Y al fin se dio, Suicidal Tendencies se presentó por primera vez en Lima el martes 28 de junio en la discoteca Céntrica del Real Plaza con Gritos Represión como soporte, una banda de hardcore punk con un potente sonido en estudio, pero al parecer la gente estaba ahí por el plato fuerte. Esto después de la caída fecha en octubre del año pasado.

El reloj marcaba las 9 en punto, pero la gente ya estaba haciendo cola unas horas antes. Sin ningún incidente y con un buen control de seguridad uno a uno fuimos pasando. Fanáticos, en su mayoría pasando base cuatro, pasaban a la discoteca que todavía se mantenía algo vacía. Pocas caras jóvenes se vieron esa noche, la vieja escuela se impuso y es que si bien su nuevo material fue un tanto bajo con respecto a los clásicos títulos, para su suerte hubo mucho material del recuerdo.

Algo raro es que el personal de la barra brillo por su ausencia, es decir no había cerveza y esto incluido a una fina selección de temas pop de los 80 como los de Boy George y Cindy Lauper. No fue un buen comienzo. Gritos Represión salió al escenario a las 10 pm en punto con su hardcore potente, aunque con un público indiferente, pocos coreaban temas como “Utilizados”, “Harto” y “postura”, para cerrar su set con la canción que le da nombre a la banda y “Libérate”.

Ya con un público más despierto, pero aun sin cerveza y con “Physical” de Olivia Newton-John sonando a todo volumen se llegaba a un pequeño espacio en el que algunos de los integrantes de Suicidal salían a probar guitarra y batería. Unos minutos después de las 11 Suicidal Tendencies saltaba al escenario en medio de coros de “S T, S T” y amenazas de muerte del público al dj. La banda venía con nada más y nada menos que Dave Lombardo, ex baterista y miembro fundador de Slayer, otro monstruo del thrash y metal en general, que venía apoyando a la banda para las giras desde febrero de este año.

Esta era la primera fecha de su gira por Latinoamérica y la primera vez en el país (esperamos que no sea la última). Con un español fluido Mike Muir salía al escenario saludando y agradeciendo al público por el recibimiento y el cariño. El público exploto con temas como “You can´t bring me down” y “War inside my head” en la que Mike pidió a la gente corear y obtuvo tremenda respuesta durante toda la canción.

El circle pit se abrió con “Cyco Vision” demostrando que la banda todavía goza de esa energía que los caracterizó por mucho tiempo en el escenario, ya que parece que para ellos da lo mismo estar en un festival tan grande como los de Madrid o el Monsters of Rock que estar en bares o discotecas como el Céntrica.

La fiesta siguió con “I saw your Mommy” por parte del grupo, el cual dio un pequeño descanso a la fanaticada sobre los cuales ya pesaban los años, pero con más ganas de seguir pogueando y coreando tema tras tema. Aun sin cerveza, por ahí se escuchaban rumores y leyendas que decían que ya se estaba vendiendo, la desilusión llegó cuando nos enteramos que solo era la presentación más pequeña a 10 soles.

La interacción entre banda y fans se marcó cuando unas cinco personas subieron al escenario para “Possesed to Skate”, convocados por Mike para acompañarlos. Práctica usual en los conciertos de Suicidal, pero con más notoriedad en eventos como en el de With Full Force del 2009 en el que tocaron “Pledge your Allegiance” con un escenario totalmente lleno de gente. Lo mismo pero en menor intensidad.

Llegó “Institutionalized” para marcar el fin del concierto con un público satisfecho, algunos con el sueño cumplido por fin de ver a una tremenda banda como lo es ST finalmente en el Perú y otros que se pudieron desquitar del pequeño fraude de la fecha del año pasado.

En resumen, una buena noche de thrash, punk, hardcore y funk con Gritos Represión y Suicidal Tendencies con el gran apoyo de Lombardo. Así inauguraron su visita a Sudamérica, llevándose una gran impresión dela fanaticada latina.

Fotos por Samuel Girón. Crónica por Bruno Diaz.