Si bien Gepe dará su primer concierto en Perú este 24 de septiembre del 2015, su relación con este país viene de mucho más atrás. En el 2006 participó de un copilado editado por el sello nacional Buh Records en el que se incluyó el tema “Tanguito” de Taller Dejao, la banda que tenía Daniel Riveros antes de hacerse conocido como Gepe. En el 2008 llegó Javiera Mena a dar su primer concierto en Lima y además a presentar el documental Al Unísono donde se narra sus inicios junto a Gepe en el under santiaguino.

Más información sobre el concierto que dará Gepe en Lima aquí. 

Su carrera fue creciendo paso a paso en los circuitos independientes que estuvieron atentos a Gepinto (2006), Hungría (2007) y Audiovisión (2008). Esta tercera placa contó con la colaboración de Jorge González y también inició la dupla con Cristian Heyne en la producción. Canciones como “Un día ayer” y “Por la ventana” demostraron su madurez en la canción pop. Pero un tema en particular resaltó por la evidente influencia andina: “Alfabeto“. Con esta se abrió un nuevo horizonte que trazó caminos por toda la cordillera.

GP (2012) fue su paso del under al mainstream. Este disco fue editado en el Perú a través de Mamacha Productions y trajo a Daniel a nuestro país para filmar con la productora nacional Pasaje 18 los videoclip de “Campos Magnéticos” y “Bomba Chaya“, este último rodado en el distrito limeño de Comas. Pero el momento cumbre vino en el 2014 cuando llegó al escenario del Festival de Viña del Mar. Ahí se hizo evidente que Gepe cruzó las fronteras del gueto indie y pudo llegar a un público más amplio.

Estilo libre (2015) continúa el camino trazado por su antecesor. Es un disco que se libera de prejuicios y abraza la música pop de la mano de otros ritmos como la bachata, el folklor andino, el rock y hasta el EDM. Su quinto álbum además cuenta con la colaboración de dos artistas nacionales: La Lá para el tema “Invierno” y Wendy Sulca en “Hambre“. Así que era obvio que su primer concierto en Perú no podía hacerse esperar más.

Daniel ha venido junto a un dj, una chica que toca guitarra, charango y piano, y sus dos bailarinas para acompañarlo en este primer encuentro con su público local. Acá la conversación que tuvimos con él la mañana del miércoles 23 de septiembre en el hotel de Miraflores donde se hospeda.

005-Gepe

¿Qué es lo que te interesó de Wendy Sulca para esta colaboración en el tema “Hambre”? ¿Por qué la llamaste?

Porque la conocí en Santiago de Chile y me cayó muy bien. Entramos en buena onda con respecto a la música que nos gustaba y también en lo extra musical.

Mucho del público joven que está en las redes digitales llegó a Wendy Sulca no tanto por el interés en su calidad artística sino porque la encontraban exótica. Dante de IKV calificó a Wendy junto a Delfín y La Tigresa como el nuevo surrealismo latino. ¿Qué opinas de que gente de otras tradiciones encuentre surreal el folklor popular andino?

Tiene algo de poesía lo que dijo. Somos todos un poco de mezclas de cosas. Illya Kuryaki también. Es verdad, lo de la Wendy tiene mucho que ver con la región de donde su familia es originaria y al mismo tiempo tiene esta cosa más fantasiosa y más de los dos miles, Internet y eso. Creo que Wendy habita todos esos mundos. Para mi tiene mucho talento y mucho de Internet también.

Igual no se puede negar de muchos latinos del sur como Chile y Argentina, o también de más al norte como México, se acercan al folklor popular de Wendy por burla. ¿Qué opinas de eso?

No sé si es tan burla. Lo surrealista quizás a uno le choca pero responde a una realidad. Yo sé que las canciones de “La tetita” y “Cerveza, cerveza” se las hizo su mamá con el alma. Uno también se puede burlar del black metal noruego pero porque no entiendes la realidad. Incluso no es que no entiendas la realidad, sino que no la quieres entender. Son distintos contextos que parecen ser muy chocantes y la Internet se da mucho para la burla. A mí desde el primer momento lo de la Wendy me pareció algo crudo, algo de verdad.

004-Gepe

En abril vino Javiera Mena y cuando la comparamos con tu carrera se refirió a ella misma como más ligada al under, a la contracultura y el movimiento gay (entrevista completa aquí). Si bien ambos nacieron del indie, hoy hay quienes te califican como pop comercial. ¿Qué opinas de esta categoría de pop comercial?

Está bien.

¿No la consideras despectiva?

No, en la música todo es posible. Son cagadas de canciones de tres minutos y puedes hacer lo que quieras dentro de eso. Puede haber verdad en canciones pop como “Humanos a Marte” de Chayanne o “Dark Horse” de Katy Perry. Todo puede ser bueno porque son canciones. Que digan que soy comercial y después digan que se parece al folklor de tal lugar me da lo mismo. Es correcto que digan que es pop comercial porque suena en la radio y el público no es under, por lo menos en Chile.

