NTVGNo Te Va Gustar se formó a mediados de los noventa por unos adolescentes que soñaban con tener su banda de rock. Emiliano Brancciari, Mateo Moreno y Pablo Abdala, todos amigos del colegio, se iniciaron como un power trío sin imaginar que unos años más tarde se convertirían en la banda más representativa del nuevo sonido de su país.

Al trío se le fueron sumando más y más compañeros hasta llegar a un formato de orquesta con la que llegaron a su estilo distintivo de fusión entre rock y reggae con profundas raíces uruguayas. Es así como luego de varias visitas a nuestro país, este 2015 No Te Va Gustar regresó al Perú para presentar El tiempo otra vez avanza (2014), su último disco producido por Joe Blaney, una leyenda que ha trabajado con nombres de la talla de The Clash, B52s, Prince, Andrés Calamaro y Charly García.

Esta nueva placa explora una amplia gama de estilos que van desde el rock pesado y blues hasta la cumbia en una fiesta de colores que caracteriza la música de No Te Va Gustar. Así que aprovechando su reciente visita para poder conversar con Emiliano Brancciari y Gonzalo “Japo” Castex. Acá la conversación con ellos el viernes 2 de septiembre antes de su presentación en el Ciudad Rock:

Han tocado en Lima, Arequipa y Cusco. ¿Cómo es su relación con el Perú?

Emiliano: cada vez que tocamos la pasamos de primera. Nos parece que falta fluidez. Tenemos que venir más seguido. Cada vez que venimos es como si nos faltaría repetir con menos tiempo entre una vez y otra porque así se genera el boca a boca. Si te demoras en volver mucha gente te pierde el rastro. Tenemos que lograr venir más seguido como lo hacemos en otros lugares. Después la pasamos muy bien porque comemos muy bien acá. Eso es muy importante para nosotros.

¿Qué les gusta?

E: de todo.

Gonzalo: Yo ya me comí dos cebiches, así que imagínate.

E: La respuesta de la gente, así sea mucha o poca, siempre es buena. Lo que tenemos que intentar es no perdernos y tratar de venir lo más seguido posible. Quizás cuesta a veces encontrar la persona indicada que desarrolle el grupo acá.

Una fecha que recuerdo fue cuando compartieron escenario en el Estadio Nacional con The Wailers y Los Fabulosos Cadillacs. ¿Qué recogen de estas dos bandas?

E: son bandas que fueron de cabecera en algún momento de nuestras vidas.

G: son referencias muy importantes. Los Wailers los escuchamos de toda la vida y Los Cadillacs también, de adolescentes y desde siempre. En Uruguay se escuchó mucho Los Cadillacs.

E: Claro y rompieron un montón de barreras dentro del rock y fueron de las bandas más importantes de rock en español.

G: a veces se pierde un poco la referencia pero la verdad que tocar con ellos fue una cosa muy…

E: a los Wailers ya los habíamos conocido en Uruguay pero compartir escenario fue alucinante.

NTVG-2

¿Podrían mencionar algo en particular de estas bandas que se note en su música?

E: en nuestra música obviamente porque todo lo que nos gusta termina influenciándonos. Ya sobre discos de cabecera, yo el que más escuche fue El ritmo mundial de Los Cadillacs cuando era adolescente y me picaba el bichito de tocar algo. Y de los Wailers el Exodus es el que más me gusta a mí.

Hablando de sus sueños de adolescentes, ustedes han compartido escenario con Charly García y Fito Cabrera. ¿Cuáles han sido sus momentos de oro?

E: esos ni hablar pero después ya el hecho de estar tocando en lugares tan grandes es algo que no lo imaginas cuando empiezas a tocar. Tocar en ciudades que quizás de otra forma no hubiéramos llegado. Nos ha pasado un montón de veces decir “mirá dónde estamos gracias a la música”. Ahí piensa en cuando empezaste que lo único que querías era ir a ensayar y tocar con amigos. De eso a pasar a tocar a metros del Muro de Berlín o en La Habana y al poco tiempo en Nueva York.

G: también fue un proceso lento y largo. No es que nos pasó todo de golpe. Si bien es una alegría increíble todo lo que nos pasa, de a poco te vas adaptando también a esas cosas. Las ves como más de cerca. Si lo piensas desde afuera, es una locura todo lo que nos ha pasado pero como que va pasando todo muy de a poco.

Ustedes comenzaron como un power trío. ¿Qué queda de eso en su sonido actual?

E: se mantiene primero en los objetivos, que siempre son que nos guste lo que nosotros hacemos adentro de esas cuatro paredes que es la sala de ensayo. Sigue siendo el mismo espíritu de que cada uno pelee por la idea que le parece que es mejor para la canción y no es que dejamos pasar las cosas. Tratamos de que nos guste ahí que es el momento en que se decide lo que vas a salir a defender después. También cuidar la parte humana sigue siendo lo mismo de cuando éramos un trío, el respeto al trabajo y la puntualidad. Y después cuando estas colocado arriba del escenario tocando…

G: yo también creo en eso. Capaz que es difícil de reconocer, con el tiempo vas cambiando como vas creciendo. Creo que la esencia a la hora de tocar en vivo es de las mismas personas que vivimos la música con la misma fuerza.

E: si me preguntas a mí, prefiero un show como el que hicimos en La Noche de Barranco con 200 personas todos apretados a tocar en un festival gigante. Aunque a los efectos de promoción del grupo es mucho mejor tocar en un festival con gente que no te conoce y que a partir de ahí… está buenísimo eso pero si me preguntas qué prefiero, elijo tocar mil veces en un lugar chico con un show largo.

Muchos no somos muy conscientes de la música de Uruguay. ¿Por dónde podríamos comenzar? ¿Podrían recomendar discos fundamentales para iniciarse en la música uruguaya?

E: Mateo Solo Bien Se Lame (1972) de Eduardo Mateo, Mediocampo (1984) de Jaime Roos y Totem (1971) de Totem.

¿Y del under o bandas actuales?

E: Cuatro Pesos de Propina, La Triple Nelson, Once Tiros, Buenos Muchachos, Boomerang, Martino… La Vela Puerca y Cuarteto de Nos que ya los conocen.

Shares 263