Cartas de casino, globos, serpentinas, pelotas de playa y punk rock, simplemente The Adicts!!

Creo que este show definitivamente era necesario para Perú. Muchas veces pensamos en los padres del estilo y creemos que es casi imposible verlos por acá pero la realidad de hoy en día nos brinda esa magia; el poder presenciar un espectáculo de extraordinaria calidad.

Bueno, ya los había visto dos veces en vivo en Chile, dejando en constancia que The Adicts definitivamente resucitaron para seguir dando cuerda en los escenarios. Entonces, vamos a lo que fue el show.

Céntrica poco a poco vio ingresar un variado público que oscilaba entre los 15 y más de 50 añitos. Viejos camaradas de bandas como Narcosis, Ataque Frontal, Pánico, Kaos General, QEPD Carreño, PDI, Desarme, etc , se asomaron a presenciar un show que en definitiva fue intenso.

Eran las 9:15 cuando 3 Al Hilo sube al escenario y comprobamos la buena decisión de ser elegidos como banda telonera, temas como “Imposible Dejar la Pichanga”, “40 no es Nada”, “No dejo de pensar”, etc, fueron algunos de los encargados de calentar la noche con un público que ya casi repletaba el lugar. La verdad los chicos salieron airosos, quedando más que satisfechos con su presentación.

Entonces era la hora de los Adicts, los cuales irrumpieron el escenario con “Jocker in the Pack”, luego «Let´s Go” y remataron la primera andanada con “Horrorshow” de su último disco. Siguieron con “Tango”, “Hurt” y como en un acto de hechicería, se apoderaban del público. Punks como angelitos de blanco engendraban demonios con un vigoroso pogo, mucha energía derramada por doquier, ellos se notaban felices al ver el júbilo de los fans que coreaban tema tras tema.

Monkey como siempre y esta vez en un nuevo escenario, hacía gala de su acción presdigitadora, tomando control de la pandilla de drugos quienes ejecutaban casi sin pausas muchos de sus recordados temas; “Life Goes on” o “I´m Yours” relajaban el ambiente para dar paso luego a las más energéticas “Johnny was a Soldier”, ”Easy way out” y “Numbers”.

En “Chinese Takeaway”, motivaron a la gente a corear desde un inicio. Llegó el momento de “Songs of Praise”, “Straight Jacket”, “My Baby Got Run Over by a Steamroller”, la festiva” Who Spilt My Beer?” seguida de su adaptación de “You’ll Never Walk Alone…” y siendo casi las 12 de la noche y habiendo tocado una veintena de temas, se anuncia la esperada “Viva La Revolution”, provocando el desenfreno y celebración final.

Muchas sensaciones reflejadas en los rostros de los presentes sepultaban el mito referido a la visita de las diferentes bandas legendarias de punk. Se agradece el esfuerzo y dedicación de productores como MOVE Concerts, que hacen realidad eventos de este tipo.

The Adicts tienen para rato!!!!!

Crónica por Juan Carlos Valente y Oscar Réategui Bartra.