001-Nicolas-del-CastilloEste viernes 20 de mayo es la presentación en vivo de Piratas Resilientes Del Inframundo (2016), la tercera entrega de Millones de Colores. Para celebrar se han juntado con Adictos al Bidet, Buh, Cecimonster Vs Donka, Procrastinación 1 Yo 0, Mundaka, Cocaína y Garabato.

Aquí más información sobre el concierto presentación del disco.

Hablamos con Nicolás del Castillo, voz y guitarra de Millones de Colores, para que nos cuente más detalles sobre los 8 minutos y 41 segundos que conforman las cinco canciones de su nueva entrega. Según nos cuenta, este EP se aleja del sonido de sus dos antecesores y se acerca más al rock. “Todos ya estamos escuchando otra música” dice cuando se le pregunta sobre su raíz post-hardcore.

Acá les dejamos la conversación sobre Piratas Resilientes Del Inframundo:

¿De cuándo son las canciones de Piratas Resilientes Del Inframundo?

Esto tiene mucho que ver con el proceso creativo. La primera canción “MDC Vs El Fuego” la compuso Fernando a fines del 2013 o en algún momento del 2014. La otra de Fernando, “Artículos Sobre Volcanes”, también es de esa época. Él compone sus canciones de un porrazo. Sobre las otras tres que son mías, por ejemplo, la música de “Diagnóstico” la hice o antes de que empiece Millones de Colores o después de que Grisho se haya separado. La música es viejísima, debe ser del 2009 o 2010. La letra no la escribí hasta el 2013, después de nuestra visita a Arequipa. Siempre hablamos de que ese viaje marcó las letras del disco porque fue una súper experiencia. La guitarra y el punteo de “Al Océano” también es de misma época que “Diagnóstico” y recién tuvo letra en el 2014. “Dos mundos” fue la primera canción que hice primero la letra y la melodía y luego saqué los acordes; esa también salió luego del 2013.

¿Por qué Arequipa marcó las letras del disco?

Por la impresión de Arequipa como ciudad hermosa o paraíso y porque me hizo repensar mi situación emocional en ese entonces. “Diagnóstico” es sobre la mañana siguiente al concierto. El coro de “Dos mundos” se me ocurrió en el avión de vuelta.

¿Primaveriza también tuvo canciones viejas o fueron composiciones nuevas?

En Primaveriza todo era más o menos reciente. Aunque también es raro porque recuerdo que la música de Primaveriza la hice en segundo ciclo de la universidad y eso fue 2009 o 2010. El disco salió en el 2012 pero se grabó en el 2011. “Millones cientos diez” se compuso de un porrazo. Fernando compuso su otra canción, “Creo que uno de mis sentidos no funciona”, también de un porrazo. Todas de ese EP salieron de una. En ese sentido, las composiciones de Primaveriza son más recientes a la fecha que se publicó.

¿Entonces tú eres de retomar composiciones viejas al momento de hacer canciones?

Por lo general, me siento con mi guitarra a tocar hasta que me salen riffs, arreglos, coros, cambios, cosas así. Luego las letras y melodías se me ocurren cuando no estoy con la guitarra. También cuando estoy en la calle o el micro se me ocurren ideas y trato de grabarlas como pueda. De hecho siempre estoy escuchando de nuevo mis ideas y voy reciclando de ahí. Creo que a la mayoría de gente se le ocurre una idea y se obliga a terminar la canción. Pero de repente no son lo mejor con lo que podrías complementar esa idea. A veces toma un huevo de tiempo y sé que mi método no es el más productivo pero cuando termino la canción finalmente siento que son lo mejor que podría haber sido. Por ejemplo, “Al Océano” es la que más tiempo me ha demorado. Hace poco se me calló mi laptop y se murió con todas las ideas que tenía del 2014 en adelante. Luego se me murió mi disco externo en el que tenía todo del 2014 para atrás. O sea, ahorita estoy componiendo de cero otra vez.

Con el split mucha gente vio a Millones de Colores como tú proyecto pero desde el Primaveriza Fernando comienza a componer.

