El regreso de Christina Rosenvinge al Perú tardó menos de lo que esperábamos. Esta vez vuelve para presentarse en el festival Ciudad Rock junto a Andrés Calamaro, Iggy Pop y muchos más. La madrileña saldrá a las 4 pm al escenario del Estadio Monumental para demostrar su estrecha relación con el público local.

Aquí más información sobre el festival Ciudad Rock.

Fue en 1994 cuando Christina y Los Subterráneos llegaron al Perú por primera vez. Los éxitos de su disco debut ocupaban los primeros puestos en las radios locales convirtiéndola en una sensación juvenil, no solo en nuestro país sino en toda Hispanoamérica. Dos décadas después, “Tú por mí”, “Mil pedazos”, “Pulgas en el corazón”, “Voy en un coche” o “Alguien que cuide de mí” siguen sonando en la programación local demostrando que el paso del tiempo las ha convertido en verdaderos clásicos.

Pero la carrera de Christina Rosenvinge a tenido muchos giros desde entonces, desde su trilogía en Nueva York hasta su regreso triunfal al idioma castellano con sus tres últimas entregas. La más reciente de estas es Lo nuestro (2015), disco que la trajo el año pasado de vuelta a Lima para presentarlo en un concierto que la consagró como diosa indie.

Esta vez le tocará enfrentarse a un público más amplio y en un tiempo más reducido que tendrá que balancear entre sus grandes éxitos y sus temas más recientes. Así que le hicimos una llamada para conversar sobre su pasión por las letras y el idioma castellano, sobre sus nuevos temas, el show que nos traerá en esta ocasión y más.

Acá la conversación telefónica que tuvimos el pasado 20 de septiembre:

Estas a pocos días de acabar con la gira de tu disco Lo nuestro. ¿Qué te han dejado este disco a lo largo de estos dos años?

Para mí ha sido un reencuentro con una energía más eléctrica y más rock en el escenario. El disco anterior era más reflexivo y más intimista, entonces los conciertos eran de otro tipo, más centrados en las letras. Sin embargo, con Lo nuestros llevo una banda de rock y el concierto es muy energético. Ha sido estupendo porque es muy liberador tocar de esa manera. Ahora lo que estoy componiendo para el próximo disco también va en esta línea.

En tu concierto en Lima del 2015 vimos este lado más rockero. También vimos que no solo reversionas temas antiguos como “Mil pedazos” sino también otros más recientes como “La distancia adecuada”. ¿Qué te lleva a estar siempre cambiando los temas?

Cada vez que haces una banda tienes un equipo de músicos y parte del desafío es conseguir un sonido único en cada concierto. Jugar con las canciones es parte de la diversión. Coger una canción como “Mil pedazos”, que se grabó en un momento dado con una estética determinada, y traerla al 2016 requiere replantearse todos los arreglos. Es muy bonito ver como las buenas canciones resisten el paso del tiempo.

Discos como Que me parta un rayo, tu debut con Los Subterráneos, tienen canciones que siguen sonando en las radios luego de casi 25 años. ¿Qué crees que tuvieron esos temas para calar tanto en el público?

Esas canciones son realmente las primeras canciones que yo escribí sola. Después de estar escribiendo con otros, sobre todo con Álex de la Nuez en Alex y Christina, las canciones de Que me parta un rayo eran las primeras que yo escribí sola. Entonces tenían toda la furia y la frescura de una chica de 25 años. Eso es lo que yo creo que tienen esas canciones y por lo que han perdurado.

Desde Tu labio superior se habla de tu regreso triunfal al idioma castellano y se ha valorado mucho las letras de tus últimos tres discos. ¿Se podría pensar que no sientes el mismo orgullo de tus letras con Los Subterráneos?

No, en absoluto. De hecho he estado recopilando mis letras hace poco con la idea de ir juntando una publicación y me doy cuenta que el embrión está en todas las letras de Que me parta un rayo. Me parece que están muy bien escritas. No están precipitadas tampoco. Aunque fueran canciones más frescas, no se escribieron de un corrido. De hecho las letras de ese disco me gustan mucho. Hay algunas letras que las he escrito en medio de otros discos que sí que para mí no han resistido el paso del tiempo. Pero todo lo contrario. Cuando hice Tu labio superior de cierto modo lo que quería era recuperar la energía de ese primer disco.

Con Lo nuestro tocas temas sociales como la maternidad. También se te vio muy involucrada en el activismo ciclista. ¿Qué te motivo a aventurarte por los temas sociales?

