001-LibidoLibido sacudió la escena local desde su debut en 1998. Su primer disco, trabajado de forma independiente por la misma banda, incluyó éxitos como “Ojos de ángel”, “Como un perro”, “Libido” y “Sed”. Tras firmar con Sony Music, su segunda entrega titulada Hembra (2000) los consolidó como los máximos representantes del circuito mainstream y les dio su primer premio MTV.

Mira aquí todo sobre la presentación oficial del nuevo disco de Libido.

Con Pop*Porn (2003) lograron vender más de 50 mil copias y definirse como la banda de rock peruano más grande del momento. Sin embargo, en plena cúspide de su carrera, su baterista y compositor Jeffry Fischman decide alejarse de la banda. El cambio en la alineación resultó en Lo último que hablé ayer (2005), un disco en el que incursionan en influencias andinas y con el que logran conciertos masivos en distintas partes del Perú.

Si bien Libido pudo recuperarse de la salida de Jeffry y continuar con su quinto álbum, Un nuevo día (2009),  la ruptura con Toño Jáuregui en el 2013 y las siguientes peleas que se armaron parecieron agotar la inercia con la que la banda se mantuvo en esos años. Pero Salim Vera y Manolo Hidalgo se han juntado con sangre jóven y han decidido sacar un nuevo disco.

Se trata de Amar o Matar (2016), seis canciones en las que Libido busca reinventarse y acercarse a las tendencias actuales. Acá la entrevista que tuvimos con Salim y Manolo previa a la presentación oficial de su sexta entrega:

Amar o Matar ha sido grabado en Lima, cosa que no hacían desde su disco debut.

Salim: Sí, efectivamente. No nos habíamos fijado en eso. Este vendría a ser el segundo álbum de estudio grabado en Lima.

¿Creen que grabarlo en Lima haya influido de alguna manera a Amar o Matar?

Manolo: ha habido un renacer ahí.

S: es que ahora ha mejorado todo el campo de tecnología para grabar. Ha cambiado todo desde esa época del año 1998. Ahora te puedes armar un home studio bravazo y puedes grabar un buen disco.

¿Cuánto se demoraron en hacer estas seis canciones?

S: fueron dos años entre componer e ir creando desde la primera maqueta.

¿Esas maquetas las comenzaron en sus casas o las trabajaron desde un inicio en el estudio de Lucho Benzaquen?

S: no, desde nuestras casas, cada uno por su lado hacia sus cosas. Es que no solo hemos trabajo esas tres canciones.

Finalmente resultaron en tres canciones de Salim y tres de Manolo.

M: Salim tiene coautoría en los tres temas con José Jara.

¿Es el disco de menor presupuesto que ha tenido Libido?

S: no ha sido tan menor necesariamente.

M: el de menor presupuesto fue el primer.

Pero el primero lo llevaron a mezclar a Texas.

S: sí pero igual este no ha sido tan barato. Incluso puedo decirte que lo más caro ha sido la mezcla.

002-Libido

Hablando de la mezcla, el encargado de ese trabajo fue Phil Vinall, hoy conocido por su trabajo como productor de Zoé. ¿Por qué eligieron a Phil Vinall?

S: porque es un top en la mezcla.

M: escuchamos lo que hizo con Zoé, Placebo y Pulp. Aparte de hacer la mezcla, él pone mucho de su parte, detalles que casi no te das cuenta pero que le dan algo distinto a la canción.

Phil Vinall es más conocido como productor. ¿Cómo aporto desde la mezcla?

M: la suerte fue que como mezclador le sigue naciendo el tema de productor. Por ahí salieron cosas pequeñas pero que sirvieron. Por ejemplo, con las camas de un teclado de la canción “Llévame” duplico algo, lo entrecortó y le hizo una secuencia que le dio más movimiento a la canción.

Cuéntenme de Lucho Benzaquen, el productor de Amar o Matar. Salim ya venías de producir con él a Riviere y también tuvieron el proyecto Royalvalet. ¿Cuál ha sido su aporte en esta nueva etapa de Libido?