Lo que pasa es que la banda comenzó como un trío. Luego empecé a componer a dos guitarras. Fernando tenía un proyecto y quería formarlo con Mula pero, como yo no quería que Mula le de su tiempo a otros proyectos, le dije a Fernando que se una. Ninguna de las canciones de ese proyecto se tocó pero luego empezó a componer para Millones de Colores.

¿Cuál es el estilo de Millones de Colores? ¿Te sientes cómodo con la categoría de post-hardcore?

Tengo un roche con los géneros. No me fastidia cuando la gente usa géneros para describir la música. Pero cuando me preguntan cómo suena tu banda y digo post-hardcore o emo o math o cualquiera de las cosas que la gente dice que Millones es, siento que no estoy ayudando a describir lo que realmente es. Algunas siento que son simplemente punk melódico con guitarras un poco más afiladas. Hay otras que sí tiene algo de matemático. Otras de repente algo más de indie. El estilo de Millones hasta Primaveriza es ebulliciente: canciones rápidas, intensas y siempre tratando que no le sobre o falte nada. Pero a partir de este EP y las que venimos componiendo son canciones más largas. Creo que es cuestión de los arreglos, las guitarras, lo que diferencia a Millones de otras bandas. También las letras y la forma de composición que no es típica. Nunca hemos sido una banda de verso-coro-verso.

¿Esta tercera entrega marca un momento más serio para Millones de Colores?

Más serio como banda, no. Siempre nos lo hemos tomado con la misma importancia que amerita, pero sí este EP coincide con dos cosas. Uno, que musicalmente todos estamos madurando; si te das cuenta, es el que más se aleja del Millones más punk y rabioso; ya no hay gritos ni tanta distorsión en la guitarra. También es el más variado, “Artículos sobre volcanes”, que es la canción más achorada que tiene Millones de Colores. A mí me encanta “MDC Vs El Fuego” porque es una canción bien rockera. Pero me estoy desviando, ¿cuál era tu pregunta?

002-Nicolas-del-Castillo

Sobre si se están alejando del sonido post-hardcore asociado a la adolescencia y acercando más al rock serio.

Para responder de manera concreta, todos ya estamos escuchando otra música. Creo que Fernando y Mula son los que más permanecen todavía escuchando post-hardcore o punk melódico. Yo tuve una etapa en la que estuve muy metido en todo eso, que fue del 2009 hasta el 2012. Luego me salí por completo, me pegué con Grateful Dead, la psicodelia y volví a repasar el rock clásico. Ahora estoy escuchando Spinetta. Coincide con el hecho de que maduramos musicalmente, con mayor atención al detalle y grabando con mejor sonido. Pero también las influencias ya son otras. Supongo que es un cliché la idea de que, con forme creces y maduras, también te vas ablandado o profundizando pero sí ocurre. La bulla no te dura para siempre pero igual no tienes que abandonarlo por completo, hay un montón por seguir explorando.

Finalmente, ¿sientes que Plug-plug fue el inicio del sonido posthardcore y math rock que tomó Millones de Colores y que ahora también recogen bandas como las de LaFlor Records?

A mí me parece que sí, todo empieza con Plug-plug. Pero no empieza con Plug-plug por una cuestión de sonido. Es decir, no es que el sonido de Plug-plug hizo que las bandas empiecen a tocar así o buscar esos sonidos o tocar esos géneros. Lo que yo creo que ocurrió es que Garzo tenía un montón de credibilidad por Metamorphosis. Hay gente que sigue bandas pero Garzo es uno de esos músicos que la gente lo sigue a él. Es un ícono. Entonces cuando saca Plug-plug, la gente lo escucha porque saben quién es y creen en él. Si cualquier otra banda de gente nueva hubiera salido tocando algo como Plug-plug de repente hubiera demorado más en que la gente lo asimile. Plug-plug escueleó a la gente. Las guitarras no tenían distorsión, no era todo quintas, había canciones instrumentales, todo era mucho más variado. Plug-Plug armó una cancha sobre la cual bandas como Millones de Colores y Buh pudimos hacer algo. Sin Plug-plug nadie nos hubiera parado pelota. Hicieron que la gente abra sus oídos a cosas nuevas.

*Fotos por Mireya M. Denegri