Se hace un poco inevitable. Esta reflexión sobre la maternidad, que no solo es sobre la maternidad, en realidad también es sobre el auto sacrificio. “La tejedora” viene porque veo todavía muchas mujeres jóvenes renunciado a sus propios sueños y a su propio talento para ponerse al servicio de los demás. Creo que en conjunto la sociedad ganaría si el talento femenino estuviera igualmente reconocido como el masculino. Todavía hay un reparto de roles por los cuales los hombre están afuera en la escena pública y las mujeres en la escena privada dentro de los hogares. Nos conviene a todos que el reparto de los roles, los trabajos y los cuidados no se haga en torno al sexo con el que nace uno sino en torno a las capacidades y la inclinación de cada uno, que en realidad no depende del sexo.

002-christina-rosenvinge

¿También habrá otras denuncias sociales en tu próximo disco?

Siempre lo hay un poco en todos los discos. Aunque no sea de manera explícita pero yo creo que siempre está de alguna manera presente. No te diría que se denuncia claramente. Es una reflexión porque a mí tampoco me gusta la idea de convertir las canciones en acusaciones. Tienen que ir un poco más allá y ser una reflexión donde tú te incluyes también.

Se conoce mucho de tus colaboraciones, desde Nacho Vegas hasta temas con Jota de Los Planetas que nunca llegaron a concretarse. ¿Qué nuevas colaboraciones se vienen en el futuro?

Lo de Nacho salió en un momento determinado porque justo los de la revista Rockdelux tuvieron la idea. Pero es algo complicado de montar a ese nivel. Si surgen colaboraciones tienen que ser de manera orgánica. Ahora mismo mis colaboradores son los músicos con los que trabajo: Emilio Saiz, Juan Diego Gosálvez y David Ginzoun.

¿Vas a repetir la banda de Lo nuestro en este nuevo disco?

Sí, es la misma banda.

¿Qué tan listo está tu próximo disco?

Va muy bien. Tengo ya varias canciones. Me gusta escribir mucho y luego elegir. Todavía no las estoy enseñando. Me gusta también convivir con ellas y tocarlas en casa yo sola y grabarlas en pistas en el ordenador y hacer una idea y trabajar sobre esto mucho antes de empezar a mostrársela a los demás.

¿También se verá este acercamiento a la electrónica que vimos en Lo nuestro? ¿El sonido tendrá de sintetizadores y computadoras?

Hay casi nada de programación pero sí que usamos muchos sintetizadores. Fue una evolución lógica grabando en casa por pistas. También para la densidad y conseguir un sonido rock más agresivo el meter sintetizadores creo que han sido un acierto. Pero vamos, aun así hay una banda tocando todo el tiempo y no hay programación en las bases. Jugamos un poco con esto. También para tener la soltura de poder cambiar las cosas sobre la marcha.

003-christina-rosenvinge

Sé que vas a muchos conciertos. ¿Hay alguno reciente que te ha inspirado para tus próximos temas?

Últimamente, que me haya gustado mucho, vi a Tindersticks en Madrid. El concierto del Primavera Sound de PJ Harvey me gustó muchísimo también. Tengo muchas ganas de ver los otros conciertos del festival (Ciudad Rock). Ver a Calamaro o a Iggy Pop. El line up está muy bien.

Ya hablando del Ciudad Rock, ¿cómo será tu show tocando ante un estadio?

Está basado en temas del último disco y también en clásicos. He escogido las canciones que se pueden llevar a un sonido más de estadio.

Ayer entrevisté a La Mala Rodríguez, quien también se presentará en el Ciudad Rock. Hablamos del trap español y sus letras que no buscan ser de poetas ni de filósofos. ¿Estás enterada de esta escena?

Un poquito. No conozco tanto como lo conociera ella pero sí conozco algunas bandas como Pxxr Gvng y todo esto.

Siendo tan reconocida por el esfuerzo que pones en tus letras, ¿qué opinas de las letras de estos jóvenes?

Creo que cuando uno escribe una canción, aunque sea muy sencilla y parezca muy casual, nunca lo es. Quiero decir que siempre hay un trabajo detrás de calcular muy bien lo que vas a decir, la fonética, cómo lo dices y todo esto. Nunca es tan casual o tan dejado como puede parecer. Siempre hay una filosofía detrás, ya sea incluso de provocación o de desgano. A mí me parece muy interesante lo que están haciendo. Creo que lo fundamental es que el castellano es un idioma con mucha potencia y que mezclar las influencias de la música anglosajona con las raíces propias creo que es una música muchísimo más interesante que si te dedicas a copiar lo que hacen en otros países. Es fundamental cantarle a la gente en su idioma. Lo que nos une es el idioma y el idioma tiene una potencia que es todavía mayor que la música.

¿Qué música nueva de España te llama la atención o quisieras recomendarles a los peruanos?

A mí me gusta un disco que pasó en cierto modo desapercibido: La calma chicha de Tulsa. En ese disco creo que hay unas canciones buenísimas, sobre todo una que se llama “Oda al amor efímero”. Es la canción que más me ha gustado del pop español de los últimos tiempos.

Compartir 315