002-MarinerosMarineros pertenece a una nueva generación de indie chileno. El dúo formado por Constanza Espina y Soledad Puentes se conoció en la primera edición de Lollapalooza Chile y al poco tiempo estaban haciendo música juntas. Un demo de “Espero”, su primer tema, llegó a manos de Javiera Mena, quien las contactó con su productor Cristián Heyne para trabajar en su disco debut: O Marineros (2015).

Compra aquí tus entradas para ver a Marineros en Lima.

Su pop de amor y existencialismo les ha valido el título de promesa en el indie chileno. A pesar del prestigio que se ha ganado la escena chilena en los últimos años, ellas prefieren alejarse de las etiquetas que puedan encasillarlas. Marineros es una escena en sí misma, un mundo de introspección que nos vuelve a sorprender con “Torbellino”, su último sencillo que da nombre a su gira con la que vienen recorriendo Chile, México, Estados Unidos y Perú.

Acá la conversación con Constanza (Cer) y Soledad (S):

¿A qué edad llega el internet a sus casas?

Cer: yo tuve internet en mi casa recién a los 19. Antes iba a los cibercafés, iba cinco a diez horas y me gasta todo mi dinero en eso.

S: creo por los 2000 llegó a mi casa el internet porque me acuerdo que en el 2002 empecé a bajarme música. Pero era difícil. No existía YouTube o Soundcloud. No era tan fácil enterarse de qué bandas estaban.

¿Qué usaban para descargar música?

S: Usaba Audiogalaxy.

Cer: Kazaa y Ares. Empecé en los cibercafés a bajar música y me hacía cds con 20 canciones o las que entraran.

S: Soulseek también, aunque me gustaba Audiogalaxy porque siento que tenía un filtro más preciso. Bajaba una canción y te referenciaba a otras bandas más. Ahí descubrí mucha música. Lo que hacía era comprar revistas como Rockdelux y NME, que llegaban al Instituto Británico de Cultura, y de ahí anotaba bandas.

¿Qué bandas escuchaban en esos años?

Cer: es un cliché pero Nirvana, por las letras. Jeff Buckley también me influyó mucho en la forma de cantar o escribir. En ese tiempo una prima mía tenía un novio que me pasaba cds de música y ahí conocí a Wilco. Y nunca dejé de escuchar a las Spice Girls, son hasta el día de hoy una gran influencia.

S: yo escuchaba hartas bandas en inglés: Cocteau Twins, The Cure, Placebo, Sonic Youth, PJ Harvey, Radiohead, Mogwai.

Cer: eras bien rockera.

S: y de Chile me gustaba Shogun, Game Over, Luna in Caelo… era súper dark (jajaja).

¿Había relación con la escena indie de Chile?

Cer: yo no.

S: para mí sí pero cosas muy locales de Concepción. Como vivía a 6 horas de Santiago, era una escena muy indie y muy pequeña pero que tenía muy poca relación con Santiago.

Cer: pero igual era una escena que se movía mucho. Soledad tocaba en una banda y hacían fechas.

S: por ejemplo, El Otro Yo fue a Concepción a tocar y mi banda los teloneó.

¿Cómo se llamaba tu banda?

S: se llamaba Formatos breves, de cuando yo tenía 17 años. A la Rosario Bléfari también la iba a ver.

Hablando de cuando se conocieron en el Lollapalooza Chile 2011. ¿Recuerdas qué bandas vieron?

Cer: nos conocimos en la entrada así que después ya no nos vimos más. Todavía no nos conocimos tanto como para andar de un lado para otro. Yo no tenía tanta cultura de festivales porque en Chile este fue el primer festival grande y yo no era muy asidua a conciertos, así que vi a pocas bandas. Recuerdo que vi a The National, esa era la banda que yo quería ver y coreara todas las canciones.

¿Y más temprano?

Cer: llegué para ver a Cypress Hill. Me acuerdo verlos a todos cantando y saltando. Meterme en esa onda fue muy bueno. El segundo día fui a ver a Kanye West. Esos dos fueron los que más me marcaron. En cambio Soledad vio a todos, ella tiene más cultura de conciertos.

S: yo vi a Astro, Dënver, Anita Tijoux, Bomba Estereo, Datarock, Empire of the Sun, Deftones y a Fatboy Slim. El segundo día vi a Javiera Mena, Toy Selectah, Devendra Banhart. A Cat Power no pude entrar.

