Nunca ostentó ser el Beatle más querido; sin embargo, el simple hecho de ser uno de ellos era motivo suficiente para interesarse en ir a este concierto. Ringo Starr y su All Starr Band llegó a Lima para presentar un repertorio lleno de hits que recorrieron bandas como Toto, Santana, Mr. Mister, y los Beatles. Steve Lukather (Toto), Gregg Rolie (Santana), Richard Page (Mr. Mister), Todd Rundgren, Mark Rivera y Gregg Bissonette fueron los miembros de esta exquisita banda que para ser sincero, logró opacar al líder del grupo, por más que a él no le importara.

Ringo-Starr--Lima-2013-7

Quienes fuimos a escuchar al mayor de los Beatles nos topamos con un Ringo Starr que sobrepasó su destacada simpleza a la hora de tocar. En el concierto de ayer teníamos a un Ringo al que ni siquiera se le escuchaba cuando se subía a los tambores (el volumen de su batería era extremadamente bajo), se olvidó las notas del teclado cuando iba a tocar “Don’t pass me by”, y se pasó haciendo cualquier cosa (total no se le escuchaba) cuando tomaba la batería. Era como si ya no tuviera ganas de tocar, como si supiera que su simple presencia era suficiente. Aunque intento pensar que era por una cuestión de sencillez y perfil bajo para permitirle a los demás músicos sobresalir.

A pesar de ello, escuchar canciones cantadas por él logró una satisfacción grande entre los asistentes. Sobre todo cuando tomó el micro para cantar “With a Little Help From My Friends» o “Yellow submarine” (donde el público lo sorprendió soltando globos amarillos). Además, el gran carisma que manejó durante todo el concierto a pesar de sus 73 años son dignos de destacar, pero no voy a negar que esperaba más de su parte. Sin embargo, detrás de él teníamos a un bandón que se encargó de por poco robarse el show. No por nada el mismo Ringo anunció que se venía con una banda en la que cada uno de sus miembros es una estrella por méritos propios.

Ringo-Starr--Lima-2013-3

Así las canciones de Toto, representadas por Steve Lukather en la guitarra y voz, empilaron al público. “Rosanna” y “Africa” fueron quizás las más coreadas de Toto. Por su lado, Santana también brilló esa noche cuando el mismo Lukather se encargó de la guitarra mientras Gregg Rolie soltaba los teclados de “Oye como va” o “Black magic woman”. El público se movía con los ojos cerrados viajando a las mejores épocas de finales de los 60’s. El turno de Richard Page llegó con “You are mine”, momento en el que Ringo Starr se subió al cajón para sorprender al público. Todos los músicos que estaban sobre el escenario se unían en un concierto perfecto para todo fanático del rock de décadas pasadas. Era un súper grupo dispuesto a revivir grandes momentos entre el público que superaba los 30 años en su mayoría.

Esperar que Ringo sobresalga en este espectáculo fue quizás ingenuo de mi parte, pero me quedé con las ganas de escucharlo tocar batería con esa simpleza perfecta que lo caracterizó moviendo la cabeza de lado a lado. Es casi inevitable compararlo con el concierto de Paul McCartney en Lima, uno de los mejores y más mágicos conciertos que me ha tocado vivir. No esperé algo tan sorprendente, pero sí irme con una sonrisa en el rostro después de haber visto a un Beatle más en Lima.

Ringo-Starr--Lima-2013-10

El concierto terminó después de 2 horas con un público que se divirtió y dejó de lado el poco protagonismo del Beatle, total, igual tenían un buen puñado de músicos reviviendo las canciones que los acompañaron en buena parte de sus vidas. El concierto terminó con «Give Peace a Chance» de Lennon, canción que enmarcaba el mensaje que Ringo Starr lleva consigo por todo el mundo desde hace casi medio siglo.

Escrito por Santiago Silva (@santiagosv90)

Puedes ver más de las fotos tomadas por Lukas Isaac dando clic aquí.

Te dejamos con el set list y un video del concierto:

Ringo-Starr--Lima-2013-0-Se