Russian-Red-en-Lima-1Lima tuvo nuevamente uno de esos conciertos que hace unos años pensábamos imposibles. Y es que a veces montar exitosamente un show de una artista independiente que se mueve por el boca a boca es más difícil que un estadio con un artista consagrado que te asegura todo. Ayer, tuvimos nuevamente una muestra de que Lima está preparada para esos conciertos de artistas que llegaron a nosotros por recomendación de un amigo o navegando por Internet.

Russian Red llegó así, por fin, para encontrarse por primera vez con su público peruano. El año pasado había estado muy cerca en el Lollapalooza Chile, pero pasó sin subirse a un escenario de nuestro país. Ahora, miércoles 1 de octubre, teníamos a la española Lourdes sobre el escenario de la Discoteca Gótica. Pero antes de eso, la peruana Cristina Valentina se encargó de dar el marco perfecto con su increíble voz y acompañada de una guitarra y un contrabajo. Tras una corta presentación, con una sonrisa en el rostro la cantautora peruana dejó el escenario demostrando que es una de las revelaciones del año con su disco debut All I Know (2014).

Russian-Red-en-Lima-2Cuando Russian Red subió al escenario bastó una canción para saber el tamaño de concierto en el que estábamos. Una voz con una potencia impresionante pero que a la vez cantaba como susurrando muy delicadamente al oído. Esa era la marca de la cantante que teníamos al frente disfrutando de la noche con su guitarra Gretsch escarchada sobre el cuerpo.

Su música llevaba desde cálidas melodías hasta estridentes acordes que estallaban marcando su sonido con idas y venidas. El público respondía completamente satisfecho. Tanto que se mandaron con cánticos y gritos que empezaban a perturbar a Russian Red que respondía desconcertada pero feliz. Todo bien, menos con un fan de la primera fila que le pidió una canción hasta literalmente hartarla. A Lourdes solo le quedó pedirle disculpas y decirle que deje de pedirla porque no la iba a tocar, pero que le dedicaba la canción que seguía.

Russian-Red-en-Lima-3El concierto sirvió como pretexto para presentar su más reciente disco AgentCooper (2014), pero igual recorrió sus canciones más conocidas. Así tras satisfacer a todos, cerró su concierto cantando en español «All my Little Words» de The Magnetic Fields.

Escrito por Santiago Silva (@santiagosv90)

Esto fue lo que sucedió cuando cantó I Hate You But I Love You: