra tradición, más cercana al folk. Él es un cantautor, pero uno de los tiempos modernos porque también rapea y habla sobre sexo, sobre drogas, sobre alcohol. Las líricas de Ed Sheeran no son sobre historias de Disney, sus letras son de verdad.

Ed Sheeran en Lima 2015. Foto: Santiago Silva

Por eso el concierto que dio Ed Sheeran en Lima fue algo nuevo para nuestros oídos. La noche del martes 21 de abril tuvimos un recinto colmado de 14 mil adolescentes en busca de la nueva sensación pop. Pero lo que encontramos fue un nuevo pop, un pop más honesto, un pop más real. Y si aún no se convencen, pues reviviremos paso a paso lo sucedido aquella noche.

8.10 pm. Luego de la acostumbrada odisea del tráfico de la Javier Prado, pudimos llegar a las justas para la acreditación. Cintillo en mano, caminamos por el túnel que te conduce al antiguo Daytona Park. Una vez en el concierto nos encontramos con los nacionales de Tourista sobre el escenario. La banda liderada por Rui Pereira sonó potente en su repaso por su EP debut y los adelantos de lo que será su primer LP. “Una selfie con toda la gente” pide Rui antes de retirarse entre aplausos.

Ed-Sheeran-3

8.30 pm. Mientras esperamos, en el fondo sonaba el Sesiones del buen roedor (2004) de Presidente Morsa. En eso sale al escenario un encargado de la producción para velar por la seguridad de las miles de fans. “No vamos a comenzar el show hasta que estén más tranquilas”, dice. Estaba claro que la locura por ver a Ed Sheeran tenía a las chicas muy alborotadas.

9.00 pm. Se apagan las luces y aparece el pelirrojo con su guitarra de palo y la camiseta del Perú. “Lima, how you doing? My name is Ed Sheeran” dice para desatar los gritos de la multitud. La encargada de abrir la noche fue «I’m a Mess”, que fue seguida por “Lego House”. En mi ignorancia, pensaba cuándo saldrá el bajo, las guitarras, la batería y los sintes. Pues no, Ed Sheeran es un hombre orquesta que se vale de una guitarra y su loop station para construir en vivo toda su música.

Ed-Sheeran-9

Pero no crean que el valerse de una guitarra acústica y unos pedales hizo que el concierto fuese monótono. Todo lo contrario, Ed Sheeran pudo llevarnos por distintos estilos, emociones y sonidos a lo largo de su presentación. Tuvimos baladas como “I See Fire”. Pasamos por el género urbano con “Don’t ”, donde demostró su rapeo en el micrófono. Hasta tuvimos algo de rave con los eufóricos ritmos y la sugestiva letra que dice “I feel the chemicals burn in my bloodstream, so tell me when it kicks in”.

No por nada Elton John lo apadrinó con su disco debut y Taylor Swift le abrió las puertas de América al incluirlo como acto de apertura en su gira The Red Tour 2013. Eso por el lado blanco de la música, pero Ed Sheeran también se mereció el respeto de otros grandes de la música negra. Su segundo disco lo trabajó junto a nombres de la talla de Pharrell Williams y Rick Rubin (productor de hip hop conocido por sus trabajos con Beastie Boys, Public Enemy, Run–D.M.C).

Ed Sheeran en Lima 2015. Foto: Santiago Silva

 

Nunca he estado en Sudamérica y el amor que demuestran es más que en mi país. Esta canción no la iba a tocar pero…” dice Ed antes de regalarnos el tema “All of the Stars”. Ya sabíamos que estábamos cerca del final de la noche cuando llegó el turno de “The A Team” y le entregan la bandera del Perú. Con esto se despide para seguir el encore con un poco de beat-box, algo de 50-Cent y cerró con “Sing”.

Ed Sheeran dejó claro que ser un ídolo pop no significa renunciar a tu búsqueda como artista, sino que es posible llegar al estrellato con una música honesta y real. Tan solo 24 años y dos discos le valieron llegar a la cima, pero estamos seguros que la carrera de Ed Sheeran recién comienza. Esperamos volver a verlo en nuestro país con sus nuevas propuestas. Hasta entonces, los dejamos con estos recuerdos de anoche.

Para ver más fotos haz clic aquí