claudio valenzuela 5Claudio Valenzuela está nuevamente en Lima. Es que Perú es el país en el que mejor le va, obviamente después de Chile y México. No solo Lucybell es un concierto obligado que regresa años tras año con nuevos shows sino que como solista Claudio ha tocado en Trujillo, Arequipa, Cusco, Huancayo y La Oroya. Esta vez vuelve para presentarse como solista en Barranco y Santa Beatriz.

Más información sobre los concierto que dará Claudio Valenzuela en Lima aquí.

El día antes de la entrevista se jugó el clásico del Pacífico y Claudio no se lo perdió aunque prefiere no hablar de fútbol. En cambio nos cuenta que le encanta la comida peruana. “Ayer antes de venir a Lima me fui a comer peruano” nos comenta demostrando su relación con este país. Su regreso al Perú se planteó inicialmente junto a Lucybell como parte de la gira por los 20 años de su disco debut, Peces (1994). Sin embargo, tras confirmarse su participación en diciembre en el Vivo X El Rock se tuvo que replantear sus presentaciones en Lima.

Esta vez llega con Nocturnal (2014), su tercera entrega como solista que nos presentará en El Dragón de Barranco y en The Blood esta semana. Acá la conversación que tuvimos con Claudio Valenzuela este 14 de octubre en Lince:

Vienes bastante a Lima y con Lucybell siempre ofrecen show bien variados, desde su presentación como sexteto al aniversario de Sesión Futura. ¿Qué nos traes ahora?

Como solista es muy diferente que como Lucybell, con quienes solo he tocado en Lima. Como solista he tenido la suerte de tocar en cinco o seis ciudades diferentes. De hecho, cuando vengo acá me acompaño de Max Donagini, el baterista de Complices Eternos, que me acompaña hace un par de años. Así también voy a compartir con otros músicos en los próximos shows. Lucybell es una máquina muy grande de mover. Como solista me muevo solo a donde quiero. Es muy simple. Es lo mismo que hago en mi casa, donde grabo mis discos yo mismo. Como trío tienes que delegar, entregar y confiar en lo que está pasando. Es muy diferente trabajar en equipo que trabajar solo.

¿Cómo es tu formación en vivo como solista?

Yo junto a un baterista. Tengo máquinas suficientes con las cuales tiro señales para diferentes instrumentos. Es un sistema inventado por mí que es bastante extraño pero suena bastante bien.

¿Viajas con el baterista o suele ser alguien local del lugar donde estás yendo a tocar?

En Chile tengo músicos con los cuales toco: baterista, guitarrista y a veces con un bajista. Acá en Perú toco con Max. En México tengo otro baterista. En Ciudad Juárez hace un mes, antes de viajar con Lucybell, toqué con un baterista local también. Una vez fui a Guadalajara y toqué con tres bateristas diferentes en una noche (jajaja). Es muy interesante porque se aprende muchísimo. Compartir con otros músicos es entender otras texturas, otras sonoridades. Los temas nunca suenan igual y hay gente que eso le molesta. A mí me encanta. La ductilidad que tiene una canción se mueve en el tiempo. Tú puedes escuchar un disco ahora, escucharlo en la noche y quizás la misma canción te hará sentir cosas diferentes. Imagínate si ya la versión es diferente y hay otros músicos tocando. Esa magia de la música es algo que hay que aprovechar.

Además que una formación tan centrada a tu alrededor te permite llegar a lugares que una producción de tamaño de Lucybell no. Mencionabas otras ciudades del Perú donde has tocado. ¿Cómo te va en la altura?

No he tenido problema. He estado en Cusco tocando y una pastillita te ayuda. En México también hay altura. Viví en México.

¿Y en Huancayo y La Oroya? ¿Ahí sí te chocó la altitud?

Fíjate que no es tan terrible. Soy bastante carne de perro, como se dice en Chile, que es ser aguerrido. No me detienen muchas cosas. Yo avanzo. He aprendido en la vida que no te puedes justificar con peros para poder detenerte. Mucha gente necesita grandes estudios de miles de dólares con pre amplificadores carísimos para poder grabar el disco. Yo no creo que sea así. Tú puedes hacer un disco con esta botella. Se trata de cómo lo piensas.

