El punk californiano ha sido una de las más grandes influencias en la escena under de nuestra ciudad. Bandas como Futuro Incierto, Gx3, 6 Voltios y Asmereir tiene una innegable raíz en el sonido de la costa oeste de Estados Unidos. Pero de todas las bandas que surgieron de California, la devoción de los peruanos por NOFX merece consideraciones aparte.

La historia de NOFX y el Perú comenzó en el 2006 con un fallido concierto que quedó inmortalizado en su documental Backstage Passport. Aun así, Fat Mike ofreció un pequeño acústico en la puerta de su hotel de Miraflores y prometió volver. Tras saldar la deuda con su primera presentación oficial en Lima del 2010, el regreso de la banda a Lima sin duda fue de los más esperados.

La noche comenzó puntual con el skatepunk de Play Attenchon, quienes repasaron los temas de su influyente disco debut del 2006: La ilusión que llevas. Eran las 8.30 pm y ya habían cerca de 100 personas que llegaron para ver a todas las bandas de la noche. El acelerado set cerró con “Identidad” en una versión con Lizardo Saenz cantando sin guitarra tras romperse la cuerda.

A las 9.15 pm salió el nuevo proyecto natural de Oakland, California que formó Renzo y Garzo de Metamorphosis junto a Mark de Asmereir. Acostumbrados a escenarios al ras del piso, Los Huaycos se sintieron como pez fuera del agua tocando en una discoteca de la magnitud del C.C. Barranco. Aun así demostraron buenas composiciones que sobresalen por sus divertidas letras que combinan el inglés con coloquiales peruanismos.

9.45 pm salen los Adictos al Bidet para estrenar su nueva formación junto a Jorge Cavero (ex Puramer-k) en guitarra, voz y saxofón. “¿Qué pasa? Están tímidos” dice desde la batería Ernesto Velarde antes de mandarse con “Quiero ser tu amigo (con beneficios)” para desatar el primer pogo de la noche. A estas alturas ya habían cerca de 300 personas que poguearon y cantaron con el ska punk que los Adictos acaban de recopilar en su primer álbum: Grandes éxitos del S.XXI.

11.00 pm. Aparece NOFX para ser recibidos por un local que terminó de colmarse con quienes llegaron justo para ver el plato fuerte de la noche. Antes de comenzar a tocar ya teníamos a Fat Mike haciendo sus primeros comentarios, esta vez llamando “rich people” a los del segundo piso y verdaderos punk rockers a los de abajo (lo que no sabía es que no habían zonas y que cualquier podía subir). Arrancan con “60%” y se arma tal pogo que Mike nos halaga diciendo que somos “the best crowd so far”.

El setlist que tocarían nos tenía a varios ansiosos. Días antes habían anunciado que se mandarían con todo el The Decline pero parece que tomaron otro rumbo para no repetir el show que nos trajeron en el 2010 tras la insistencia de varios fans que fueron a recibirlos al aeropuerto y al hotel. De ahí que nos sorprendieran con temas como “Soul doubts”, “Pharmacist’s daughter”, “What’s the matter with parents today?” y el combo de “IQ 32”, “Monosyllabic” y “Im telling Tim”.

En el 2010 tuvimos a un Fat Mike borracho que armó el desmadre pero esta vez más parecía estar bajo los efectos de la cocaína, concentrado en el show y dispuesto a halagar al público. “Perú, i love you” dijo además de rankearnos en su top 10 de países favoritos. En eso le tiran una bolsa plástica con un polvo blanco. Mike la huele, se ríe y la arroja de vuelta al darse cuenta que no es la sustancia que parece.

El otro que se llevó el cariño del público fue El Hefe. Bromeando sobre sus raíces latinas y su poco conocimiento del castellano, Aaron Abeyta nos encandiló tocando su trombón y cantando en “We march to the beat of an indifferent drum”. Finalmente el show acabó con el encore que incluyó “Reeko”, “Bottles to the ground”, “What’s the matter with parents today?” y “Franco un-american”. La banda dijo que se iban aquella madrugada a las 5 am, así que imaginamos que se habrán ido a seguirla a algún lugar.

12.20 am. Tras un corto pero intenso show, no queda duda que NOFX será recibido por cientos de fanáticos cada vez que vengan. El día de ayer, además de las mismas caras que vimos en el 2010, también vimos nuevas generaciones que continúan descubriendo en la música de NOFX canciones a través de las cuales construir su identidad juvenil. Esperemos que no tenga que pasar otros cinco años más para volver a tener a Fat Mike, El Hefe, Eric Melvin y Erik Sandin sobre un escenario local.

Crónica por Gerardo Silva

Ahora los dejamos con las fotos por Samuel Girón