El primer concierto de The Hives en Lima tenía ansiosos a muchos. No solo porque ser conocidos como uno de los actos más impactantes para ver en vivo, sino también por todo el ruido que venían haciendo desde el Lollapalooza de Chile, festival que en pocos años se ha convertido en un referente latinoamericano y en el que The Hives destacó como los favoritos de esta edición 2013.

Pero volvamos unos años atrás. Época en que la televisión aún era un referente para conocer música a través de canales como MTV. Fue en aquellas épocas, en pleno cambio de milenio, que muchos se preguntaban que si los 90s trajeron el grunge y el nu metal, qué nos depararía el destino en esta nueva década. Pues The Hives llegó a nuestros oídos como una de las primeras bandas que revivían el sonido garage en lo que hoy muchos reconocen en el inmenso espectro llamado indie. Ya muchos recordarán la primera vez que vieron el video de Hate to Say I Told You So.

The-Hives-PeruSobre su fecha en Lima, cabe resaltar que los suecos fueron recibidos en uno de los meses más atiborrados del año. Abril no da ni para tomarse un respiro y muchas personas han tenido que hacer difíciles elecciones sobre qué conciertos asistir. Sin embargo, el concierto de The Hives siempre se mostró como uno de los atractivos de la temporada. Atractivo además por la inteligente elección de hacer una sola zona el primer piso del C.C. Scencia, ofreciendo las condiciones necesarias para el descontrol, y también por la banda que abriría el concierto: Cuchillazo.

El power trío conformado por Nicolas Duarte (La Mente), Capi Baigorria (M.A.S.A.C.R.E) y Rafael Otero (La Mente) demostró todo el punche de su música combativa y achorada. Cuchillazo dejó claro el ser la elección perfecta para abrir el concierto en el que repasaron temas de sus más de 10 años de carrera. Sin duda, la canción de la noche fue La Maquina, un clásico inmortalizado en la miniserie Misterio y con la que se armó el primer pogo de la noche.

Los nacionales dejaron todo listo para el coctel que se nos venía. Así sobre el escenario podíamos ver la inmensa cara de Pelle Almqvist en el telón dando el toque siniestro al local. Pues la estética de esta banda fue parte fundamental para sumergirnos en el horror victoriano. Desde antes del show ya podíamos ver que estos gringos estaban locos del coco.

The-Hives-en-Lima-210.30 pm. The Hives aparece en escena vestidos con sus típicos trajes en blanco y negro y arrancan para hacer estallar al público con saltos y empujones. Inmediatamente resalta la enérgica actuación de Pelle Almqvist sobre el escenario, lanzando su micrófono por los aires y tirando patadas sobre los monitores. En eso dirige sus primeras palabras al público en castellano. Así es, el sueco se puso a hablar en castellano sin pudor alguno y se hizo entender.

Sin duda uno de los frontmans que quedará en la historia de los conciertos en Perú, además de uno de los más habladores. Y aunque no se le entendía todo a la perfección, el mensaje quedó más claro que el agua: ¡Ruido! ¡Ruido! ¡No hay silencio! El concierto de The Hives en Lima fue sin duda una de las descargas más potentes que hayamos visto en suelo nacional.

The-Hives-en-Lima-3

Si bien el local no estuvo repleto, los que lograron entrar fueron testigos de una explosión de energía al mejor estilo del rock n roll. Y aunque estos suecos vienen de tocar ante miles de personas, los conciertos en locales así de íntimos tienen una energía muy especial. Pues todos los presentes estaban ahí por una sola razón: The Hives.

Y eso se notó con la entrega del público local. Sino muchos recordarán el momento que se vivió con Hate to Say I Told You So. Los limeños, no conformes con el tremendo pogo y los vasos de cerveza volando por los aires, siguieron con el conocido riff de guitarra a toda voz: wo-oh uh oh-oh uh oh-oh uh oh-oh. El coro colmó el recinto y obligó a repetir aquella parte dos veces más para saciar las ansias de rock salvaje de los asistentes. Bastaba ver las caras de The Hives para saber que ellos mismos estaban sorprendidos del poder del público peruano, pues, aunque muchos no crean, también tenemos nuestro lado feroz.

The-Hives-en-Lima-4

The Hives se encontraba ante un público que estaba de igual a igual con la banda en nivel de salvajismo, así que decidieron ver hasta dónde podían llegar con los temas finales. La prueba llegó con Tick Tick Boom, en el que Almqvist pidió a todos que nos pongamos de rodillas, como tratando de domar una bestia salvaje. Y lo logró pues todo el primer piso del Scencia se pusó de rodillas a la espera del bombazo final.

No cabe duda que el primer concierto de The Hives quedará en la historia como un hito de brutalidad y desenfreno. Fue una de las bandas más entregadas así como uno de los públicos más entregados. Tanto así que a la salida un fan de la banda me comenta que ya los había visto en México y en el Lollapalooza 2013, pero que el nivel de descontrol vivido en el concierto de Lima superó largamente a las otras presentaciones.

Te dejamos  con el set list y el video de Hate to Say I Told You So (lamentablemente no grabaron la parte en la que repiten el coro 2 veces a pedido del público, algo nunca antes visto en Lima):

set-list-the-hives