S: Lucho se ha convertido prácticamente en un productor, además de ser un buen guitarrista y un compositor creativo. Él ama lo que hace. Eso es importante para nosotros. Vinimos trabajando con Rafo de la Lama varios discos y fue una cuestión mía el querer trabajar este disco con otro productor. Queríamos probar algo diferente con sangre nueva, otra mentalidad y otra forma de ver la música.

Hablando de la sangre nueva, la canción “Llévame” se influencia de un estilo más reciente que algunos califican como dance rock. ¿Cómo llegaron a estas tendencias más actuales?

S: eso es más de Manolo.

M: todo el disco nos ha dejado satisfechos porque tiene un sonido fresco, no solo en la composición sino también en la parte musical de los arreglos. Esta canción “Llévame” tiene de dance rock.

También le dicen indie.

M: tiene una guitarra bien indie de inicio hasta el final.

S: a mí me encanta el dance, me encanta bailar.

¿Qué han estado escuchando?

S: mucho indie, mucho hipster, mucho dance.

¿Cuáles bandas?

S: es que no te puedes grabar los nombres, al menos yo no recuerdo el nombre de las bandas.

M: tampoco soy de memorizarme las bandas pero sí me gusta la música. Una banda que me gusta es Death Cab For Cutie y lo que hacen con las guitarras.

S: lo último de Johnny Marr también te gusta.

M: Johnny Marr me influenció para “Llévame”, por ejemplo.

Hablando de los desafíos que tiene Libido en el 2016 con este nuevo disco, es un contexto en que ya no se venden cds pero, por otro lado, tenemos festivales masivos como el Vivo X El Rock. ¿Sienten en los últimos años los grandes festivales los han expuesto a un público más amplio?

S: sí, desde hace años venimos tocando para bastante gente. El Vivo X El Rock pasado fueron 60 mil personas y el antepasado fueron 50 mil personas en el Estadio Nacional. A veces tocamos para 5 mil, 7 mil o 10 mil personas. Con un festival de tres o cuatro bandas pueden ir 15 mil personas. En Cajamarca la vez pasada había 10 mil personas.

M: Libido tuvo una etapa muy fuerte entre el 2002 y el 2003, desde entonces fue disminuyendo el público. Lo más grande que hemos hecho fue cuando lanzamos el disco Lo último que hablé ayer. Hicimos conciertos gratuitos en Cusco, Arequipa y en el Campo de Marte con 40 mil personas. Esos fueron los más masivos que hemos hecho pero ahora con Vivo X El Rock hemos llegado a 60 mil personas.

003-Libido

Ahora que reciben influencias más dance y sabiendo que ustedes son los dos últimos miembros fundadores, ¿se animarían a experimentar con formatos en vivo más alejados de un cuarteto al estilo de The Beatles y usar más las secuencias?

M: la verdad es que en cada disco hemos renovado algo y en este disco hay más cosas, más ambientes, es más rico en sonidos. Son sonidos que no solamente hemos hecho con guitarras sino también con teclados y efectos. La misma mezcla ha creado efectos interesantes. Si has ido al concierto de Coldplay, la mitad de lo que sonaba eran pistas.

S: en Tame Impala más del 70% de lo que sonaba era atmósferas.

M: lo que no logramos hacer con las guitarras, lo hacemos con las pistas porque le da un ambiente especial a la canción.

S: las guitarras son necesarias, siempre van a estar. La comparación con The Beatles no la siento tanto, no creo que The Beatles sea un formato de rock. Nosotros estamos abiertos a poner secuencias, atmosferas de teclados, arreglos de violines y cuartetos.

¿Incluso a salir solo ustedes dos al escenario apoyándose de máquinas y tecnología?

S: eso va a estar bien difícil. Incluso hasta para salir yo solo es recontra difícil (jajaja).

M: hemos hecho algo los dos solos en formatos más íntimos de guitarras acústicas pero no con otro sonido.

*Fotos por Fabio D. Miranda

Compartir 671