Lo decía porque el under también es una postura crítica ante el mercado de la música.

A mí me parece un desafío más grande ser del lado más pop que del lado under. El lado under, que puede ser el lado indie, es un lenguaje que no me parece interesante por ahora. Estoy buscando la canción como la canción. Estoy en camino de hacer canciones de las que diga que están bien… bueno, “Hambre” o “TKM” son como un tope de desarrollo de una canción lo más concreta y objetivamente posible, al menos para mí.

De hecho se nota que eres un artista muy desprejuiciado, citas desde el black metal hasta el reggaetón. Parece que encuentras belleza en todas las tradiciones musicales. ¿Consideras que hay música fea?

Sí, obvio. Hay música feísta.

¿Cuál sería el límite en el dirías “yo no colaboro con esto”?

GG Allin porque me da susto que se murió. El grindcore me parece un poco mucho pero no lo encuentro feo. Todas las posibilidades son posibles. ¿Qué otra cosa me parece fea? Odio a Tori Amos, no la soporto. Franz Ferdinand tampoco me gusta. Santana ahora no lo soporto. Pero son grupos en particular, no es un sonido. Son grupos que nunca me gustaron y nunca me gustarán.

002-Gepe

Esos juicios son muy particulares. ¿Encuentras escenas o movimientos musicales que no los consideres arte o valiosos?

Seguro que hay unos más valiosos que otros. El grindcore me parece agotador. Slayer es un poco básico, con todo el respeto dentro de mi ignorancia, pero me parece que Fantômas es un poco más allá. También me parece más extremo y oscuro Swans, o el principio de Swans, que el metal noruego. El disco en vivo de Sonic Youth que se llama Sonic Death me parece más oscuro o más extremo que muchas cosas.

Igual es muy subjetivo decir que te gusta el black metal pero Slayer no.

Es que estoy hablando de lo que a mí me parece más valioso. Esa es mi ética, la cosa súper personal. ¿Con quién no haría nada? Con Tori Amos, pero es una estupidez lo que estoy diciendo. Es que colaboro con quien conozco, me cae bien y admiro en cierta medida. Por ejemplo, a La Lá no la conozco personalmente pero su disco me encantó y canta hermoso y tuvimos buen feedback digital.

Muchos consideran que GP y ahora tu nuevo disco son el arquetipo de la fusión y lo latino. Sobre esto de “lo latino” pensaba en Pitbull. ¿Colaborarías con Pitbull?

Esa es buena pregunta. No.

¿Por qué?

Lo encuentro feo. No me gusta, es muy zorrón. ¿Entiendes el término zorrón?

No.

En Chile dicen zorrón como decir tramposo. No me gusta su estética, su vibra en el sentido más espiritual.

En ese sentido, mucha gente juzga a la música y el arte no solamente por la canción en sí misma sino también por el artista que está detrás. Seguramente hay quienes no encuentran en Pitbull a un artista honesto.

Capas que ama la música y todo pero no me veo participando con él.

Yo creo que a Pitbull le interesa vender y si pudiera hacer más plata vendiendo lavadoras, vendería lavadoras.

Es su rollo igual.

003-Gepe

En ese sentido de la honestidad….

Pitbull puede ser honesto también, no digo que no lo sea. No digo que tenga malas intenciones. Al final de todo es música, nada más. Puedes escucharla o no escucharla.

Claro pero hay quienes no piensan así. Como dices, es astuto y tramposo. Con este cambio tuyo, de ser un artista reconocido del indie a dar el paso al mainstream ¿crees que has puesto en juego tu lado honesto y el público que te consideraba honesto desde el indie?

Traicionero, quizás. Pero no. Yo hago lo que me da el corazón. No podría hacer cosas indie porque no me salen, las encuentro fome por ahora. Voy de la manera más honesta posible, que mi nuevo disco suene a Metallica o a rap, qué se yo. Es solo música al final. Tan fácil como eso. A no ser que sea algo dañino. No digo que Pitbull o Thalia sean dañinos, solo digo que no me parecen interesantes

Finalmente, estás en plena promoción de Estilo Libre pero imagino que ya estás haciendo nuevas canciones.

Sí.

¿Van a ser en esta veta de la fusión andina?

Por ahora yo creo que sí. Me gusta mucho Hijos de Lamas y la chicha peruana. Los Fabulosos Cadillacs me gustan muchísimo.

También eres un declarado fan de Juan Luis Guerra.

Sí, lo escuchaba mucho de chico pero ya no lo escucho tanto. Todo eso latino me gusta pero tampoco soy un investigador de nada. Escucho lo que me viene nomás.

Te dejamos con el video de la entrevista completa: