001-Nilton-DenverEl 2010 fue el año de la explosión del indie pop chileno. Gepe sacó Audiovisión, también salió el segundo disco de Javiera Mena y Alex Anwandter se aventuró como solista con Odisea. Ese mismo año el dúo Dënver publicó un ambicioso segundo disco bajo la producción del gurú del pop chileno: Cristian Heyne. Se tituló Música, gramática, gimnasia y fue el disco que los puso en el radar de toda Hispanoamérica.

Más información sobre el concierto de Dënver en Lima dando clic aquí.

De pronto, los mejores videoclips llegaban desde el vecino país del sur. “Luz de Piedra de Luna”, “Ciervos”, “Alfabeto”, “Casa Latina”, por nombrar algunos, se abrían paso por las redes sociales y los nuevos medios de difusión digital. Entre estos, Dënver destacó por “Lo que quieras” y en mayor medida por “Los adolescentes“, el cual hoy supera las 2 millones de vistas en YouTube.

Entre toda esta vorágine de indie chileno se dio el primer concierto de Dënver en Lima un 20 de agosto del 2011 en Barranco. Cuatro años más tarde, con una segunda “super producción indie” que se llamó Fuera de campo (2013) y un cuarto disco por salir muy pronto con el nombre de Sangre Cita, Milton Mahan y Mariana Montenegro volverán a la ciudad de Lima para reencontrarse con su público local.

Así que le hicimos una llamada a Milton para conversar y conocer más sobre su carrera musical. Acá la entrevista:

Milton, estoy viendo que eres compositor, productor, trabajas en la grabación y en la mezcla de Dënver.

Así es.

¿Has tenido una formación académica como ingeniero de sonido?

Estudie un par de años. No fue ingeniería, sino técnico en sonido, pero nunca terminé. También estudié un año arte, tampoco terminé. Si bien tengo estudios académicos formales, igual me siento un poco autodidacta. También he hecho un par de videoclips, pero metiéndome un poco de “patudo”, como decimos acá en Chile.

Es también parte del “hazlo tú mismo” el involucrarte en tantas áreas de Dënver.

Sí, como éramos un dúo teníamos que estar siempre viendo muchos aspectos. Estudié un parte de años sonido precisamente por esa forma de trabajo que teníamos y para apalear necesidades como plantear un show en vivo o producir un disco.

¿Qué otros trabajos tienes como productor?

He producido hartos discos. En general produzco acompañado de mi socio Pablo Muñoz. Con él tenemos un proyecto que se llama De Janeiros. Por ejemplo, produje lo último de Prehistöricos y en particular ese lo hice junto a Tomas Preuss, vocalista de Prehistöricos. Pero hay otros trabajos que los hice con Pablo, como el disco de Juan Pablo Abalo, los dos de Fakuta, el de Los Días Contados que salió hace poco, Samanta… no sé, esos son los que recuerdo ahora.

Volviendo a Dënver, vi un video de “Miedo a toparme contigo” como parte de una película llamada “Sed de Mar”. ¿Esas épocas eran los inicios de la banda?

Claro, eso debe ser 2007 o 2008. Esa no es una película propiamente como tal, es una especie de documental que hizo Bernardo Quesney, quien nos ha ayudado en otros videoclips. Él montó un par de imágenes, sin nuestra autorización, de unas vacaciones y lo mostró en un par de festivales.

¿Tú eres el que hace la versión acústica de “Domino Dancing” de los Pet Shop Boys?

No, esa es una versión de Gépe.

Hablando de los Pet Shop Boys, el dúo de Neil Tennant y Chris Lowe, ellos firman ambos los créditos de sus discos y no queda muy claro quién hace qué. Ustedes igualmente firman las canciones como compuestas por Milton y Mariana. ¿Cómo es el tema de la composición de las canciones en Dënver?

Con Mari somos socios al nivel mayor de composición, en cuanto a producción de eventos y en el estudio que tenemos. Nos gusta compartir en partes iguales los créditos. Ahora, yo soy el que en general compone como la primera parte pero después nos juntamos y terminamos el trabajo juntos, cada uno en el instrumento en el que tiene más experiencia.

Muchas personas interpretamos las canciones como biográficas, pensamos que quienes las cantan y las componen nos está hablando de sus vidas. Muchos fans imaginarán que sus canciones de amor son conversaciones entre tú y Mariana, más aun sabiendo que han sido pareja al inicio de la banda. ¿Cómo es su relación hoy en día?