Cer: yo también vi a Devendra y me quería quedar a Cat Power pero lo mismo.

S: sí, mucha pena y me fui a ver a Fischerspooner, Boys Noize y después vi a Kanye West.

001-Marineros

¿Veían el concierto como espectadores o ya estaban pensando en cómo sería estar sobre el escenario?

S: no, de espectador, disfrutando.

Cer: disfrutando la música y la experiencia de estar en un festival de ese tamaño.

S: además fue una semana después de que yo me titulé en la carrera de Arquitectura, así que fue como un regalo y me vine a Santiago al Lollapalooza.

Ahora vienen de México de tocar en un festival de esta talla como es el Marvin y se han quedado cuatro meses allá. ¿Cómo fue la experiencia de migrar a México?

S: súper bueno y súper intenso. Musicalmente todo lo que pasa en México es más activo que lo que pasa en Chile. Hay más intercambio, más bandas que llegan. Es el punto neurálgico del hemisferio norte en habla hispana. La distancia que hay hace que la música chilena no pueda crecer más. Ya es grande porque todos los países ya están atentos a la música chilena.

Cer: el techo en Chile está muy abajo todavía pero es que es muy difícil porque es muy lejos.

S: igual están pasando muchas cosas en Perú, Colombia, Ecuador, todos lados. Pero México es una industria muy grande. Además que el público es muy receptivo. Hay una cultura de ir siempre a conciertos, independientemente de si conocen a la banda o no, van siempre igual. Compran discos, vinilos. Es algo muy bonito.

Vi que la película favorita de Cer es “Lost in translation”. ¿Algo parecido habrán sentido al llegar a un país nuevo como México?

Cer: los mexicanos tienen mucha pasión y a mí me encantó. Ciudad de México es como una bestia hermosa que no duerme. Tiene una energía en cada rincón, en cada calle que sí, obviamente nos ha influenciado y nos tiene queriendo más.

S: es algo que viene de bien abajo.

Cer: y de bien atrás. De tiempos y una raíz muy ancestral.

S: esa fuerza está muy latente.

¿Han compuesto canciones en México?

S: digamos que sí.

Cer: en la cabeza y ahora hay que llegar al home studio a bajar todo lo que tenemos en la cabeza, todo lo que nos pasó. Pero claro, están en la cabeza todas esas canciones. Son muchas, yo creo.

¿Tiene idea de por dónde irá en sonido de esas canciones?

S: hace poco menos de un mes lanzamos un single nuevo, “Torbellino”. Fue un adelanto de todo lo que se venía. Pienso que las cosas que dicen esa canción es todo lo que hemos vivido en la gira. Más que solo México es la sensación de todo el recorrido que hicimos.

Cer: fue como una visión de lo que se venía. Nuestros horizontes se expandieron de una manera muy potente en este viaje. Estar de viaje hace que las cosas vayan más rápido. Uno va teniendo muchas experiencias tras experiencias, más que cuando uno está en su casa tranquilo.

003-Marineros

En cuanto a lo musical, los arreglos y efectos en la forma de cantar en “Torbellino” lo distingue del sonido de su disco debut. ¿Se podría decir que el nuevo sonido es más pop?

S: es difícil hacer una definición de estilos musicales. Claro, tiene muchas referencias a la música pop o a cosas minimalistas, de hacer que esta canción sea de abstraerse más. Es bastante minimal. Tiene una potencia en su fidelidad y con hartos sub bajos.

Cer: para unos buenos parlantes o unos buenos audífonos.

Vi un video en vivo de la gira Torbellino en el que se parecía mucha presencia de bajo electrónicos.

S: sí, es una exploración nueva esto que la música está sonando cada vez más fiel. Hay más tecnología para que la música llegue y penetre en tu cerebro.

Cer: ha hecho que se meta más en el cuerpo.

Finalmente, ¿por qué se visten de negro?

Cer: para vernos más flacas (jajaja). ¿Por qué será que me visto de negro? Como Johnny Cash, por todos los que están en la cárcel (jajaja). No, mentira. Me visto de negro porque me gusta estar de un color. También me gusta el blanco pero me gusta más el negro.

S: lo conversamos cuando pensábamos en cómo presentarnos en vivo. A mí me gusta el negro porque es neutral y como ya todo está siempre lleno de colores y de muchos matices, el negro neutraliza eso y hace que tú desaparezcas un poco. Eso me pasa a mí con el negro. Como que estando de negro eres un vacío y la música es lo que suena.