Igual si recordamos discos como Peces (1994),  Viajar (1996) o Lucybell (1998), que se hicieron en una época de bonanza económica en la industria musical chilena. ¿Era realmente así? ¿Lo tenías todo disponible para grabar? ¿Piensas que puedes conseguir lo mismo desde tu estudio casero?

Yo tengo en mi casa un Pro Tools 10 en el cual puedo grabar 96 tracks y tener 25 efectos en cada uno de los canales. Eso es algo que cuando grabé Peces ni si quiera existía, te hablo de veinte años atrás. La gente todavía no entiende lo que puede tener en una casa. La calidad que puedes llegar a tener o puedes trabajar. Siempre van a decirte que hay algo mejor pero se puede hacer todo ahora en tu casa. Para grabar una batería necesitas dos o tres micrófonos, así grabaron los discos The Beatles. Se trata de qué hago con lo que tengo y eso es algo que en Latinoamérica lo tenemos muy claro. Acá arreglamos los autos con un alambre y no podemos perder eso.

Y sobre tu sonido en vivo, a veces tocas en lugares pequeños con tu show solista y otras con Lucybell en el Vive Latino ante cincuenta mil personas. En diciembre estarás en el Vivo X El Rock y esta semana en dos discotecas.

Cada escenario es diferente. A mí me encanta tocar en un lugar pequeño sin amplificación y cantar a capela. He hecho eso en Chile. Desde eso hasta tocar en un estadio. Ahora con Lucybell hemos hecho teatros y en discotecas. Los teatros tienen otro color, otra forma, la gente está sentada. En una discoteca la gente está bailando, está hot. No sé cuántos shows he dado en mi vida pero he aprendido que cada uno tiene su propia característica. Este jueves en El Dragón de Barranco y el sábado en The Blood van a ser los dos diferentes. En uno tengo muchos invitados y el otro es más mi show. De hecho tengo ensayos hoy hasta muy tarde con varios músicos diferentes. Mucha gente puede pensar que es cansador pero me encanta. Es lo que yo vengo a hacer. Vengo acá a trabajar y no otra cosa más que trabajar.

Claudio-Valenzuela-Peru-3

Eso es lo que llama la atención. Muchos artistas planean un show para una gira y lo repiten por un año. Tú en el lapso de un año nos has ofrecido en Perú diferentes shows. ¿Cómo planeas los shows teniendo tanta discografía con Lucybell y como solista?

Es intuición más allá de ningún pensamiento lógico. La lógica no funciona a veces. Funciona más seguir lo intuitivo. No sé por qué pero siento que esto es lo que hay que hacer. La verdad es súper complicado el pensar por qué. Me es más fácil disfrutar estos minutos de ocio que se están perdiendo estando todo el día conectados al celular. De repente apagar todo eso y sentarte a mirar el cielo. Los seres humanos hemos perdido un poco esa parte de escucharnos a nosotros mismos. Todas las grandes filosofías y los grandes libros se escribieron por gente que tuvo tiempo para poder pensar. No tenemos tiempo para pensar cuando estamos con una pantalla siempre prendida en la cara.

Los músicos que están de gira tienen las agendas ajustadas. Hay el mito de las estrellas de rock pero la gente no sabe que también se trabaja.

Es un trabajo muy fuerte. Yo trabajo todos los días en mi estudio cuando estoy en casa. Tengo cuatro proyectos paralelos. Además viajo y eso significa trabajar. Llegue hace unos minutos a Lima y aquí estoy haciendo entrevistas, luego almorzamos y seguimos con entrevistas toda la tarde. Imagina que luego ensayo hasta las dos de la mañana. Mucha gente piensa que esto es muy fácil.

Ir a la discoteca, tocar una hora y luego…

Irse a carretear. No, no, no. No es tan así. Para nada. Al menos mi caso porque me gusta entender qué está pasando, compartir con los músicos. Me interesa muchísimo aprender. Tengo 46 años y nunca voy a dejar de crecer. Para eso necesitas tiempo y no estar mirando el teléfono, sino observando a tu alrededor.

¿Entonces en esta semana que estarás en Lima te das espacios irte a caminar por ahí, disfrutar la ciudad?

A veces me doy el tiempo para eso. Para salir con Renato, el productor del concierto que me trae. Nos damos el tiempo para eso también. Obviamente para ir a comer rico acá (jajaja) Ustedes lo saben mejor que yo. No hay competencia ahí, nos ganan por goleada.