Hay como una especie de hermandad. Con Mariana nos conocimos desde la época del colegio, somos muy cercanos con su familia y como vinimos de una ciudad pequeña como San Felipe, creo que eso nos hace ser más unidos. Eso claro que se refleja en la banda. En algunas canciones hemos querido explotar ese juego del dueto hombre y mujer, aunque sin caer tanto en los clichés, sin caer tanto en lo Pimpinela. Somos como una versión renovada de eso. No nos gusta tampoco que la gente piense que todo es en primera persona. Nos gusta evocar imágenes y de ahí que la gente cierre las historias con las suyas propias.

004-DenverCuando vinieron a Lima por primera vez, llegaron para presentar Música, gramática, gimnasia (2010). Este disco tiene teclados, pianos, cuerdas, bronces y coros. ¿Cómo fue hacer un disco así de desarrollado siendo una banda independiente?

Teníamos esta idea descabellada. Yo no soy músico, pero Mari tiene estudios más formales en la música y queríamos meter cuerdas y arreglos. Nos gusta mucho la música de los años setenta donde todo era un poco más épico. Estábamos también nosotros en busca de un sonido propio acá en Chile. Así nació esa idea que le presentamos Cristian Heyne, quien nos ayudó a desarrollar este plan que era bien ambicioso. Fuimos así aprendiendo en la grabación cómo llegar a estos resultados. Fue un disco de mucho aprendizaje.

El Fuera de campo (2013) viene a replicar lo que hicimos en Música, gramática, gimnasia, pero de alguna forma ya teníamos todo ese ensayo. A nivel de producción, a mí me gusta mucho más el Fuera de campo. Quizás tienes un disco mucho más controlado. Quizás hay gente que valora más la espontaneidad del Música, gramática, gimnasia. Eso ya depende del gusto de cada uno. Música, gramática, gimnasia fue un disco en el que probamos cosas, nos equivocamos y le chuntamos a algunas. En el Fuera de Campo ya íbamos con la experiencia del disco anterior y teníamos más claro cómo llegar a esos resultados.

¿Entonces el Fuera de campo fue una especie de regreso al “hazlo tú mismo” de sus inicios?

No, todo lo contrario. Fue casi como una super producción para ser del indie. Las cuerdas las fuimos a grabar a México con músicos muy expertos porque en Chile no quedamos contentos con el resultado de las cuerdas. En general, siento que a nivel de producción fue un disco donde pudimos invertir más, mucho más tiempo para producir y todo más claro. Trabajamos con un arreglista que era Juan Pablo Abalo.

Con este disco la imagen de Dénver se hizo más grandilocuente en los videos, en la estética, los vestuarios, en teñirte… ¿coincides en eso?

Sí, claro, era un disco que intentaba crear una fantasía pop. Había guiños a la música disco y cosas setenteras. Entonces entraba a preguntarnos qué hacer con la imagen. Siempre nos ha gustado mucho producir nuestros videos creando como pequeñas historias.

Y con “Los Vampiros”, el primer sencillo del próximo disco, es como si apuntarán a los himnos de discoteca.

Puede ser.

¿Ese será el corte en el nuevo disco?

No, en el disco nuevo volvimos como que a encerrarnos. Trabajaron muy poquitas personas en el disco y era un poco hacerlo con las máquinas que teníamos acá en el estudio. La idea era grabar la menor cantidad de cosas posibles, solo cosas que fueran sintetizadas o generar samples que luego procesáramos. Todo a un nivel mucho más de programación. Ese era el desafío que queríamos hacer y también tener una búsqueda. Queríamos sorprender con esto de experimentar un poco en las formas de cantar. Era nuestro cuarto disco y necesitábamos refrescarnos. Como te decía, los dos anteriores son discos que tienen mucha hermandad entre sí, entonces necesitábamos dar un paso completamente distinto.

¿Este disco va a salir a través de algún sello discográfico?

Todavía no lo tenemos claro. Lo más probable es que lo editemos nosotros mismos de manera independiente. Llevamos un tiempo trabajando así y nos ha funcionado bastante bien. Logramos tener bastante control sobre la venta de nuestros discos, vinilos, etc. Una pequeña empresa que controlamos entre yo, Mariana y un equipo que nos acompaña detrás.

¿Estás hablando de Precordillera?

Precordillera es del disco anterior, que sí era nuestro sello con un socio. Pero ya no estamos trabajando con él, así que probablemente ahora tenga otro nombre. Aun no lo sabemos, quizás sea como Denver Producciones, no lo sé. Estamos definiéndolo.

¿Entonces van a traer ediciones para la gente que los va a venir a ver en Lima?

Vamos a llevar, pero el disco nuevo no va a estar. Nos acaban de llegar un par de copias en cd del Música, gramática, gimnasia de la edición española, así que vamos a llevar de eso. Vinilos del Fuera de campo, cds también. Por ahí alguna sorpresita más de merch.